Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 8 DE JULIO DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 35. INFORMACIONES Y NOTICIAS TAURINAS E n Sevilla: L a afición, desamparada, pide una limosnita... E n M a d r i d la extraordinaria del domingo. E n Tetuán: U n a buena tarde del granadino Perete. T o r o s en Barcelona, M á l a g a y Pontevedra. N o v i l l a d a s EN SEVILLA por l a m a n g a i z q u i e r d a y R i v e r i t o acudió m u y b i e n al a l i v i o del trance p e l i g r o s o D e suerte, que A n t o n i o R o m e r o e s- -j u z gándolo, c o m o solemos hacer siempre e n cada caso, p o r s u l a b o r del d í a- -l o que menos podía esperarse de sus antecedentes en el t o r c o u n m a t a d o r excelente. S i repasamos l a h i s t o r i a de los peones de b r e g a Hegados a l a clase s u p e r i o r t a l vez n o h a l l e mos el m i s m o precedente rarísimo c o n post e r i o r i d a d a G u e r r a o, en sus últimos t i e m pos, a A n t o n i o F u e n t e s P e r o si R o m e r o h a sabido c a m b i a r l a c u r v a p o r l a r e c t a- -p a r a l l e g a r a n t e s- no h a acertado a r e e m p l a z a r p o r el a p l o m o que el toreo de arte e x i g e h o y l a m o v i l i d a d á g i l y t r a b a j a d o r a de l a brega. I n s t i n t i v a m e n t e a l i n f l u j o del hábito a d q u i r i d o tiende a s a c a r a los t o r o s p o r las afueras, en los q u i tes, en v e z de pararles en el tercio. E s dec i r que, todavía, fía m á s a las piernas que a los brazos. Y esto, no sólo con el capote, sino t a m b i é n- -y de m a n e r a más s e n s i b l e- -con el t r a p o r o j o que n o le s i r v e suficiente- L a afición, desamparada, pide una limosnita... L a e n t r a d a estuvo a tono con l a ejemplar m o d e s t i a del cartel en l a n o v i l l a d a del d o m i n g o D e s d e luego, l a afición s i g u i ó a u sente de l a fiesta. L o decimos porque sob r e el b a r a n d a l de los palcos soleados n o h a b í a n i u n esforzado pecho a m p a r a d o r de l a petición c o m e d i d a que dos cartelones e x p r e s a b a n L a afición p i d e a G o r d i l l o S i allí n o había n a d i e ¿en dónde diablos estaba l a afición? E n casa, s i n d u d a p r e parando l a mantilla blanca para cuando G o r d i l l o sea a n u n c i a d o N o se dirá que l a p o b r e e x t r e m a sus p r e t e n s i o n e s P e r o l a E m p r e s a de l a p l a z a de t o r o s del B a r a t i l l o es t o d a v í a m á s h u m i l d e que l a afición, y m a n t i e n e l a campaña p o r bajo de lo p o q u i t o que ésta pide. B a r a t i l l o todo. S i no l o s p r e c i o s los elementos c o n que se f o r m a n los p r o g r a m a s A l menos, hasta ahora, h a habido programas. Desde ahora, a g u a r d a n los meses de a b s t i n e n c i a m a l a mente d i s i m u l a d a c o n l a serie de tristísimas bufonadas n o c t u r n a s de que nos p r e v i n o a n teayer en l a p l a z a de l a R e a l M a e s t r a n z a- -el g r a n c i r c o B a r a t i l l o -l a y a e r i g i d a instalación p a r a el a l u m b r a d o D e j e m o s todo eso, y hablemos u n p o q u i to de l a 15 d e k abono. A n t o n i o R o m e r o el a u x i l i a r v a l i o s o de M a n u e l Jiménez, e r a en el t r í o de m a t a d o res ú n i c a p r e n d a de relativa expectación. L o s aficionados buenos c o n o c í a n y e s t i m a b a n e l v a l o r de s u p e r s o n a l i d a d y a g u a r d a b a n que l o m a n t u v i e s e c o m o m a t a d o r- -d u e ño de l a e x p e r i e n c i a de que a l p r i n c i p i o c a recía; -en esta s u s e g u n d a s a l i d a p o r los campos donde t r i u n f a n- -o debían t r i u n f a r- -l a espada y l a m u l e t a P a r a el l o g r o de s u deseo, R o m e r o c u e n t a c o n l o p r i n c i p a l aquello de que m á s d i fícilmente puede h a c e r s e- -h a b i t u a d o a l a c u r v a de los c u a r t e o s- -u n r e h i l e t e r o a s p i rante a e s t o q u e a d o r decisión y guapeza n o tabilísimas p a r a e n t r a r a h e r i r m u y derecho y m u y fresco, como s i entre s u cuerpo y e l m o r r i l l o no se i r g u i e s e n amenazadoras y t e m i b l e s las astas aguzadas. C a d a uno