Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL SOBERBIO PATIO, AVALORADO KN SU C E N T R O P O R Vti PRIMOROSO BROCAL PLATERESCAS BARROCO. Y LA SACRISTÍA, CON PRECIOSAS LABORES del territorio conquense; pero de Segóbriga apenas quedan maltrechos aunque interesantes vestigios, en tanto que Uciés atravesó la frontera de las edades y llegó a los albores del siglo x m importante y poderosa. Cinco parroquias, de las que hoy sólo queda la de Santa María, custodiaban sus -Urnas; reconquistada segunda vez por los cristianos, asentaron sede en su castillomonasterio los maestres de la Orden de Santiago, con autoridad cuasi episcopal, provisor y territorios jurisdiccionales, haciéndola cabe a de la Orden en Castilla, como lo era San M a r cos en León, y. como para afirmar mejor su azarosa supervivencia, cuando s e trató de reconstruir el monaster i o fueron a servir de pétrea v e s t i d u r a de una de sus fachadas sillares- arrebatados al yacimiento de l a Segóbriga extinguida. Uial ñor Pérez Gasión, y publicada hoy por p r i mera vez, hablaba de la lucha que llevó al poeta a la muerte en los siguientes términos: Honrados Concejo, alcaldes, regidores, cavalleros, escuderos, oficiales e ornes buenos de la cibdat de Cuenca, parientes setlores e especiales amigos. Y a sabeys como al tiempo que yo vine a esta mi villa del Castillo de rescibir la m i cibdat e fortaleza de. chinchilla... el Rey e Reina nuestros señores mandaron venir a estas tierras y comarcas a don jorge Manrique que Dios haya e otros capitanes de la herman- E n t r e t a n t o mientras los siglos transcurrían, escribía Uclés en sus anales la reseña de memor a b 1 e s acontecimientos: Santo D o m i n g o d e p o nían tomaba su hábito religioso al m o n a c a l abrigo de sus muros, y cí cuerpo del gran í oeta de las c o p l a s Jorge Manrique, hijo del maestre D. R o d r i go, herido ante el castillo de Garci Muñoz y m u e r t o e n Santa María del Campo, recibía en su santa tierra cristiana sepultura. P o r cierto que V i llena, e n carta fechada el 22 de mayo de 1479, h a l l a d a e n e l fondo histórico m u n i cipal conquense por su culto a r c h i v e r o se- UNA DE I- AS VENTANAS PLATERESCAS DE LA FACHADA dad; vos fise saber de lo que contra mí se movía n o n aviendo causa ni rrason ni yo aviendola dado y pidiendo vos de gracia vos pluguiese enbiar vuestros mensageros asus altesas les pluguiese conplir conmigo lo que tenían asentado jurado e capitulado e servirse de mí. L a Orden de Santiago, propietaria del monasterio, había sido fundada en el s i glo x n por D. Pedro Fernández de Fuenteencalada. Nadie sabría decir a primera vista si aquellos caballeros poderosos eran monjes o guerreros, hombres de Dios u hombres del m u n o. 1 Sus residencias tenían régimen. de cenobios y a p a r i e n c i a de castillos; su voz entonaba tari p r o n t o piadosos cantos de plegaria como himnos épicos de lucha; su corazón a l bergaba la h u m i l d a d penitente al lado de la altivez- militar. E n el prólogo de su regla, escrito por el cardenal Alberto, más tarde G r e g o r i o V I I I obedeciendo a- indicac i o n e s de A l e j a n dro 111, se lee: h a vía en E s p a ñ a unos varones nobles por l i naje y sabios en las cosas del mundo, claros en el ejercicio de las armas y abastados de los bienes temporales que eran gastadores de sus cosas y codiciosos de las ajen a s cristianos más de n o m b r e q u e d e o b r a -que e s t a b a n siempre prestos para todo mal y desenfrenados para c o m e t e r todo v i c i o y que así vivieron hasta que de hijos de maldad se h i cieron siervos de jusNORTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla