Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
leguízan sólidos prestigios de nuestras L e tras con nombres y títulos de abolengo p r e claro. L a erudición de la a r i s t o c r a c i a y la aristocracia de la e r u dición. E l rostro aperg a m i nado, la noble calva, la barba austera, el tipismo erudito- -muy Museo del P r a d o- -a s o m a n por doquier. E l conde dé C e d i l l o el decano, c o n f e r e n c i a con el conde de la M o r i e r a T o r v o hermético, como un raro extracto de ancianidad y energía, aparece D V a l e riano Weyler. E n c o n secuente, en perfecto secretario, D Vicente Castañeda, atiende a todos. D o s golpes de timbre y los ujieres que se precipitan h a cia la puerta. E l señor duque, el señor duque. E l duque de A l b a el director de la A c a d e m i a e n t r a presuroso y atareado, como siempre. L a p l u ralidad presidencial, el militante academismo de nuestro m i n i s t r o de Estado, deben encadenar su vida a la esclavitud de su palabra y a la tiranía del minuto. Como un reflejo de su figura, su verbo lacónicpj su c o r tesía escueta, van despejando el camino a su acelerada actividad de hombre m o d e r n o más afecto a las solu- p a t r i l ciones y a las obras que a la divagación y ¿1 circunloquio. E n t r e otras cosas, la A c a d e m i a deberá a la gestión directiva del d u que su futura instalación en nn proyectado palacio de la prolongación de la calle de Serrano. P e r o la sesión empieza. E n torno a una mesa extre m adámente elíptica, como las de juego, van sentándose los académicos. E n el cent r o s o b r e un sillón más elevado, el direct o r a su izquierda, el censor; a su derecha, el secretario. L u e g o hasta 36, los académicos de número o de medalla. C o m o en la Española, otra noble y t r a d i cional antí f ona abre las sesiones: -Spiritu Sancti gratia ittuminet sensus et corda nastra- -m u s i t a el señor d u que. -Amén- -responden los académicos. L a sesión empieza. L a s puertas se cierran. A l salir, el prosaico barullo de l a calle de León idealiza la visión- -la a m a b l e estampa de hogar académico- -que acabam o s de contemplar. L a v a alejando, alejando, hacia aquel a p a c i b l e jardín de Academos... ...f MANUSCRITO D E L A S FAMOSAS C U E N T A S D E L G R A N BIBLIOTECA. CAPITÁN, PERTENECIENTE A LA (FOTOS DUOUE) RAFAEL VÍLLASECA EN E L D E S P A C H O D E L D I S E C T O R C O N T I G U O A L SALÓN D E J U N T A S V A N REUNIÉNDOSE LOS ACADÉMICOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla