Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Anunciadas; 300 en P o l i c í a E x á m e n e s en octubre, ayudantes de Obra p ú b l i c a s n ú m e r o ilimitado de plazas. E x á m e n e s en noviembre. M e c a n ó g r a f o s de Aduanas. 40 plazas; E x á m e n e s en julio. Auxiliares de Contabilidad de Hacienda. N ú m e r o ilimitado de plazas. E x á m e nes en febrero. E n estas dos ú l t i m a s oposiciones se admiten s e ñ o r i t a s Para el programa oficial, que regalamos, Contestaciones y p r e p a r a c i ó n en las ciases o por correo, d i r í j a n s e al antiguo y acreditado I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L SOIi, 13, y M A Y O R 1, M A D R I D E n varias de dichas oposiciones hemos obtenido diferentes veces el n ú m e r o 1 y centenares da plazas, cuyos retratos y nombres figuran en ios prospectos que regalamos. Tenemos Residencia- Internado. DE 5 0 0 P L A Z A S C O N 3.000 Y 5.000 PTAS. GRAN PRBTCIOS t lMITES faruéF. s i e o o- 5 a 9 a e REPARACIONES GARANTIZADAS D E C U B I E R T A S V CÁMARAS SURTIDO GOYA. B 5 GOYA ESQUINA GENERAL. PORL. IER 20 P L A Z A S C O N 3.000 PESETAS E NEL AYUNTAMIENTO DE MADRID Se admiten s e ñ o r i t a s E d a d d i e c i s é i s a treinta y cinco a ñ o s E x á m e n e s en septiembre. Programa, contestaciones y p r e p a r a c i ó n en el I N S T I T U T O K E U S P R E C I A D O S 23, M A D R I D Regalamos prospecto. Lea CERCEDILLA (MADRID) M é d i c o d i r e c t o r A de L a r r i n a g a P e n s i ó n c o m p l e t a i n c l u i d a a s i s t e n c i a médica, de 30 a 50 pesetas. O f i c i n a s e n M a d r i d A l f o n s o X I I 44. T e l é f o n o 16704. usted Tónica dlflostivo? antlgestrélglcn- Vtnt en Farmacia Blanco y Negro UNA peseta ejemplar en toda España. Ejecuto toda clase do trabajos de p o c e r í a dispongo de elementos necesarios. Garantizo caudales de agua Bin desembolso alguno hasta obtener resultado satisfactorio. Agotamientos. Madrid, provincias. A F e r n á n d e z P i y Margall, 9, M A D R I D T e l é f o n o 95362. POZOS A UA POTABLE GELATINA iANJUEZ INDEPENDEHCIfl, 2, H I B- Teléf. 52510 16 S E. RODRIGUEZ- SOLIS L O S G U E R R I L L E R O S D E i8o2 367 Los Miqueletes, según el célebre historiador Meló, se llamaron antes Almogávares, y eran unos voluntarios de Cataluña y Aragón. El almogávar era, en la antigua milicia, el soldado de una tropa escogida y muy diestra en la guerra, que vivía en los bosques y en los campos, y se empleaba en hacer incursiones en la tierra enemiga. Estos mismos almogávares, catalanes y aragoneses, se hicieron famosos en Oriente con Roger de Flor. También se llamaba almogávar el hombre del campo que, junto con otro, y formando tropa, entraba a correr la tierra de su adversario; y añádase que esta gente del campo se jactaba de conocer, por ciertas señales, el rastro de las personas y animales. Según el citado Meló, el nombre de Miqueletes lo tomaron de su antiguo jefe, Miquelot de Prats, compañero del famoso César Borgia (1500) Otros autores suponen que se les do el nombre i de Miqueletes por vestir un traje parecido al de San Miguel; esto es: casco, coraza con tonelete, y por calzado una especia de caliga o bota pequeña, que no llegaba sino a media pierna, y que en los romanos, era una armadura con clavos de hierro, que guarnecía la pierna. E l señor Bastús afirma que los Miqueletes eran unas tropas ligeras, peculiares del Principado catalán, encargadas de defender los puestos escabrosos del P i rineo; y el erudito señor Barcia añade que también les estaba encomendada la persecución de malhechores y desertores. E n suma, los Miqueletes vinieron a ser unos modernos, almogávares, y lo prueba que en el siglo x v n los Miqueletes, dice un historiador, siguiendo la tradición jamás, formaron un Cuerpo de tropas que fueron el terror de los soldados de Felipe IV. En 1673, irritados los Miqueletes del incendio de la Junquera, pidieron venganza al virrey de Cataluña, duque de San Germán, quien les ofreció llevarlos al Rosellón así que tuviese organizada la expedición que proyectaba. No tardó el duque en cumplir su promesa, y en 1674. ordenadas las tropas, se dispuso a realizar jo prometido. E l pueblo de Massanet, situado cerca de la frontera de los almogávares, de luchar siempre, sin cansarse de Francia, fué erigido en plaza de armas de los Miqueletes, cuyo número y valor tenía aterrados a los franceses. Los Miqueletes ni querían, ni daban cuartel y eran umversalmente admirados y temidos por su indomable valor y su ferocidad casi salvaje, que lóá igualaba a los célebres y terribles almogávares. El marqués de Riverolles, gobernador de Perpígnan, que en el mes de abril pasó la frontera con pocas fuerzas, al verse sitiado por los Miqueletes y próximo a ser víctima de su coraje, ideó tentar su codicia ofreciéndoles rescatar su vida por una gruesa, suma, teniendo la suerte de ser escuchado y admitido su dinero. Este fué el primer caso que se registra de que los Miqueletes diesen cuartel, y de aquí en. adelante, el deseo de obtener un buen rescate los hizo algo más humanos. También los franceses quisieron tener Miqueletes, y en. 1675, al invadir Cataluña, trajeron algunas compañías organizadas por Schomberg, para oponerlas en la Cerdaña y en Vallespir a las temibles de Cataluña, mandadas por Trinxeria y el Baile (1) de Masagoda, las cuales eran el terror y azote de las comarcas limítrofes, habiendo llegado a las puertas mismas de Perpignan, según dice Feliu. Habiéndose retirado en Pont de Molins el ejército de don Guillermo Cascar delante de las. tropas de Schomberg, dejándole dueño de Figueras y de casi todo el Ampurdán, los Miqueletes fueron los únicos que le molestaron en su marcha, siempre activos y valientes, ya apareciendo, ya desapareciendo, presentándose de improviso y luchando siempre sin temor a la fatiga, al hambre, al calor ni al frío. Siguieron los franceses avanzando, y los Miqueletes, mandados por Lamberto Manera y el temible Baile de Masagoda, molestándolos; en uno de estos encuentros pereció el famoso Baile, calificado de valiente entre los valientes, v los Miqueletes, ansiosos de vengarle, diezmaban a los franceses en expedi- ciones arriesgad simas, llevadas a cabo con un éxito completo baje el mando del capitán Trinxeria, que había reemplazado al Baile de Masagoda. í XI) Juez ordinario e ctirtos pueMos de señorío.
 // Cambio Nodo4-Sevilla