Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i A B C. MIÉRCOLES 9 D E J U L I O el presidente del Consejo, que vestía de pai- I sano; los ministros de la Gobernación, F o mento, Instrucción Pública y Trabajo; subsecretarios de la Presidencia y de Estado, y obispo de Madrid- Alcalá. También despidieron al príncipe los duques de Vistahermosa y Hornachuelos; marqueses de Valdeiglesias y Someruelos; condes de Gamazo, Vallellano y Las Barcenas; el inspector general de los Reales Palacios, Sr. A z ú a doctores Pittaluga, Nogueras y Pascual; coroneles Loriga, Benito y Castillo, y otras muchas personas. Antes de subir al coche- salón en que efectúa el viaje, el príncipe estuvo en los andenes, hablando con muchos de los que habían acudido a despedirle. Después, ya en marcha el convoy, tuvo que saludar varias veces, desde la ventanilla, correspondiendo a las manifestaciones de afecto y respeto de que era objeto. D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 18. de consumidoras usuras y de deudas desproporcionadas a nuestra capacidad económica, y en cambio con enormes progresos en la legislación social, intensificadaslas Obras Públicas, próspera la industria y lá. agricultura, ese nervio de nuestra vida nacional, se centuplica mi fe en el porvenir. No nos dejemos desanimar por fenómenos cuya falta de justificación los califica de pasajeros por encima de los azares del momento; levanta la cabeza, nuestra vieja España, y prosigue impertérrita su camino hacia adelante, que ninguna fuerza podrá detener. Pese a las diarias, calumnias de los vocingleros, los extranjeros reconocen ya la vedad y en mayor número acuden cada año a nuestra Península. Dedicó a continuación cariñosas frases a los representantes de las naciones hispanoamericanas, y terminó saludando a los seculares amigos de Inglaterra, entre delirantes aplausos y vivas a España. Durante la fiesta bailó danzas españolas la conocida bailarina argentina Mistress Brumillichi, a la que el Centro Español ofreció un magnífico ramo de flores, que le entregó el Soberano español, después de. aplaudirla y felicitarla. -Baldasano. Ál ponerse en pie el Soberano español para contestar, fué saludado con una cálida y prolongada ovación. Don Alfonso- hizo un discurso interesantísimo por todos conceptos. D i o las gracias al presidente del Centro Español por las cordiales palabras de lealtad y adhesión que, en su nombre, y en el de todos los asociados, le había dirigido. Renováis al pronunciarlas- -dijo- p acaso sin advertirlo, por la fuerza tradicional de la costumbre, aquella íntima, robusta y a la vez llana y sencilla relación que identifica al Rey con su pueblo, desde los más ¿remotos tiempos de nuestra Historia, por constante compenetración del Monarca con sus subditos en las alegrías y en las tristezas, en los días prósperos y en los que la fortuna nos es adversa, en igual medida y en idéntica forma con que se forjan los lazos, de la familia, base de la sociedad; y por esa misma compenetración siento especial complacencia en sentarme entre vosotros, sobre todo en esta casa, que significa el culto y l a L A E S T A N C I A E N L O N- veneración a la Madre Patria, y cuyo afianzamiento y desarrollo compruebo con la maDRES D E SU MA ESTAD yor satisfacción, después de dilatada ausencia. EL REY, Añadió que el Centro Español debe llenar Londres 8, 8 noche. Su Majestad el cuatro funciones importantes para España: Rey de España, acompañado del ministro de la de exteriorizar nuestra nacionalidad en Estado español, duque de Alba, ha visitado forma popular, genuína y real; la de unificar hoy el local de la Automóvil Association. la labor de los españoles residentes en L o n Don Alfonso X I I I fué recibido por el sedres, la de servir de albergue a nuestros comñor Etenson Cooke, director general; señor patriotas recién venidos b transeúntes y la Fryer, subdirector; Sr. A r t u r o Alien, sede constituir par, a los hermanos de América cretario de Turismo, y D Joaquín Bosch, un hogar donde se les espere con los brazos del Patronato Nacional del Turismo es- abiertos y la hospitalidad que es peculiar de la Raza. pañol. E l Soberano español continuó diciendo L a visita duró cerca de una hora, inforque el Centro Español puede hacer mucho mándose el Monarca de la organización de l a poderosa institución británica, que cuen- para conseguir, aouellas finalidades, dándonos a conocer a los ingleso; y formar en esta con más de 380.000 socios, recauda certas tierras, benévolas y acogedoras, pero exca de un millón de libras esterlinas de sustrañas, una atmósfera de simpatía hacia cripciones anualmente y cuenta con unos España en repercusiones de mayor provecuatro mil empleados. L a Asociación presta cho para nuestro país y para las relacioun admirable servicio de información y canes entre ambos pueblos, tanto comerciales rreteras. como económicas. E l Monarca español se ha dignado acep E n gran error incurriría quien pensara tar el título de socio honorario. que al traspasar la frontera se acaban, los E l Sr. Stenson Cooke pronunció una