Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA D Í A 28 D E J U N I O D E 1930. NUMERO S U E L T O 10 C E N T S ¿HARIO DO. ILUSTRA jCTO Jff AÑO V 1 GÉ- SIMÓSE N 8.582 F U N D A D O E N i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E TEN, A LOS A C T O S POLÍTICOS r Desde Baena nos escribe una persona, que juzgamos veraz y bien informada, d i Y E L ORDEN PUBLICO ciénctanps que allí no ha habido huelga agrícola, ni hay bases de trabajo a discusión Decíamos en nuestro artículo de antey que lo acontecido fué un movimiento de ayer que nos parecía desacertado el diferir protesta y de amargura de los braceros, porhasta después del verano la autorización de que tampoco este año logran de los terratecelebrar actos políticos, y poco después de nientes mejora alguna del jornal para las publicadas esas líneas aparecieron ayer en nuestras páginas las palabras del presiden ¡faenas del campo. E n ellas trabajan durante del Consejo, desmintiendo que tenga el te julio y agosto, bajo el rigor canicular, Gobierno tal propósito. diez o doce horas diarias, y nos aseguran nuestros comunicantes que los jornales son Hemos de decir que, como el propio ge de un promedio de dos pesetas y media. A u n- neral Berenguer ha reconocido en su deque la cifra esté exagerada, aunque el proclaración, la noticia de que se suspendía medio sea de tres pesetas, es evidente que el todo acto público hasta él otoño la dio en caso del obrero campesino en muchas cofirme un periódico y l a han repetido dumarcas andaluzas constituye un caso de aburante varios días otros; todos ellos, natusivo rendimiento, pues n i l a necesidad de re- ralmente, después de pasar sus informacolectar prontamente justifica jornadas exteciones por el tamiz de la censura. Y como riunantes, n i la remuneración puede cubrir la información no había sido rectificada, es las más perentorias necesidades de un pa- lógico que podíamos recogerla como verídre dé familia. dica en nuestro razonamiento. D e l mismo modo que nos situaremos A h o r a el Gobierno anuncia que es i n siempre contra las violencias o las manioexacto, que se vuelve al criterio permitido, bras exigentes e inmoderadas de la lucha y nosotros no tenemór que decir sino que societaria, debemos protestar también connos parece bien y que lo aplaudimos, como tra la errónea y desconsiderada conducta de hemos de aprobar y aplaudir todo paso hacualquier elemento patronal que aspire a cia la normalidad completa y real. E l resmantener explotaciones inadmisibles. Ese tablecerla favorecerá con mayor prestigio y no es el camino para l a armonía n i es el autoridad la acción represiva para impedir cauce para las avenencias legales, n i tamó rechazar cualquier movimiento de despoco la moral del trabajo. Y a que no atienorden o de indisciplina social, centra los dan a estos conceptos esos elementos patrocuales el Poder público debe siemp e estar nales tan equivocados, a lo menos deben prevenido y dispuesto a restablecer sin conrectificar por instinto de conservación, y a templaciones el imperio de la ley y la pazque el reducir a los jornaleros a un horipública. Y también en esto contará y cuenzonte de perpetua miseria, es proporcionar ta de antemano con nuestro modesto, pero desesperados para las filas del comunismo y decidido apoyo. S i n plenas garantías políde la revolución. ticas, sin plena vigencia de los derechos constitucionales, no es posible creer en la E l concepto jurídico y etico del trabajo restauración del equilibrio. Sin. mantener el en 1930 es el de colaboración con el capital; orden y el respeto a la ley no es posible el de ningún modo puede retroceder; y el sentrabajo ni la vida material. U n a y otra cosa, tido verdadaramente conservador- -política y lejos de ser contrapuestas, son complemensocialmente- -impone el reconocerlo y el estarias e indispensables para que en breve timularlo. L a mejora progresiva en el salario, la participación segura y reglada en los plazo la normalidad sea un hecho y pueda beneficios como un derecho adquirido por l a tener la consecuencia de llamar al pueblo a los comicios. constancia y l a utilidad; la asistencia amplia y eficaz en las enfermedades, la estábil lidad, el trato- humanizado, que no es i n compatible con la disciplina y organización LA R E V O L U C I Ó N EN del trabajo, etc. son los medios que el capital debe emplear para i r mejorando l a BOLIVIA situación del obrero, a fin de que l a perpectiva de su mejora presente y de su porCrece el movimiento de rebelión venir le aleje de utopías y de propagandas alucinantes. Buenos Aires 27, 1 tarde. L o s diarios E n esta casa