Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Compre usted los domingos dos mostradores y estanterías fiara bares, con todos sus accesorios nuevos, procedentes de los Bares E x p o s i c i ó n 011 Ga lerías Comerciales. R a z ó n en los mismos, de 4 a S. Se venden BLANCO NEGRO E s la más hermosa de las revistas, su ya larga colección j O DONNELL. 4. -SSViUA. SU T no lo e n c o n t r a r á m á s econí mico que en Plaza del Pan, 3 SEVILLA Traje para caballero Sean! 15 ¡p é s e l a s Traje para niño, d e s l i o í constituye la ejecu- I toria de una h i s t o ria de arte y buen gusto, constantemente mantenida y en t o d o momento Artículos para viaje y sport. Uniformes de todas clases. RÁPIDO SEV 1 LLA- JEREZ. -ALUECUÍAÍ 5 C E U T A- T A N G E R- L A R A C I I E- C A S AISLA N C A LEA USTED A BC CERCEDILLA (MADRID) acrecentada fe s i PASAJEROS Y MERCANCÍAS con magníficos ómnibus B U S S L V G P U L L M A N en combinación con los correos de Ceuta, T á n g e r y Gibraltar. Salida, 7 m a ñ a n a Gran Capitán, 12. Teléfono 22680. Algeciras. 13,30. Marina, 6. Teléfono 137. M é d i c o d i r e c t o r A de L a r r i n a g a P e n s i ó n c o m p l e t a i n c l u i d a a s i s t e n c i a médica, de 30 a 50 pesetas. Oficinas e n M a d r i d A l f o n s o X I I 44. Teléfono ÍSIOA, UM PESETA en Sosia E s p a ñ a 224 R O D R I G U E Z- S O L I S LOS GUERRILLEROS D E 1808 221 tones d e l T a j o y s i d e j a libres a l o s oficiales, es bajo una severa v i g i l a n c i a que ellos b u r l a n en s u mayoría. L o s regimientos H ú s a r e s de M a r í a L u i s a y V o l u n t a r i o s de V a l e n c i a y M u r c i a que se encontraban en Setuba! emprenden e l regreso y derrotan en O s Pecoes a l genera! G r a i n d o r g e que intenta detenerlos. E l levantamiento de E s p a ñ a promueve el de P o r t u g a l el 11 de j u n i o se levantan las p r o v i n c i a s de Tras- os- Monte? É n t r e- D o u r o A l g a r b e y muchos pueblos de l a B e i r a y f o r m a n Juntas que se ponen en relación c o n l a s de España, reconociendo que, s i i a política n o s h a separado, l a idea de l i b e r t a d v a a unirnos. L a m a y o r í a de nuestros soldados que se h a l l a b a n e n P o r t u g a l t o r n a n a España a defender l a P a t r i a y b i e n p r o n t o l o s franceses n o poseyeron en P o r t u g a l n i e n España m á s t i e r r a que l a que pisaban. L o s patriotas andaluces. P o r consecuencia de unos graves cólicos que c o menzó a s u f r i r M u r a t y que bien p r o n t o se le c o m p l i c a r o n c o n unas tercianas rebeldes, los médicos le recetaron las aguas de Bareges, y Napoleón envió a E s p a ñ a p a r a reemplazarle, a l famoso S a v a r y duque de R ó v i g o- -e l acompañante de F e r n a n d o a i B a y o n a- el c u a l h i z o su entrada en M a d r i d e l a 5 de j u n i o E s t e personaje, cuyas serviles complacencias c o n N a p o l e ó n le habían a d q u i r i d o u n a triste celebridad, fué casi t a n odiado de l o s españoles como de l o s franceses, que, a pesar de su título de general, veían en é! a l diplomático y no a l m i l i t a r juzgándole poco digno de substituir a M u r a t cuando en e l E j é r c i t o se contaban otros m á s capaces para reemp l a z a r a l g r a n duque de B e r g Q u i z á p o r esto, N a poleón n o le autorizó p a r a usar el t i t u l o de l u g a r teniente. L o cierto es que S a v a r y apenas llegó á M a d r i d se apresuró a e n v i a r l o s refuerzos que p e d í a n D u p o n t y M o n c e y y escribió a Napoleón u n a i m p o r t a n t e c a r t a en que le d e c í a l a llegada del R e y José no pacifica a! país, h a b r á que sostener dos guerras Una cüd l o s s a l d a- ífos, y otra c o n os g u e r r i l l e r o s E x i s t e u n juez vengador, y pronto veremos eómó h i z o pagar a D u p o n t sus infames demasías. L o s asesinatos y atropellos cometidos por este general en Córdoba, sublevaron contra él toda A n d a lucía. E l pueblo de M o n t o r o que lleno de entusiasmo había enviado a E c h e v e r r i 1.000 paisanos y 300 c a ballos c o n v a r i o s pertrechos de g u e r r a sufrió atropellos y hasta robos a l penetrar en él los soldados de D u p o n t quien, a l proseguir su m a r c h a h a c i a C ó r doba, dejó u n destacamento de 70 hombres c o n l a misión de g u a r d a r el Puente de A l c o l e a p o r ser u n a posición de g r a n d e i m p o r t a n c i a p a r a asegurar l a s operaciones de! ejército francés en l a o r i l l a derecha del G u a d a l q u i v i r y mantener l a seguridad de l o s m o l i n o s que proveían el racionamiento de- los f r a n ceses e n aquellos días. E l alcalde de M o n t o r o d o n J u a n de l a T o r r e a l saber el ataque de A l c o l e a l a m a r c h a del ejército i m p e r i a l a Córdoba y el saqueo de esta ciudad, c o n cibe el proyecto de prender a l destacamento francés y apoderarse del Puente de A l c o l e a P e r o ¿c o n quién r e a l i z a r esta hazaña, si había m a r d a d o a E c h e v e r r i todos los hombres útiles y todas as armas que había? NÍ- e i n t i m i d a el valeroso alcalde, y reuniendo a los pocos habitantes útiles que habían quedado e n l a población, se pone a s u frente, l a v a r a en e l c i n t o el puñal e n l a boca y l a n a v a j a en l a manga, únicas a r m a s c o n que contaban, y arrastrándose como, c u Hebras se encaminan al puente y l o g r a n sorprender a l a g u a r d i a compuesta de 25 soldados; los desarman y l o s a g a r r o t a n A r m a d o n J u a n dé l a T o r r e a sus hombres con l o s fusiles cogidos a los enemigos, y se d i r i g e a l pueblo. E l comandante francés paseaba tranquilamente p o r delante de su alojamiento, g o z a n do l a f r e s c u r a de l a noche. E n u n a de las vueltas, el alcalde se lanzó sobre él, y luchando a b r a z o p a r tido, le obligó a entregarse, mientras que sus hombres sorprendían a l o s imperiales y los obligaban a r e n dirse, encaminándolos a toaos a G r a n a d a a disjjgsición de l a Junta,