Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
WILHELM KIENZL V 0 10 ER KLÁVIERAUSZUG MIT T í- X I KD. B O T E G. B O C K BERLÍN. j Las realizaciones musicales d e l Quijote clásica, y obras por no desaprovechar las A pesar de tales obstáculos, son muchos casi inaccesible es la de translos compositores que han intentado traduplantar de un arte a otro, de uno a posibilidades que brindan al compositor las cir en sonidos las vibraciones de su alma otro medio de expresión artística, u n sucesivas y crecientes hipérboles sonoras de o las emociones de su M i n e r v a suscitadas pensamiento que de modo natural y l a orquesta moderna- -que ya van teniendo por l a lectura o la meditación de las andanespontáneo halla, de primera intención, su su sanción en un neoclasicismo muy v i s i zas del Ingenioso H i d a l g o Podríamos deforma dentro de la disciplina y valiéndose b l e- en que tienen cabida y expresión más cir que todos los aspectos del libro inmorde las materias propias del arte originario. o menos onomatopéyica desde el balido del E s t a dificultad sube de punto cuando se recental a la f u r i a mecánica de u n a C o m- tal han sido objeto de exégesis líricas, si se nos permute la expresión. Así, pues, en persigue abstraer lo concreto y trasladar pound a 150 por hora. la copiosa nómina de la anécdota a l a r e las realizaciones mu- gión de lo i n e f a b l e sicales del Quijote, o L a formidable epopede alguno de sus epiya quijotesca, en cuansodios, y cuya l o n g i to sarta de magníficos tud no dejará de sors u c e s o s es positivaprender al lector, se mente de lo menos l i reflejan todas las m o rico que p u d i é r a m o s dalidades e ideologías hallar si buscásemos artísticas, obedeciendo, materia e f i c a z m e n t e como es natural, a la confiable a la emoción v a r i e d a d de climas sonora, a l a expresión espirituales, a la d i propiamente m u s i cal. versidad de los temY p o r s i t o d o esto p e r a m e n t o s al amfuera poco, l a misma b i e n t e cronológico o condición realista de e s c u e l a Y no es- -hablamos de lo exeste el menor encanto terno y visible- -de la que ha recompensado obra m a r a v i l l o s a de nuestro terco esfuerCervantes se opone a zo; hemos gozado i n una traducción lírica, tensamente al ver apano y a i r r e p r o c h a b l e recer a n t e n u e s t r a pero ni suficientemenvista, curiosa o admite digna, a u n q u e es rativa, tan d i s p a r e s verdad que la música d o c u m e n t o s de una de p r o g r a m a se ha nueva e inefable forlanzado a toda c l a s e ma de la r e v e r e n c i a de d e s a f u e r o s unas veces por impulso i n- A L A B I B L I O T E C A C I R C U L A N T E DÉ M A D R I D D E D I C A É L PRÉSENTE E J E M P L A R D E S U del mundo a la memoria de C e r v a n t e s activo contra la músi D C V Q U I J O T E E N H O M E N A J E A L I N M O R T A L M I G U E L D E C E R V A N T E S ÉL A U T O R y a la gloría de su ca pura y la serenidad MPRESA E DTR WlLlt KIENZL, V. IEXA, D J C l ICMBRE, 1 4