procuramos predicar con el dicen que el movimiento de rebelión en ejemplo y por ello nos consideramos con Bolivia adquiere mayor extensión cada día. autoridad- -al menos con derecho- -para de- Los rebeldes ocupan Santa Cruz, Pot así y cirlo. Contra la perturbación, contra las i n- Oruro, y, en L a Paz, el Ejército, qvje ha tentonas disolventes, contra, el desorden, pehecho causa común con las sublevados, ha dimos Gobiernos fuertes y enérgicos. Pero atacado a los partidarios del doctor Siles ao hay que engañarse; el Gobierno y la so- y a la Policía, impidiendo a los mitijistro. s ciedad sólo pueden contrarrestar el hecho el acceso al Palacio del Gobierno. material; no su proceso, su origen, cuando- E l doctor Siles se ha refugiado ¡en la ios produce la explotación y la miseria, camlegación de los Estados Unidos y se le po abonado para la semilla revolucionaria. atribuye el propósito de abandonar el país Y a ias clases capitalistas, a los elementos tan pronto como le sea posible hace- do. E l patronales que no quieren ver su propia general Kundt ha desaparecido. culpa en el origen de muchos conflictos, E l Ejército ha acordado designar un conviene recordárselo. L a explotación del Gobierno provisional y cxüfí ocar rápidahombre por el hombre nunca fué cristiana, mente nuevas elecciongifT aunque- tomase formas de asentimientos o S e g ú n l a s notiaa. las noticjasfde última hora, se ha d e tolerancia legal. H o y debe añadirse que restablecido la J f %lo la tinnquilidad en el país. f LOS JORNALES MISEROS E N E L C A M P O tampoco pueden admitirla n i l a ley n i l a sociedad. Noticias confusas y contradictorias Buenos A i r e s 27, 2 tarde. Se reciben contradictorios informes sobre los últiíjios sucesos ocurridos en Bolivia. Todas las i i n formaciones que llegan a Buenos A i r e s son de procedencia particular y bastante confusas. L o mismo sucede en Chile y Perú. Mientras unas noticia afirman que la revolución se ha extendido por toda la República, otras dicen- que el movimiento no tiene tanta extensión. Según un comunicado oficial de L á Paz, la revolución ha triunfado en O r u r o pero se niega que el movimiento revolucionario se haya extendido a todo el país. Por noticias de carácter privado algunos periódicos de- Buenos Aires, de Antofagasta y L i m a afirman que, el ex presidente S i les se ha refugiado en l a legación de los Estados Unidos y que los revolucionarios i n tentan apoderarse de la capital y asumir el Poder. Las compañías de teléfonos y de telefonía sin hilos no han podido comunicar con las compañías de Bolivia a causa de la severa censura que funciona en dicha República. A causa de esto, todas las compañías de comunicaciones se niegan a admitir mensajes dirigidos a L a Paz. -United Press. Arequipa (Perú) 27, 7 tarde. E! vicepresidente de Bolivia, Sr. Saavedra, explicando las causas originarias, de l a presente situación e n s u país, dice que l a d a d e r a causa fundamental, de la misma debe buscarse en el hecho de que cuando I presidente Siles entregó el Gobierno al Consejo de ministros lo hizo en contra de las disposiciones de la Constitución. Añade el señor Saavedra que con estas cosas el presidente Siles ha llevado a Bolivia a tranca de una bancarrota, y opina que debe precederse a unas elecciones absolutamente libres, de presidente de Bolivia, como remedio a tales males. -United Press. v Buenos Aires ih. 7 tarde. E n fuentes muy bien informadas de los asuntos boüvianos, estudiándose la presente situación en aquel pais, se citan tres factores o fracciones poderosas, que intervienen en ia política de la vecina República: los circuios afines al Gobierno provisional que asumió el Poder al renunciar el presidente Siles, los elementos militares y los revolucionarios. Las causas originarias de la agitación pública son, al parecer, el gran número de obreros parados, la baja del precio del estaño en los mercados mundiales y el aumento de oposición al Gobierno desde que el presidente Siles abandonó su alto cargo. -United Press. Santiago de Chile 27, 7 tarde. P o r buenas fuentes de información se sabe que el día 25 de junio último los oficiales de! cuartel de Comacho firmaron un manifiesto en el que declaraban que no reconocían b presente revolución, contraía cual establecían una Junta militar compuesta de cinco miembros, a fin de hacer elecciones libres para elegir presidente d e l a República, el que entonces será un verdadero representante del pueblo. -United Press. Arequipa (Perú) 27, 8 noche. Noticias dignas de crédito aseguran que ha habido muchos muertos y heridos en las luchas ocu-
 // Cambio Nodo4-Sevilla