Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 17 DE JUNIO DE 1930, E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. ai. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E S E V I L L A Sevilla al día. Real Academia Sevillana de Buenas Letras: R e c e p c i ó n del doctor Blázquez Bores. E n honor de don Joaquín Hazañas. Informaciones municipales, de la Diputación provincial y del Gobierno civil. Varios sucesos. Noticias e informaciones diversas. Sevilla al día Qué, ¿n o queríais buen tiempo? Pues, ¡a h í l o tenéis! Es el mismo que todos disfrutaremos, in crescendo, hasta septiembre; pues las nubes, enfadadas por las cosas malas que de ellas hemos dicho, no querrán poner antes de aquella fecha ni toldo al sol ni humedad en la tierra. Comience, pues, la fritura variada y paulatina. Los cjías del domingo y el lunes no estuvieron faltos ni de ardor ni de actualidades. ¿Vamos a comenzar por lo que va a acabarse la Exposición? ¡Vamos allá! Pues allí ha habido, desde la última que tuvimos el honor de escribiros, unos fuegos artificiales que quitaban el sentido... acústico: el comienzo de las Semanas ele Marruecos y Colonias y de Méjico- -aquélla con banquete oficial, película africanista y bailes de la sociedad negra y de la sociedad- dorada- ésta con proclamación preliminar, recepción cortés- -reminiscencia de H e r n á n- -d e los intelectuales atraídos por l a septipartita solemnidad- -que promete ser muy brillante- y películas y canciones y poesías del país- -que son un poco nuestras- teniendo todo, como sede insigne, el bello pabellón de la República fautora de tan sugestivo programa; también hubo un concierto popular ofrecido en la plaza de la Virgen de los Reyes, por los Coros Montañeses, que ya eran populares y queridos antes de esa gustosa audición. Sin volver todavía- -que allí se está muy bien- -de los floridos dominios del Certamen, anotaremos la reunión celebrada en el pabellón castellanoleonés, donde quedó basada la casa regional, nacida bajo los buenos auspicios de gran número de afiliados y del. calor acogedor que Sevilla les prestará. Por último, por la Exposición anduvo el lunes el príncipe de Asturias- -llegado por la mañana- -que, a cambio de 1 a complacencia con que admiró todo aquello, recibió el gesto de simpatía unánime de cuantos le vieron. E n la Universidad quedó perpetuado en piedra el nombre ilustre de D Joaquín H a zañas, que ha consumado la de dejar a los demás los preciosos libros de su alma, ya que están llenos su corazón y su mente t. aclarecida. ¡De muchas hazañas así, algunos H a z a ñ a s resultarían! Metidos de hoz- -no puede a ñ a d i r s e y de eos, pues se trata de las regiones serenas del intelecto- -en materia cultural, diremos que el sapiente doctor Blázquez Bores fué recibido en la Academia de Buenas L e tras, en cuyos umbrales halló la bienvenida cordial de D Carlos García Oviedo. Y ahora... cultura física. ¡A l campo, don Ñuño, v o y! Y ese campo es el del B e tis Balompié, vencedor, en un torneo que, aunque amistoso, estuvo limpio de malos modos, de un equipo levantino. N i los j u gadores ni el público se mostraron levantiscos. De la fiesta nacional, nada; es decir: sí... U n niño de otro tiempo que, ¡jugando al toro! se hirió con una banderilla. ¡O h niño sevillano y castizo, que ya no puedes formar grey... S i el cronista le conociera; le regalaría una bella cornamenta, estrechita d é cuna, para que pudiera ceñirse cuanto quisiera en su anacrónica simulación de gallardía muerta hoy... Regresó de Madrid el general Cavalcanti, y llegó y se fué, en rápida excursión exposicionista, el Sr. Cierva. Sucesos: el siempre previsto atropello de automóvil. el no tan esperado de tranvía. E n los centros oficiales, pocas noticias de interés, en cuyo resumen no nos detendremos porque e l redactor jefe va a darnos el primer aviso... -Simplicísimo. Real Academia Sevillana de Buenas Letras Recepción del d o c t o r Blázquez Bores E l pasado domingo leyó su discurso de ingreso en la. Real Academia Sevillana de Buenas Letras el académico electo D F r a n cisco Blázque, Bores; médico eminente, que ha cultivado la literatura con fortuna. E l acto tuvo lugar en la Universidad Literaria presidiendo el cardenal Ilundain, de fluido del nuevo académico, y