Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 1 2 D E JULIO DE ig o. 3 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 6 financieros, su dominio de la situación de esos pajarracos de Oceanía, que con taEuropa; pero puede, no aportar ayuda, reparse la cabeza con el ala y no ver los pesolver uno de interés vital para España, el ligros los peligros no les ven a ellos, sino problema catalán. E n los errores cometidos que, por el contrario, los afronta. D o n Sanpor Primo de Rivera, y fueron muchos, jun- tiago A l b a se ha encarado con los verdade to a aciertos que casi siempre se perdían ros problemas de la España actual, el ca por el afán de hablar y escribir demasiado, talán y el financiero (que tienen, quizá, más 4110 de los mayores yerros, repito, fué pre- estrecho nexo de lo que las gentes creen) tender, no disolver en afanes, entusiasmos y ha ofrecido soluciones. e intereses comunes, sino borrar, tachar, eliE s t a r girando en derredor de las ideas minar, el problema catalán. Borrar una na- República- Monarquía será muy. de galería, cionalidad, una personalidad social, con idiopero, en el fondo, no es nada; l o i m portante en la vida moderna es ofrecer soma, usos, costumbres, pasado y presente, fué siempre cosa peliaguda. Pero aun. en luciones que, aceptando la vida como es, la antigüedad, cuando podía diezmarse una al contribuir a la grandeza nacional con. población o deportarla en masa, era más tribuyan al bienestar ciudadano. factible. E l viejo Imperio de los incas, para Y el único en cuyas palabras encontramos absorber en sí los pueblos conquistados, algo de eso es D. Santiago Alba. mientras a la masa de la población la tras: ladaba a provincias lejanas, guardaba en la capital las nuevas, generaciones directoras para fundirlas en sí. A h o r a eso es imposible, el espíritu asiinilista, la fusión perfecta, la fusión que consiste en borrar toda característica de un pueblo o región. Pero lo que C o m o propietario del H O T E L M É X I C O no es imposible en la vida moderna, ni mupongo e n conocimiento del público haber s u p r i m i d o l a Gerencia que venía a c t u a n d o chísimo menos, es la compenetración de i n en e l H O T E L p o n i é n d o m e a ¡f r e n t e d e l m i s tereses e ideales (puesto que los intereses m o p a r a lo c u a l h e i n t r o d u c i d o g r a n d e s r e por sí solos, los intereses sin ideales no son f o r m a s en e l edificio y he c a m b i a d o c o m concebibles) Cambó nos dice en su libro i n pletamente el personal de cocina y c o m e teresantísimo que no hay que hacerse ilusiod o r c o l o c a n d o a l f r e n t e de estos s e r v i c i o s nes, que si fatalmente en Castilla hay un personal competentísimo, c o n e l c u a l espero s e r v i r c u m p l i d a m e n t e a m i d i s t i n g u i d a espíritu asimilista, existe de inadaptación en y numerosa clientela. Cataluña. Aunque Cambó mismo sostenga, no ya paridad, sino superioridad en el problema catalán sobre el irlandés y escocés en Inglaterra, el alsacio- lorencs en Francia y el siPODEROSO FEBRÍFUGO- ESPECÍFICO DEL PALUDISMO ciliano en Italia, es indudable que la conFIEBRES, INTERMITS. TERCIANAS, C U A R T A N A S E T C textura de la Península Ibérica no es apta LABOHATOSIO- CÍD 12. I N Y E C T A B L E S a l a pluralidad de nacionalidades. Pero lo que sí es verdad, nos escueza lo que nos escueza a los castellanos, es que la única forDELICIOSO VERANEO ma de fusión perfecta no está en la impoGran Hotel Amaya, Zumaya (Guipüzcoa) sible fusión absoluta de nacionalidades, sino T o d o c o n f o r t m o d e r n o B a ñ o s i n d e p e n en la fusión armónica, en la fusión consd i e n t e s A d i e z m i n u t o s de C e s t o n a y a c u a ciente con el. reconocimiento de los altísimos r e n t a y c i n c o de S a n S e b a s t i á n P u n t o d e r e u n i ó n de l a c o l o n i a v e r a n i e g a de l a p r o- valores políticos, sociales, intelectuales y financieros. Cataluña es España, y, si su v i n c i a a l a h o r a d e l té. P e n s i ó n d e s d e 16 pesetas. P r e c i o s a p l a y a gloria acrecienta la gloria patria, sola no sería sino un pueblo insignificante, uaa de esas absurdas nacionalidades que creó la guerra. Justamente l a misión de D Francisco Cambó es la fusión, o, mejor, la compenetración perfecta- -ideas, ideales, intereses de Cataluña con el resto de España. Don Melquíades A l vare? L a multitud con su certero instinto de las realidades, sintióse defraudada por el discurso de D Melquíades. Hombre de. talento extraordinario, de fácil y armoniosa palabra, sostúvose en sus posiciones, en las posiciones que hace