Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í The Firft Song in the id. A Sung at the Knightíng ofDM- gsixot Sct by Mr. furceíl. 5 ANCHG PAN DANS SON QA ISLE, OPERA Steg. ftl BÚUFFQtfi UN ACT Ej SIN ET f, al! JC Mu- -fa EN Par M P o i N le jeune. t a Mulíque éft de Mi P á. í iirfj Rcpri feniéé paÜr td- premíete fois par tes Com ¿dié 0 Itatiehs ürdinaircs él Rbi, le 8 Juillet 176 r Ñon HaoRis, fed Wtol Á Ches LO vis AVIGNO V Ni Imprifnear ¿Litfiií CHAMÉZJ. ptes les R R. P P. Jéfahe M. DG fe. UVIII; FACSÍMIL D E LA PRIMERA PAGINA D E L A PRIMERA REALIZACIÓN MUSICAL D E L QUIJOTE II. P U R C E L L Y J ECCLES. LONDRES, 1694. PORTADA D E L A EDICIÓN ORIGINAL D E L LIBRETO D E POINSINET, MÚSICA D E L MAESTRO FRANCISCO ESTRENADO E N ANDRÉS 1762 PHILIDOR cardía no desentona de la. honrada picardía del personaje fundamental. L a inmensa mayoría de las realizaciones musicales han buscado, o han nacido para servir, l a plástica- escénica; son obras de teatro; casi todas con tendencia dramática, en el sentido usual de la palabra; así, las citadas; así, también, Les noces de Gamache, de Mercadante, cuya copia se completa en estos días en el Conservatorio de Bruselas; la encantadora Die Hochse- it des Camocho, del dulce Mendelsshon, obra de juventud, pero muy interesante, del g r a n músico; el Don Chisciotte, de P a i s i e l l o el Don Chisciotte alia corte deUa Dnchesa, de C a l d a r a el curioso Don Quijote del sevillano Manuel del Popólo, Vicente García, fecundo operista a la italiana, a quien no hay que confundir con Manuel García, su hijo, madrileño, descubridor, como todos saben, del laringosco io; el Don Quijote, en un acto, de S a l i e r i os más modernos, de K i e n z t y de Massenet, de reciente mediocre éxito en Barcelona, y que no lo merece mayor, sin duda; el Sancho Panca- de Jacques Dalcroze, o el Don Quixotte, de W a l b r u m etc. etc. Y completando el cuadro, las obras sinfónicas entre las cuales hallaremos los m a yores aciertos de realización, dortde la Onverture burlesque, de Tellemann, músico ilustre a quien obscurece la proximidad de Juan Sebastián Bach, pero en cuya o b r a- -p a r a cuarteto de cuerda- -hay un atisbo de lo que serán las grandes concepciones sinfónicas t Í -R u b i n s t e i n (A Strauss- -sobre el mismo tema, sin perjuicio de cierta ironía amable y comprensiva, que lleva al compositor a dedicar dos episodios, de gracioso ritmo, al Galope de Rocinante y al Trotecillo del asno, con toda la significación de tales conmovedoras alusiones, entre sentimental y eutrapélicas, a l protagonismo de la cabalgadura en estas gestas inmortales, no sólo del amo, sino del escudero, el pancesco rucio, que tampoco, por lo que se ve, rebuznó en balde por los encinares castellanos. Ballets hay v a r i o s V e n u a francés b o t a nizado; M i n k o u s austríaco absorbido por l a R u s i a imperial, que puso música a un cañamazo coreográfico de M a r i o Petipa, el famoso danzarín. Muchos de ellos tienen por asunto las bodas de Camacho, sin duda por su ambiente ampliamente espectacular y propicio a l a expresión coreográfica. E l ballet de Boismostier, Don Gtdchotte ches la Enchesse, ofrece la particularidad de tener importante parte hablada y otra líricovocal no menos extensa, aparte los batimanes y pas- de- buré propios, o impropios... del caso. E n la M i n e r v a española no es abundante la producción lírica quijotesca. Desde luego, aparte te. ópera de Manuel García, es contemporánea, y en ella se destacan La Venta de Don Qmj- ote, de Chapí, y, andando los días y las nuevas orientaciones, El retablo de Maese Pedro, de F a l l a que l a colección guarda, dedicada por su autor ilustre. H a y tam- bién u n drama lírico del maestro S a n José. E n el orden sinfónico están, además de la del levantino Esplá, La primera salida de Don Quijote, de Serrano (E Una sa Kda, etc. de G u r i d i y creemos que alguna página inédita de Chapí, a. quien tentó varias veces l a emoción cervantina. E n algun a otra ocasión y c o n más espacio, del que tememos haber abusado ahora, intentaremos la bibliografía musical de las obras líricas inspiradas en el Ingenioso H i d a l g o pero antes procuraremos ofrecer en u n festival lo más representativo de las obras cumbre entre las que forman este inefable homenaje rendido por la M i n e r v a lírica del mundo- -desde la cantata monódica a las más abstrusas concepciones sinfónicas, del marco clásico del cuarteto a las amplitudes del drama lírico con todas sus consecuencias- -a los pies del Caballero inefable y de su no menos extraordinario escudero. E s e inefable homenaje, que es ya, pero ha de ser aún más, prosiguiendo nuestro modesto, pero entusiasta esfuerzo, l a colección que el Ayuntamiento de M a d r i d nos consiente reunir y estudiar de las interesantísimas realizaciones musicales del Ingenioso H i d a l g o D o n Quijote de la Mancha, para mayor honra y gloria, en u n nuevo aspecto, del egregio M i g u e l de Cervantes, y, en suma, de España. VÍCTOR E S P I N O S (Fotos Marín.
 // Cambio Nodo4-Sevilla