Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 16 D E J U L I O D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 18. aplique la sanción que considere oportuna Artículo 7. E l Centro Regulador de Operaciones de Cambios podrá reclamar de los Bancos nacionales y de los extranjeros y Agencias o Sucursales en E s p a ñ a de la B a n ca extranjera, un estado semanal, según el modelo que se acuerde, de las operaciones de cambios que hayan efectuado en cada semana y cualquier certificación que pueda servir para comprobar que no se hán realizado las que quedan prohibidas, pudiendo además efectuar tales comprobaciones por medio de la inspección que acuerde el ministro de Hacienda, a través o no del Banco de España. Artículo 8. Se remitirá quincenalmente a la Sección de Banca de la Dirección General del Tesoro, un estado de las operaciones efectuadas por la oficina de cambios y de las que haya autorizado a los Bancos. Asimismo se comunicará a dicho Centro, a los efectos a que haya lugar, cualquier denuncia que se haga relativa a infracciones de ésta Real orden y de toda falta que se advierta a las disposiciones de ella, o a las que dicte el referido Centro. Artículo 0- Mientras persistan las actuales circunstancias y se hallen en vigor las disposiciones que con carácter provisional se dictan en esta Real orden, queda prohibida toda negociación de moneda extranjera en forma distinta de la que establecen los precedentes artículos, y no se publicarán m á s cotizaciones de divisas que las facilitadas a las Sindicaturas de los Colegios de Agentes por el Centro Regulador, de Operaciones de Cambios. Artículo io. Se mantienen, por de pronto, en todo su vigor las disposiciones que regulan la introducción y negociación de valores extranjeros en el mercado español y quedan prohibidas en absoluto las inversiones de capital en aquellos valores. EL C E N T R O REGULADOR D E O P E R A C I O N E S DE CAMBIOS L a Gaceta de -oy publica una Real orden regulando la creación del Centro Regulador de Operaciones de Cambios, cuya parte dispositiva dice a s í Artículo i Con el título de Centro Regulador de Operaciones de Cambios se constituye en el Banco de E s p a ñ a un organismo que, presidido por uno de sus subgobernadores e integrado por un representante de cada una de las tres zonas bancarias a quienes se designarán sustitutos por las Asociaciones respectivas, tenga a su cargo establecer los medios de centralizar en toda la medida que sea posible, las operaciones de cambio- de moneda y principalmente las de adquisiciones de divisas en el extranjero. A tal efecto, podrán crear, con personal especializado que faciliten los Bancos, una oficina que inspeccione y vigile la actuación de la Banca en el indicado respecto, o que realice las adquisiciones o ventas de divisas elevando a este ministerio las propuestas que considere precisas a los indicados fines. Además será de su especial cometido: a) Autorizar las operaciones de compra o venta de divisas a plazos, que pretenda realizar la Banca privada, previa justificación de que las operaciones responden a necesidades de la vida de relación con el. extranjero. b) Autorizar a los Bancos, previa igual justificación, para las apetruras de créditos de moneda extranjera, así como las operaciones de dobles y cualesquiera otras que tengan por objeto adquirir, vender o disponer en cualquier forma de divisas. HOTEL INFANTA ISABEL- BURGOS Recién inaugurado. RESTAURANTE. GARAGE c) Comunicar diariamente a la Sindicatura de los Colegios de agentes de cambio y bolsa los cambios máximos y mínimo de las divisas en que se haya operado, a fin de que sin gasto los publiquen en sus boletines. Artículo 2. Tanto el Centro Regulador de Operaciones de Cambios como su- oficina, radicarán en Madrid, y no podrán operar sino con Bancos y banqueros. Artículo 3. Queda prohibido a la Banca establecida en E s p a ñ a comprar o vender d i visas en el extranjero, ni aun sus propias centrales o sucursales, sin que previamente lo autorice el Centro Regulador de Operaciones de Cambios, el cual podrá exigirles la justificación de las aplicaciones que se propongan dar a las monedas, de cuya adquisición se trate. Artículo 4. N o podrán concederse créditos en moneda extranjera por la Banca privada, sin la autorización de dicho Centro y previa la justificación que antes se ha mencionado. Artículo 5. Igual justificación h a b r á de recabarse para abrir créditos en pesetas a extranjeros y para cualesquiera operaciones, cuya, finalidad sea adquirir, vender o disponer de divisas de otros países. Artículo 6. Queda prohibida toda operación de cambio de moneda que no se ajuste a lo. dispuesto en los anteriores apartados de esta Real orden. De las infracciones a lo que queda dispuesto, se d a r á cuenta por el Centro Regulador al ministro de Hacienda, para que 0 Debido a sus instalaciones modernas fabrica neumáticos elásticos silenciosos antideslizantes y resss S. A. E. Enslebert Madrid- -Barcelona Málaga
 // Cambio Nodo4-Sevilla