ya siete años... no querían decir nada. Las estridencias, las cosas enormes, he de repetir mi confesión de que r, o me inspiran una gran confianza. A u n cuando, brotando natural y espontáneamente, son respetables, muchas veces son inadmisibles porque son oportunistas, porque, para manifestarse, han esperado el momento en que son impuestas por corrientes populares, sinceras o no. A l g o de esto pasa con D. Melquíades A I varez. Su palabra maravillosa n i es la catapulta que derriba muros ni es la muralla que resiste el empuje de las aguas; es, sencillamente, una música que suena agradablemente... en el vacio. N i se pone el gorro frigio ni se inclina ante la corona; el gorro se lo encasquetó a veces con una sonrisa irónicamente comprensiva, a ver cómo le caía; ante l a corona se inclina fingiendo tropezar o con una afirmación de su respeto ciudadano. Falta una convicción. A l llegar aquí, pensando en él como gobernante, me acuerdo, sin poderlo remediar, del libro reciente de A l v a r o Alcalá Galiano. Y a sé yo que el hecho de ser un aristócrata, de ostentar un título nobiliario quita autoridad a un hombre por. culto e inteligente que sea. Aún estamos en España, a vueltas con el tópico de suponer que aristócrata es sinónimo de poderoso, de omnipotente y de... inútil, sin dejar, claro es, de presuponer en los demás una pleitesía denigrante. E n fin, esto me es igual y supongo que a A l v a r o Alcalá Galiano también. E nfin, para el caso basta con que el talento, burla, burlando, nos dice siempre cosas interesantísimas, y así, en su libro, hablando de la revolución rusa, nos dice de K e r e n s k i E l pueblo ruso hizo de Kerenski su nuevo ídolo. Bien pronto se demostró que el tal K e r e n s k i no era- sino un joven orador grandilocuente, enviciado de parlamentarismo, embriagado de fórmu? las libertadoras, cuyos actos de gobierno consistían solo en discursos demoledores. Y poc raro nexo me acuerdo del Sr. Alvarez. E l conde de Romanones A l buen callar llaman Sancho y el conde, forzado p voluntariamente, calla. Callar, callar en absoluto, n o ¡pero, es tan fácil inhibirse! Hombre de raro valer, culto, inteligentísimo, pero, sobre todo, con esa prodigiosa ciencia que se aprende en la escuela de l a vida, calla y sonríe o habla y no dice nada... ya que no decir nada es garantía de no equivocarse. Tiene el conde de Romanones sobre sus contrincantes, sin embargo, tres superioridades: una firme convicción; es católico, monárquico y liberal; posee también una calma, una serenidad, enseñada por ese gran maestro que se llama vida. E n cambio, para la marcha actual de los pueblos tiene el inconveniente de una malicia cazurrona y oportunista que excluye loa bellos gestos y los grandes desplantes. N i va más allá de donde quiere y cree no debe ir, ni puede arrastrársele, fácilmente. l e r o hay en su visión de la vida política un defecto de exclusión, es decir, elimina las gentes de demasiadas iniciativas, de talento excesivo, de empresas audaces. Romanones acepta tina evolución encauzada y dirigida por él; ahora, no y a una revolución, ni tan siquiera una tranformación, creo yo que aceptase. J SAN SEBASTIAN PALUDINA MoHR PAPEUDE Don Santiago A l b a H e aquí que resulta que el hombre más perseguido, más odiado por l a Dictadura (léase por el general P r i m o de Rivera) quizá porque fué el único, que virilmente se opuso y, en consecuencia, el único en que hubo el peligro de que, rompiéndose el ritmo impuesto por la Dictadura, corriese la sangre, D Santiago Alba, es, quizá, el único que puede representar una solución liberal, franca y serenamente liberal para España. Leyendo los artículos del Sr. A l b a se tiene la sensación de que ahí hay un gobernante, de que con una idiosicrasia reposada, y concentrada, y completa, se encara con los problemas y trata de resolverlos serenamente. E l financiero, el catalán, l a forma de Gobierno. D o n Santiago A l b a n i se amilana ante ninguno ni convencionales respetos ¡e hacen retroceder. Por regla general, los políticos aquí soslayan los grandes problemas, aparentan no verlos o preocuparse profundamente de ellos; pero, aunque el símil sea vulgarísimo, toreándolos. Alba, no; Alba se encara con ellos y busca l a solución; no cree, como 1 KOIA TRES PRESENTACIONES: Estuche largo 15 cis. Eibrfto doblado 15 Estuche cuadrado. 1 0 LACTINA facilita dentición Caja, CHELVI lombrices. niños, m a t a u n a peseta. Sanatorio del Guadarrama C e r c e d í l l a (Mada- itl) DIRECTOR: PENSIONES DR. F R P A R T E A R R O Y O C l a u d i o C o e l l o 50, con asistencia medica: de 20 40 peseta ANTONIO D E H O Y O S Y Y I N E X T