Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N A B C MIÉRCOLES 25 D E J U N I O D E 1930. EDICIÓN D E- A N D A L U C Í A P A G E 9 V HUELGA DE SEVILLA M a n i f e s t a c i o n e s del g o b e r n a d o r l i n a nota oficiosa. D i c e el alcalde. U n llamamiento del juez de instrucción. M a n i f e s t a c i o n e s del p r e s i dente del Consejo y del ministro de Ja Gobernación. Ayer casi todo el comercio de esta capital estuvo abierto. La circulación de tranvías tendió a normalizarse, y la llamada huelga aunque no resuelta, pudo considerarse fracasada. Las disposiciones de las autoridades han sido orientadas, no sólo a asegurar el orden y el respeto a la libertad de trabajo, sino también ti abastecimiento del vecindario, que no ha carecido, ni carece, de subsistencias, lus, agua y demás elementos de primera necesidad. Terminante, resueltamente las autoridades, han anunciado el firme propósito- de proceder con máximo rigor contra cuantos pretendan turbar la tranquilidad pública. La huelga -aceptando este nombre a conciencia de que no es apropiado- -no ha encontrado eco ni resonancia. Esperamos, en bien de Sevilla, que los obreros, dándose cuenta del engaño de que han sido víctimas, reanudarán el trabajo, como ya lo hicieron ayer muchos de stis compañeros de distintas industrias. De Sevilla, de las demás capitales andalusas y de los pueblos de muchas provincias de esta región, recibimos telefonemas, telegramas y- cartas felicitándonos por haber sido A B C el único diario que en la mañana de ayer se publicó y se vendió en Sevilla, llevando sus ejemplares a todos los puntos a que normalmente los sirve. Cordialmente agradecemos estos plácemes, que trasladamos íntegramente a nuestro personal de todas las oficinas y talleres de esta casa. Ese personal, con actos y sin palabras, ha demostrado su ciudadanía y su adhesión a esta Empresa. Los ejemplares de A B C- -vendidos con elementos propios, en esta capital- -se agotaron a los pocos momentos de ser puestos a la venta, y hubo compradores que para expresar su identificación con nuestra actitud y para estimular a los vendedores improvisados, pagaron por, cada, ejemplar hasta una peseta. E n l a imposibilidad de reproducir todas las manifestaciones de afecto que se nos d i rigen, nos limitamos a reproducir, a título de muestra, l a siguiente que nos envía nuestro corresponsal de H u e l v a D i c e el gobernador civil E n su entrevista de ayer con los periodistas, dijo el conde de San L u i s L a huelga continúa, aunque han entrado al trabajo algunos obreros, convencidos de la falsedad del motivo invocado para provocarla. L a tranquilidad es general y casi absoluta, pues únicamente ante la actitud violenta de un reducido número de revoltosos ha tenido la fuerza pública que tomar resoluciones de toda energía, que proseguirán si ¡os elementos que dirigen este movimiento de una manera cobarde, porque se han quitado de enmedio, continúan aconsejando el mantener una situación injustificada y que no produce a los verdaderos obreros más que perjuicios para ellos y para sus familias. L a autoridad está dispuesta, en todo momento, a mantener el orden y el cumplimiento de las leyes, y hace un llamamiento a los distintos gremios para que vuelvan a la normalidad, garantizándoles la libertad de trabajo y no se perturbe la vida sevillana, que merece los respetos de todos. De los accidentes ocurridos, y de los que puedan ocurrir, de persistirse en l a ilegalidad, hago responsables a los inductores y promotores de este movimiento. Encareció el gobernador que el público no se haga eco de las versiones de los alarmistas. Terminó manifestando que el abastecimiento de pan estaba garantizado así como el abasto de los mercados y que los tranvías habían circulado con solo una breve interrupción al mediodía; que habían estado en su despacho significadas personalidades y comisiones y representaciones de distintas entidades, para ofrecerse a su autoridad, cuyo ofrecimiento lo estimaba y agradecía mucho, y que había estado en la Capitanía general para saludar al marqués de Cavalcanti y cambiar impresiones. le visita, cuando el señor conde de San i L u i s ha demostrado, reiteradamente, por sus actos y determinaciones en todas las huelgas en que ha intervenido, su alto espíritu de justicia, su consideración a la clase societaria y su deseo constante de armonizar los intereses de patronos y obreros en estas luchas entre el capital y el trabajo. E n suma, que la huelga planteada no tiene explicación n i razones en que apoyarse de mejoras para obreros, demostrando, de una manera clara y terminante, el aspecto político y revolucionario que la inspira. Perturbadores de profesión, elementos dedicados a la explotación del obrero, que cobardemente lo lanzan a la huelga, a la perturbación del orden y provocación a