alodeberes patrióticos. E n- el extranjero más cución en la que dio cuenta al Rey de E s que en parte alguna debe estar fijo el penpaña de la gran ayuda que la Asociación samiento en la Patria, recordando siempre viene recibiendo del Patronato Nacional del todo español que lleva en su persona la reTurismo y expresó la fe que tiene en el presentación de aquélla. T a l es l a significaporvenir del turismo español por carretera. ción de. los españoles en Londres, que han A l salir el Soberano del local de la Asode ver en su Centro l a obra de su esfuerzo, ciación, un gentío inmenso, que dificultaba el tráfico en la Coventry Street y en Leices- del que podéis sentiros ufanos. Pido a todos que con el mayor celo continúen esta ter Square, tributó al Rey una entusiasta obra tan. bien empezada, contribuyendo al despedida. sostenimiento del Centro Español con nuesFiesta en la Casa de España, U n tro subsidio personal, con nuestra asidua asistencia, olvidando todo sentimiento, de individualismo, de cuya presencia o ausendiscurso del M o n a r c a cia depende l a suerte feliz o aciaga de las Londres 8, 3 tarde. (Crónica telegráfiempresas colectivas. Hondo disgusto y zoca. E l banqiíete seguido de baile ofrecizobra os habrá producido la incesante reitedo anoche al Rey de España por los esración del pesimismo por los agoreros y depañoles e hispanoamericanos residentes en rroteros sin fe en la inmortal vitalidad de Londres, en la Casa de España, fué una nuestra España. Cuando desde las alturas fiesta brillantísima, de exaltación del amor de l a meseta castellana contemplo la anguspatrio, a la que asistieron todos los embajatia de los otros pueblos del mundo que fordores y ministros plenipotenciaros suramecejean por salir de las mallas de la crisis rícanos. mundial, y me veo rodeado de gentes traLos marqueses de M e r r y del V a l recibiebajadoras, libres del. peso de abrumadores ron a D. Alfonso X I I I que llegó acompañatributos, del traumatismo de la postguerra, do del duque de Alba, vizconde de Aguilar y marqués de Torres de Mendoza, e hizo su entrada en los salones, a los acordes de la Marcha Real. E l Soberano español conE l público debe leer diariamente versó con los diplomáticos hispanoamericanos y otras personalidades, y más deteninuestra sección de anuncios por damente con el obispo de Southwark. A los postres del banquete, el presidente palabras clasificados en secciones. del Centro, doctor Bethancourt, ofreció el homenaje al Soberano en vehementes palaE n ellos encontrará constantemenbras, no sólo como Rey de España, sino también como presidente honorario y conste asuntos que puedan interesarle. tante benefactor del Centro Español, BIOGRAFÍA DECONAN DOYLE E l célebre novelista inglés, de cuya muerte dimos ayer cuenta, creador afortunado de un género que absorbió rápidamente la expectante atención de las gentes, ejerció en sus años mozos la Medicina con notable aprovechamiento. S i n embargo, al regreso de algunos viajes interesantes y curiosos que realizó por l a costa occidental de África, se avivaron en él sus aficiones literarias, que ya mostrara en la publicación de algunas novelas, a las que 110 acompañó el éxito. Mejor fortuna l o graron sus ensayos históricos en forma noveiable, y especialmente Lu Nígel, señalada por algunos críticos como la obra fundamental en la vasta producción de Conan Doyle. Poeta y novelista de ingeniosa inventiva, Conan Doyle no cimentó la difusa reputación que luego consiguiera, hasta que aparece su creación detectivesca de Sherlock Holmes. Con esta original figura, Conan Doyle infunde nuevos valores á la literatura folletinesca, inicia una diversa modalidad, introduce una nueva manera melodramática, en la que asombra y sorprende el despliegue de sus actividades inagotables y. fantásticas, sus infinitos recursos de novelista de una imaginación portentosa. Sherlock Holmes es para Conan Doyle toda una ejercitada escuela de habilidad y de astucia, eje de toda una producción, que tuvo muchos imitadores en la novela y en el teatro, aunque ninguno llegara a poder enfrentarse con el- héroe de Conan Doyle. Sherlock Holmes es único, porque descubre una fisonomía perfectamente original, tan definida, que él resume y especializa, popularizándola, la obra de Conan Doyle, a cuyo nombre irá unido siempre el de su, genial protagonista, eje de las más audaces aventuras. Conan Doyle, en sus últimos años, aplicó todas sus energías a la divulgación de las doctrinas espiritistas, -de las que era un ferviente y convencido adepto. Eñ diversos e interesantes trabajos muestra Conan Doyle sus profundos estudios sobre la ciencia del más allá, estudios y prácticas, a, los que se entregó con ardido afán en incesantes i n vestigaciones. Nació en Edimburgo en el año 1859, y era nieto del caricaturista Juan Doyle. Su muerte, que ha producido viva impresión en Londres, causará general sentimiento por tratarse de uno de los novelistas que más. influencia ejercieron en los lectores de todo el mundo al través de sus difundidas traducciones
 // Cambio Nodo4-Sevilla