Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 20; DESUNIÓ D E 1930 V E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G Ta. EL PRINCIPED E ASTURIAS, E N S E V I L L A P r e s e n c i a el desfile de l a procesión. E l público le hace objeto de manifestaciones cariñosas. Lunch en la A l c a l d í a A las nueve de la mañana salió del hotel el príncipe de Asturias, vistiendo uniforme de teniente de Infantería y se dirigió, en automóvil, al Ayuntamiento para presenciar el desfile de la procesión del Corpus- Christi. Fué recibido, a la puerta de la Casa C o n- sistorial, por el alcalde, conde de Halcón, llegado esta mañana en el expreso de Madrid, y p o r los tenientes de alcalde señores García de la V i l l a Piñal y Sánchez Pine- da; marqués de Albentos, comandante del Apostadero de Cádiz y otras personas. E l príncipe saludó a todos y ocupó asien- to en el palco instalado expresamente p a r a presenciar el desfile de la procesión. A l aparecer Su Alteza Real en el palco, fué objeto de cariñosa ovación. Las Bandas- de música interpretaron la M a r c h a Real. E l príncipe, sonriente, saludó al público, agradeciendo sus muestras de afecto. S u Alteza elogió la magnificencia del ¡acto y el exorno de la plaza de San F r a n cisco. ¡Terminado el desfile el alcalde invitó a S u Alteza a un lunch, que se sirvió en su despacho, asistiendo el alcalde, los señores i García de la V i l l a Piñal, Sánchez Pineda, marqués de Albentos, comandante del Apos tadero de Cádiz y ayudantes de Su Alteza. E l príncipe habló con el alcalde de los asuntos que afectan a Sevilla, informándose de los problemas de mayor interés para la ciudad. E l p r í n c i p e en l a iglesia de S a n L o r e n z o S e r e c i b e d e h e r m a n o de la cofradía del G r a n P o d e r U n a vez terminado el desfile de las tropas, para las que S u Alteza tuvo palabras ée elogio, felicitando por ello al capitán general, marqués de Cavalcanti, marchó al terriplo de San Lorenzo para oir la misa de ídoce. Momentos antes se conocía su llegada y acudieron para recibirle a l a puerta el cura párroco y distinguidas personalidades. E l príncipe entró en el templo bajo palio, dirigiéndose a la capilla de la venerada imagen sevillana, y allí fué recibido por el hermano mayor, D Basilio del Camino y Martínez, y los hermanos de Mesa, señores D Felipe Carmona, D José y D Joaquín de Bethencourt y Domínguez; marqueses de l a Reunión de Nueva España y de las N a vas de Navarra, D Ricardo Serra y P i c k man, D A g r i p i n o Gaite, el director espiritual y capellán real de la de San Fernando, D José Sebastián Bandarán y otros muchos hermanos, también de la Soledad de San Lorenzo y de la Hermandad Sacra mental. También llegó en aquellos momentos el cardenal Sr. Hundain. S u Alteza Real ocupó su reclinatorio, comenzándose la misa, que ofició el catedrático de! Seminario, Sr. Peña, auxiliado del párroco de San Lorenzo. Terminada la misa, a la que asistieron muchos fieles, el príncipe contempló de cerca la admirable imagen de Jesús del Gran Poder, escuchando las explicaciones que le h i ciera sobre la escultura el señor del Camino y Martínez. Luego pasó a la sacristía de la capilla, donde conoció la historia de la Hermandad, historia bellísima de amor y caridad. Don Alfonso habló de las cofradías sevillanas, demostrando un profundo conocimiento de las mismas. Como nueva arueba de r SEVILLA. ANTE E L TEMPLO DE SAN LORENZO S. A R. E L P R Í N C I P E D E A S T U R I A S A L S A L i R HERMANO DE LA COFRADÍA D E L A IGLESIA DESPUÉS PODER. D E SER RECIBIDO COMS D E L GRAN (FOTO DUBOIS) su cariño a las cofradías sevillanas, expresó su deseo de hacerse hermano de la cofradía del Gran Poder, y acto seguido tuvo lugar la ceremonia de prestar juramento ante las Reglas de la Hermandad, recibiéndole el hermano mayor, D. Basilio del Camino, ante la presencia de todos los hermanos concurrentes y numeroso público. E l hermano mayor, Sr. Camino, ofreció una medalla de oro con la efigie de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, obsequio que aceptó gustosísimo, prometiendo grabar en el reverso la fecha de la donación. Después le ofrecieron, y, aceptó también, varias admirables fotografías de las efigies del Gran Poder y la V i r g e n del- Mayor Dolor. A la una de la tarde regresó el principe al Hotel, siendo despedido a la, puerta del templo por las representaciones de las H e r mandades establecidas en la iglesia de San Lorenzo. Por la tarde asistió el príncipe a la corrida de toros de la Asociación de la Prensa. E n el A e r o p u e r t o L a velada en el p a bellón del A c e i t e y cenó en el Hotel. Después de descansar unos momentos se trasladó al Pabellón del Aceite, en el sector Sur de la Exposición, donde se celebraba una brillantísima velada, seguida de fiesta andaluza, que estuvo realzada por lo mejor y más florido de la buena sociedad sevillana. ESTRAGOS D E L T E M PORAL En Barcelona Barcelona 19, 2 madrugada. E l régimen tormentoso que se anunciaba en los últimos días se declaró ayer tarde, cayendo sobre la ciudad una formidable granizada. Las piedras que cayeron eran de tamaño excepcional, tanto que algunas produjeron la rotura de bombillas y cristales del alumbrado público, quebrando algunas claraboyas, y en las Ramblas abatieron a centenares de pajarillos, de los que se refugiaban en los árboles. Después del pedrisco cayó una manga de aguas que en algunos lugares llegó a inundar los arroyos, haciendo difícil el paso de los peatones. A las seis de la tarde, brillaba de nuevo el sol, habiéndose refrescado un poco la temperatura. E l heredero del Trono, terminada la corrida, se trasladó, con su séquito, al Aeropuerto, cuyas obras visitó, escuchando las explicaciones de los ingenieros constructores. Terminada esta visita regresó a Sevilla E n Ja huerta valenciana Valencia 19, 3 tarde. E l -io Turia a consecuencia del temporal, arrastraba esta mañana gran cantidad de agua. L a tormenta y eí pedrisco han ocasionado daños en las huertas de Chiva, Utiel, T u r i a y Godelleta. ea lis