los agentes de la autoridad, para después huir y esconderse, abandonando a los mismos que soliviantaron infiltrándoles ideas subversivas y de resistencia, son los causantes de la perturbación de la vida ciudadana en esta culta ciudad. H o r a es ya de que así lo comprenda l a gran masa del elemento trabajador, que debe desistir de la actitud en que se ha colocado, dejando de ser juguete de perturbadores y vividores que a su costa medran y, se encumbran. Cuantas veces estimen necesariala íntervención de la autoridad, para peticiones que tengan su planteamiento en cauces de legalidad, encontrarán la asidua y amistosa i n tervención de la autoridad gubernativa, pero tengan la seguridad evidente d que pae ra todos aquellos actos de violencia y sabotaje aplicará rigurosamente las sanciones correspondientes, dispuesta, como está, a restablecer el imperio de la L e y y a mantener el orden público. 1 M a n i f e s t a c i o n e s del alcalde A y e r sobró pan de todas clases. L o s mercados están abastecidos. E l servicio de l i m p i e z a pública. U n r u e g o al vecindario E l alcalde, señor conde de Halcón, manifestó ayer a los informadores periodísticos Esta madrugada se ha trabajado en las tahonas en la elaboración de pan; y lo mismo ha sucedido en las de los establecimientos de beneficencia. E l pan de estas últimas tahonas, que es de muy buena calidad, se ha vendido en los mercados. E l pan de A l calá no ha faltado, vendiéndose como de ordinario, y hasta estos momentos, once de l a mañana, tengo noticias muy satisfactorias, tanto del abastecimiento de pan en las panaderías, como en los mercados, habiendo sobrante de este tan necesario alimento. Respecto a la venta del pan de Alcalá he de reiterar a sus expendedores, t n evitación de molestias, que deben reconcentrarse en los mercados y en ellos expender su mercancía, pues está prohibido terminantemente por ahora s e -i r l o a domicilio. Estoy muy agradecido al presidente de la Diputación, S r Sarasúa, por l a cooperación que constantemente está prestando a l Ayuntamiento en estas anormales circunstancias. Debo insistir en que los mercados están normalmente abastecidos de todos los a r tículos de primera necesidad. D e varios mercados donde mandé camiones cargados de pan me han sido devueltos por no hacer falta. Luego habló el alcalde sobre el servicio de la limpieza pública, diciendo que el per- sonal encargado del mismo había dejado de prestarlo en algunos distritos, pero que se trabajaba en la mayoría de ellos. E l alcalde ruega al vecindario que, en beneficio de todos, no arrojen las basuras a l a calle, sino que esperen a que lleguen los respectivos camiones a recogería. Se procura- U n a nota oficiosa Anoche facilitó el gobernador la siguiente nota: Termina el segundo día de huelga y todo induce a creer que continuará en el día de mañana. Huelga de carácter marcadamente sedicioso en su planteamiento y en su desarrollo. N o existen peticiones obreras de ninguna clase, n i mejora de salario, ni disminución de horas de trabajo, n i regulación de la jornada del mismo; nada, en fin, que sea solicitud de reivindicaciones para los trabajadores. Empezó por la actitud de una obrera en la fábrica de aceitunas del Sr. Luqué, a consecuencia de una indicación del capataz sobre el trabajo que prestaba, pero sin violencias ni excesos de ninguna clase, dando el dueño de la fábrica satisfacción a la misma, ante la actitud airada que adoptó la trabajadora, obligando ésta a todos a abandonar el trabajo, a pesar de las satisfacciones que se le dieron. Después se inventa y propala la falsa noticia de la muerte de una obrera, producida por una carga de la fuerza de Seguridad, que a las pocas horas es rectificada y desmentida. Se publican hojas clandestinas, lanzando acusaciones contra la autoridad gubernativa, por supuestas amenazas a una comisión que L a actitud de A B C es elogiada en H u e l v a Huelva 24, 4 tarde. E n Huelva, donde tanta repercusión tienen todos los asuntos que afectan a Sevilla, se han hecho hoy los más variados comentarios acerca de los sucesos desarrollados en dicha capital. Todos los comentarios han sido desfavorables para la actitud de los huelguistas, al pretender que no fueran publicados los periódicos sevillanos, que tanta difusión tienen en Huelva. P o r este motivo se ha elogiado m u c h o l a decisión de A B C de Sevilla, al no dejar de publicar su edición. A B C, apenas llegado a Huelva, fué arrebatado de manos de los vendedores, durando muy contados minutos su venta. Como todos los números fueron vendidos por las calles cercanas a la estación del ferrocarril de Sevilla, a la llegada del expreso en que viene A B C a Huelva, éste no ha sido pregonado en las calles principales y más apartadas, siendo numerosísimos los lectores que han dejado de leer dicho diario.