de sus t o r o s c a y ó de u n solo estoconazo en lo alto, y las t r e s veces que a r r a n c ó en el sexto- -lastimado Oropesa- -lució también coraje y valentía. A l s a l i r de l a estocada, en e l p r i m e r o quedó p r e n d i d o en el nitón M o d e l o p a r a e v i t a r que en las cuestaciones den en el blanco los que a p u n t a n a la cabeza de los toreros. t r a r u n ganado c l a r o y fácil en que h u b i e sen podido l u c i r sus sencillas aptitudes. A q u é l sí consiguió que le a p l a u d i e r a n con calor unas verónicas m u y ceñidas, y u n quite de f a r o l y p o r chicueíinas con el capote p o r detrás, en el segundo n o v i l l o P e r o el n e r v i o de l a res le dominó al muletear, c o m o también ocurrió en el quinto. C o n el estoque, torpe e indeciso, le a v i s a r o n u n a vez durante l a p r i m e r a faena. O r o p e s a estuvo v o l u n t a r i o s o p e r o d e s l u cido y falto de recursos. E n el tercer o y ó u n aviso. E l sexto le c o g i ó a l hacer u n q u i te, causándole u n a contusión en el b r a z o derecho y algo de conmoción cerebral. T u v o que r e t i r a r s e D e su trabajo nos queda el buen r e c u e r d o de u n ceñidísimo recorte al tercer b i c h o L o s n o v i l l o s de Infante da C á m a r a fuer o n d e s i g u a l e s cornalones el p r i m e r o el cuarto y el quinto, y recogidos el segundo y el t e r c e r o éste m u y c h i q u i t o L o s dos p r i meros, cobardones ante los caballos, y en m a y o r g r a d o el segundo d e l P a j a r e r o que se llevó en u n asta el grotesco calcetín neg r o c o n que se castiga a los toros s i n a m o r p r o p i o A l e g r e y fácil p a r a l a torería, sólo el cuarto. E n último término se lidió u n b i c h o de V i l l a m a r t a l a r g o y empinado de e n c o r n a d u r a que cumplió. A éste le puso el Sapo- ¡b o n i t o remoquete! -u n m u y valiente p a r de banderillas. E n fm: m diada l a c o r r i d a los nietecitos del i n f e l i z Minuto, cariñosamente a c o m p a ñados p o r los toreros y servidores de l a p l a z a h i c i e r o n u n a colecta p a r a a m p a r a r su situación d e s o l a d o r a -J u a n María Vázquez. Oropesa, c o n d u c i d o a l a enfermería. banderilla K o m e r i t o c l a v a n d o u n f o r m i d a b l e p a r de mente p a r a m a n d a r en las reses y d o m i narlas. T o d o se andará, y pronto. R o m e r i t o t i e ne afición e ilusiones, que, ayudadas p o r su fácil comprensión de l a l i d i a irán depurándole el estilo. A g r a d e c i d o y adicto a los palos rizados, c l a r o es que el j o v e n l i d i a d o r no los o l v i d a D o s pares colgó, s i n m u c h a f o r t u n a al b i c h o que abrió p l a z a- -p o c o p r o p i c i o p o r e x c e s i vamente n e r v i o s o a c u a l q u i e r faena relev a n t e- -y uno bastante m a l o- -t u r b a d o el diest r o p o r los g r i t o s de quienes querían que guardase l a ausencia al compañero h e r i d o- -al último de l a c o r r i d a M a s en el cuarto, dio u n m a r a v i l l o s o t e r c i o de b a n d e r i l l a s plet ó r i c o de maestría, emoción y color. E n t r e los c u a t r o pares, el p r i m e r o a l cuarteo, y el tercero, p o r dentro, d e s c o l l a r o n c o m o dos m o d e l o s- -i l u m i n a d o s p o r l a inspiración y el a r t e- -d e j u s t e z a a r r o j o y torería. A l a sal i d a del último, de poder a poder, el t o r o l l e v a n d o m u c h a fuerza, arrolló a R i v e r i t o en u n a segunda y oportunísima intervención del c o n c i e n z u d o a r t i s t a y le corneó en el suelo, sin herirle. N o h a y que decir cuánto entusiasmo p u so el público en sus largas aclamaciones a A n t o n i o R o m e r o como b a n d e r i l l e r o sobresaliente y como estoqueador fácil, v a l i e n t e y seguro. A h o r a a a d q u i r i r lo que f a l t a y y a están ahí los billetes grandes. E l Pajarero y Oropesa, lidiadores modestos que l u c h a n con afán p o r desbrozarse el p o r v e n i r no t u v i e r o n l a suerte de encon- O s e l i t o ¡Pobre siego! ¡No h a y d e s g r a s i a m á s g r a n d e que habé visto y no v é! ¡Noble c a b a l l e r o! ¡Un t o r e r o m a n q u e no sea de S e v i l l a que D i o s se lo p a g a r á