Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 15 D E J U L I O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 3 peculiarísimo estilo que ofrecen los mejicá nos al alzar y unir los brazos y clavar, marcando los tiempos. L a ovación fué clamorosa. Y siguió después, con una faena por ayudados y de pecho, para sujetar al bicho, que gazapeaba, y en un pase se le coló por debajo de la franela y le empitonó por una i n gle, derribando en tierra al diestro. Levantóse éste, sin mirarse, y recetó un estoconazo al bicho que dobló, mientras que A r m i llita era transportado a la enfermería, donde se le apreció un varetazo. E l rasgo de pundonor del lidiador fué premiado con calurosos aplausos. Salió el diestro de la enfermería y muleteó al cuarto, en tablas, con pases para sujetar al bicho, al que tumbó de una estocada, asomando la punta del estoque por un brazuelo; un pinchazo y un descabello. Tuvo Armillita chico una tarde completa, de esas que afirman y robustecen la personalidad de un torero. Si con el capote toreó por artísticas verónicas y revoleras; en los. quites tiró de repertorio preciosista en preciosos lances afarolados y gaoneras, mostrándose también como formidable banderillero, todo facilidad y elegancia, unido a un gran valor. Con la muleta mostró la finura de la escuela sevillana, tan pródiga en filigranas, y la faena empleada en el tercer toro fué sobre pases de pecho; tres naturales, con la izquierda, un afarolado, para una estocada de efecto fulminante entrando con habilidad. Se le otorgó la oreja. E n el quinto volvió a repetir torerísima faena de muleta, en la que hubo preciosos pases naturales, girando la cintura y llevanndo bien toreado al toro; ceñidos pases de pecho y ajustados molinetes, seguidos de rodillazos y otras filigranas, para terminar con una graír estocada, que le valió la segunda orej a de la jornada. Ricardito González, que salió con la úl- ique se le ofrecía. N o aguantando al toro, quitándole el capote o l a muleta antes del momento, no es posible torear, que fué pre- cisamente lo que le pasó a López Tréllez. ¿De qué le sirve su propósito de torear al natural? Torear al natural no es solamente co er la muleta con la izquierda, sino que con naturalidad, sin el menor esfuerzo, dar el pase, momento difícil, no sólo porque es el pase de más riesgo, en el que hay que tener más valor para esperar a que el toro coja la muleta, sino porque cualquier i m perfección se acusa en seguida en perjuicio de la. naturalidad. Pocos son los. que torean con la izquierda, pero menos son los que torean con naturalidad aun dentro de lo poco que utilizan la izquierda en el toreo. T r a tándose, de un novillero, el solo hecho del intento tengo que aplaudírselo- -orientación- pero tengo que decirle que no es así como se torea al natural. Cuando esté más toreado veremos si se. ye algo; en esta corrida no se vio hada y sus dos toros fueron magníficos para torear. E l ganado de Villamarta, desigual en todo, en tipo y. bravura, aunque todos fueron manejables y sin dificultades. E l más difícil, por lo huido, fué uno de Aldeano, que no hubo manera de que le sujetara, y eso que Aldeano lo intentó repetidas veces, dejando la muleta en l a cara. E l sexto fué muy bravo, un gran novillo que se creció al castigo. Y que hubiera lucido más si da con un torero. Tercero y primero, también fueron buenos. Los otros, no. Las cuadrillas, desatinadas. S i n jefe, creyendo los banderilleros que sabían más que los matadores, convirtieron l a lidia en un herradero y toreando todos á un tiempo y más de lo debido. Cuando un torero cae, corno cayó Sotito, y van todos al quite en rueda, en vez de quitar el toro To que hacen es evitar que el toro salga y aumentan el riesgo que quieren evitar. Es necesario que el novillero se acostumbre a mandar a las cuadrillas, aunque sea equivocadamente- -ya aprenderá- pero que haya una voluntad y una dirección, pero no tantas direcciones como hombres hay en el ruedo. -G. Corrochano. EN L o s Armiliitas y TETUAN Gon- Ricardo zález alcanzan u n t r i u n f o Madrid 14, 9 noche. Abundó la corrida del domingo en esos detalles que hacen de nuestra fiesta el espectáculo único e insustituible. Esos detalles no fueron otra cosa sino los alardes de gallardía, virilidad y arte que irradiaron en muchos momentos las faenas de los lidiadores, logrando ofrecer, en conjunto, una corrida completa en sus variados componentes de ciencia taurina, valor y emoción. Fueron los toros de D. Antonio Llanos, terciados de tipo, de peso no superior a veintitrés arrobas, bien puestos de pitones y suaves y manejables para el capote. E l segundo, tercero y sexto acusaron mucha bravura, se arrancaron con alegría a los caballos, e hicieron honor a la divisa encarnada y caña. Los restantes cumplieron con los p i queros, pero a ratos mansurronearón y buscaron la huida, saltando al callejón. Él tercero se inutilizó durante la lidia, desprendiéndosele media pezuña, lo que contribuyó a que el bicho no lüeiei a tanto su estilo bravo. Armillita, que figuraba a la cabeza de la terna de matadores, -ófrec, ió los primeros de? talles artísticos que dieron el temple a la corrida, con una serie de verónicas dadas al primero, de ellas tres superiores. Siguió luego con quites torerísimos y cambiado el tercio clavó tres estupendos pares de banderillas, aguantando enormemente y con ese ES UN PRODUCTO QUE SE ALT siempre a la t e m p e r a t u r a o r d i n a ria, p e r d i e n d o e n p o c a s h o r a s t o d o su valor y haciendo perder su b u e n a f a m a al g a n a d e r o o al d e t a l l i s t a q u e n o e v i t a n a t i e m p o l a a cción destructora de las bacterias, c o n una b u e n a Refrigeración. S ó l o c o n el frfo s e c o n s e r v a ta l e c h e s i n m o dificar s u s p r o p i e d a d e s nytritivas ni c a m b i a r s u s a b o r y s ó l o c o n la Refrigeradora especia para l e c h e d e l a s e r e s u e l v e él p r o b l e m a d e ra r e f r i geración económica y eficaz. F a c i lita l a s m a n i p u l a c i o n e s p o r q u e r e frigera en los m i s m a s cántaros. E l mecanismo es de u n a sencillez extraordinaria; no requiere e n g r a s e y no n e c e s i t a r e p a r a c i o n e s por estar e n c e r r a d o en una caja de a c e r o q u e lo p r o t e g e d e l p o l v o d e l a h u m e d a d y de todo d e t e r i o r a S I C E Apartado 93 G- MADRIC Concesionarias eXcfusiyos en t o d o s los e ntros ¿e población impartantfis
 // Cambio Nodo4-Sevilla