Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
posible da economistas. S i en todas partes la multitud anda un poco como a ciegas en medio de los turbios fragores financieros, aquí la ceguedad se convierte en absoluta. Nadie entiende de eso. Todos suponen que tiene que haber en los Bancos, y sobre todo en el Gobierno, personas técnicas (lo que el lazarillo para el ciego) que acabarán por, arreglar las cosas. E n la última época de l a Dictadura hubo una ráfaga de preocupación por la suerte de la peseta; se empezó a hablar de los cambios con bastante interés y recuerdo que las personas m á s ilustradas, Jos hombres de carrera y de lucida cultura no acertaban a decir otra cosa que vaguedades o desatinos a propósito del fenómeno financiero. Nadie sabía nada. ¿P o r q u é baja la peseta? ¿Q u é errores, torpezas o negligencias producen el estrago? Ninguno sabía decir algo que tuviera sentido lógico. N i el Gobierno mismo. Y a la hora de hoy no parece que hayamos adelantado nada. A s i se comprende que las cosas vayan como van. E n efecto, España debe de presentarse como una especie de Kldorado ante la imaginación adquisitiva de los especuladores internacionales. Porque una cosa esta fuera de duda: el que existe en el mundo una sed de especulación como nunca se había conocido, y que hay una banda de operadores pronta a caer sobre los territorios que ofrecen una menor resistencia. E n un momento dado pude observar que los uruguayos y los argentinos, no obstante pertenecer a naciones de moneda firme y economía normal, se quejaban de la brusca baja de sus valores dinerarios; por la misma época se notó en China una fuerte depreciación de l a moneda. Se ve que los operadores asestan sus golpes sobre diferentes lados en un sagaz tanteo de las resistencias. E n E s p a ñ a no se contentan con tantear. H a n hallado el país maravilloso que carece del h á b i to de hacer números y operan, por lo visto, a mansalva y espléndidamente. Dicen que la expulsión de los judíos fuá un pésimo negocio para España. E l mal consiste en que entre los mismos españoles SANTA ESPAÑA E N BÉLGICA VISTA EXTERIOR Y UN D E T A L L E D E L PATIO D E L PABELLÓN ESPAÑOL EN LA EXPOSICTON D E LIEJA C A T A L I N A THOMAS CANONIZADA RECIENTEMENTE E N ROMA, POR SU SANTIDAD. (REPRODUCCIÓN D E U N ANTIGUO RETRATO QUE SE CONSERVA E N E L CORO D E L CONVENTO D E SANTA MARÍA MAGDALENA)
 // Cambio Nodo4-Sevilla