corroboración de la justicia de su elección: Y es la figura humana, la r: isma que promueve y ocupa los desvelos de la M e d i cina, lo que elige el arte como esencia de su credo y como musa de sus ideales. E s decir, la realidad tangible de la belleza, sugiriendo la obra del artista. Que hasta por feliz azar, en los remotos balbuceos del arte, cuando el primer artista se enfronta con la naturaleza, allá en los más rancios siglos de antes de nuestra E r a se inspiran así los primeros destellos de escultura legendaria; interpretados en aquellos vasos de tierra dúctil- -modelada inconsciente- para dar de beber al niño, adaptando una forma que imitaba el seno de la mujer y de la madre. Copa augusta y severa, que simboliza el sagrado emblema de la maternidad. Una escultura, arrancada con la gubia por la inspiración fecunda, de una piedra tosca, es la encarnación más grande de la plasticidad estética, que supo infundir alientos a l a roca modelada. Y siempre fué el hombre, i n terpretado por el arte, el esquema de todas las divinidades. Desde los primeros ritos de la humanidad, en pos de los ídolos de rasgos humanos, a quienes rendía culto. Desde los absurdos del paganismo griego, a las verdades del cristianismo. Desde los fetiches de los pueblos primitivos, que viven en la adoración de sus errores pariteistas, hasta l a majestad conmovedora de esos Cristos, dónde, no sólo el arte se expresa en la perfección lineal, y en la imitación exacta de la figura humana, sino que va aun más a l l á a traducir la vida interior, la gama de los sentimientos, de las pasiones, las luchas y los embates del espíritu. Toda una suma de dificultades técnicas, vencidas por el genial acierto del artista. Luego hizo el doctor Blázquez un detenido estudio del arte condensado en la imaginería sevillana, terminando con las siguien tes frases. Y ante el dolor, la medicina es ciencia que se afana por combatirlo; el arte por definirlo; la fe para atenuarlo. V a n juntos l a medicina y el arte, en la gran cruzada de ese dolor abstracto, de las emociones proceres. Esencia confortadora en la caminata de la vida, que con su designio fatalista agosta siempre los instantes de la felicidad. Es el arte, el oreo y el remanso y la calma de las horas, comolo es la medicina. P o r eso se dan la mano. Y los grandes artistas, se inspiran en el dolor, como los grandes médicos se confortan con ef arte en los momentos m á s que todo amargos del vagar profesional, que piden alas al espíritu para remontarse sobre las lacras de la materia y los ayes rebeldes de la enfermedad, en las ásperas pruebas de la vida. D i s c u r s o del s e ñ o r G a r c í a O v i e d o Contestó el discurso del recipiendario el académico electo e ilustre catedrático don Carlos García Oviedo, quien hizo una acabada enumeración de los méritos de! nuevo compañero. Glosó el tema desarrollado por el doctor Blázquez Bores, La Medicina, en el Arte, terminando brillantemente su discurso con el siguiente p á r r a f o D 0 C T Q R F R A N C I S C O B L Á Z Q U E Z BORES, Q U E E L Indagar la acción de la anatomía y de l a DOMINGO F U É R E C I B I D O A C A D É M I C O D E patología, de la fisionomía y de la psicolo NÚMERO. gía en el Arte ha sido la tarea que con acierto fecundo ha realizado en su bello discurso quien el: doctor Blázquez es médico de cabede recepción en esta Academia el Sr. Blázcera, y asistiendo la. Academia en pleno y muchas personalidades y amigos del rec i- quez Bores. N o se ha propuesto, en verdad, nuestro amigo agotar una materia de suyo piendario. vasta, honda y prolija. N i lo consiente la Rezadas, las preces de. reglamento, el. doctor Blázquez Bóres leyó su bien perfilado índole, de este trabajo, ni lo tolera el estrecho marco de tiempo en que hay que condiscurso de recepción, que constituye una exfeccionarlo. E l trabajo de Blázquez Bores, celente página literaria, estudiando el cueraunque no menos estimare que un tratado po humano en la Medicina y en: el Arte. a fondo, es una iniciación feliz, un bosquejo, Discursó del señor B l á z q u e z preciada simiente de producción futura. Permítame Blázquez Bores que aproveche la Los párrafos. -de: la acabada oración que coyuntura que me ofrecen estas líneas para copiamos, son- muestra del, estilo correcto y.