Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HIDALGO Y ECONOMISTA Interpretaciones Acaso conocen ustedes la obstinación de ese hombre, que todos los días, en el corazón del invierno, se dedica a consultar el termómetro para seguir, atenta, emocionadamente, el descenso paulatino de la columna mercurial. A l g o semejante les pasa a a l gunos españoles con la columna de cifras que los periódicos destinan a apuntar la oscilación de los cambios monetarios. Entre esos españoles me encuentro yo. L a verdad es que no tengo que hacer compras en el extranjero ni la subida de las libras esterlinas o de los francos afecta de un modo directo y próximo a m i modesta economía personal; sigo los altibajos del cambio con el interés- platónico con que, por ejemplo, nos preocupamos por la suerte de la cosecha de los cereales que han de recoger otros. O también puede ser por mi condición de hombre fronterizo, de hombre de Marca, acostumbrado desde pequeño a sentir al vivo las impresiones de la competencia inmediata con el extranjero. E n los últimos tiempos el termómetro de los cambios adquiere un dramatismo sensacional. Se ve descender la columna a pequeños saltos consecutivos corrió a impulso de una fatalidad inexorable y misteriosa. U n frío íntimo, un verdadero frío ideal se va apoderando del ánimo mientras se siente como que una helada incontenible está entumeciendo el cuerpo de la nación. L o contrario de este efecto de apático eníumecimien. to nacional tuve yo ocasión de experimentar una- vez en Francia cuando el franco se precipitaba al abismo, arrastrando en el desastre a los Gobiernos; entonces, en P a- PARTS. E N L O S J A R D I N E S DE BAGATELLE LA CONDESA D E WAUGEN, PRIMER PREMIO E N E L CONCURSO D E LA AMAZONA MAS BELLA D E FRANCIA. (FOTO KEYSTONE) rís, la atmósfera aparecía abrasada por la cafés no se hablaba más que de la trágicaí más intensa pasión pública, los alrededores corrida de los francos. Nosotros (Keyscrüng dice que esto es para de la Bolsa presentaban el aspecto de una tempestad y en los diarios, en la calle, en los nuestra suerte) somos la menor cantidad HUELE A BIENESTAR El A g u o d e C o l o n i a Añeja r e f r e s c a y c o n f o r t a Los p o r o s a b s o r b e n su beneficio. L a p i e l recibe l a f r e s c u r a d e sus e s e n c i a s n a t u r a les, d e flores y frutas. Todo e l cuerpo descansa. Los nervios, r e p o s a d o s c o n c e d e n a l espíritu u n p e r f e c t o b i e n e s t a r El r o s t r o s i n f a t i g a e s más j o v e n FRASCO 2 t MBAC LITRO APAfíTE CoConiaJTñeja A r o m a intenso, largo almacenaje p r e v i o e n nuestros laboratorios. GAh íf PERFUMERÍA MADRID tiUÍVA- YORK BUCNOS- AtRES