Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 17 D E J U L I O DE 193 Ü EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G p a pueblos a ciudades y para conjbátir las teorías impúdicas y exóticas de quien no sabe identificarse con las cosas de España, Propuso fuera proclamado jefe del partido nacionalista el doctor Albiñana y un voto de confianza para que éste designase la Junta directiva. Hecha la proclamación por aclamación, el doctor Albiñana, que se presentó con la i n signia de los legionarios de Esnaña, una pequeña porra de madera, subió al estrado y a los acordes de la Marcha Real, interpretada por unas cuantas músicas, fué izada en el balcón la bandera españoIa ante los delirantes vivas de todos los presentes. E l doctor Albiñana comenzó a continuación un discurso de tonos cálidos y vibrantes, que se correspondieron con la dureza del léxico. D i j o que cumplida la fórmula de cortesía de saludar a los reunidos, declaraba que no sentía temor alguno n i consentiría el desmayo de ningún legionario; que el partido nacionalista no era un conglomerado político más, sino la reunión de los 125.000 correligionarios que no tratan de obtener nada con ruegos, sino a tomarse lo que es debido por su propia beligerancia. Habló de los restos putrefactos de los partidos sin contenido y sin hombres porque todos. desaparecieron con Primo de Rivera. E l conde de Romanones- -dijo- -que en estos momentos insufla un balón de oxígeno a sus correligionarios, anuncia elecciones en fin de año en las que todos sus amigos tendrán acta sin detenerse ante las mayores usurpaciones en favor de quienes han sepultado a España. E l partido conservador, que siempre estuvo compuesto por un jefe y 50 caciques- -uno por provincia- -está peor que el liberal. L a bancarrota republicana es completa y se habla de aquella República de 1873 que duró once meses, con 29 ministros y cuatro presidentes mientras el pueblo se moría de hambre. H o y el partido republicano es un partido de opereta con siete fracciones distintas, en el que sólo ha pasado el Rubicón el Sr. Alcalá Zamora, que lamenta no hamer tomado billete de ida y vuelta. Declara sus simpatías por la Unión M o nárquica Nacional con sus dos grandes figuras, el conde de Guadalhorce y el general Martínez Anido. Se declara demócrata y dictatorial, pues no considera ambos términos antitéticos y dice que los legionarios no colaboraron con la pasada dictadura, pero que impondrán l a próxima. A l hablar de los responsabilistás recordó la huida del Sr. Ossorio y Gallardo, de B a r celona, en 1909, y las responsabilidades que están sin liquidar de la República de 1873. Señala el maridaje de los señores Sánchez Guerra y Prieto, ya olvidados los días de 1917. Respecto a las futuras Cortes, dijo que el partido irá a las elecciones e impedirá coercitivamente que ningún diputado haga obstrucción. Proclamó la intangibilidad del Ejército y dijo que los legionarios sé bastan para impedir que se le injurie cobardemente mientras se le pide completa abstención y recuerda que entre los concurrentes muchos dieron su sangre en los campos de Marruecos. Amante de todas las regiones, y defensor del consumo de los productos nacionales, amante de Cataluña, con los diez m i l afiliados de la Peña Ibérica de Barcelona, capaces de tomar la ciuadad en 24 horas, dijo que se sigue coaccionando a los comerciantes que ostentaron títulos redactados en español en sus establecimientos. Terminó apelando al entusiasmo de todos para luchar en bien de l a Patria y continuar una activa propaganda. Terminado el acto se dieron vivas a España, al Rey, al Ejército y a los personajes de la pasada Dictadura, así como al doctoí Albiñana y al partido que acaba de constituirse. INFORMACIONES DE Mili Y NOTICIAS ULTIMA HORA KMgm- ltP- CT- -MMB D e la Conferencia Vitivinícola Trabajos de las secciones Madrid 17, 1 madrugada. L a ponencia que estudia el problema de los envases, que corresponde a l a sección segunda, ha acordado solicitar el establecimiento de un régimen de franquicia, en general, para los envases destinados a contener bebidas alcohólicas, y, especialmente, las importaciones temporales de los envases de madera y de vidrio para la exportación. También se solicita que se revise el Arancel de Aduana correspondiente a estas partidas de vidrio, y que se active la inteligencia comercial con Rusia, a fin de obtener, en condiciones de la máxima baratura posible, l a madera necesaria. Se solicita que se define por la ley de V i nos españoles las características y las manipulaciones a que se han de sujetar los vinos, para poder, sobre esta base, imponer en los tratados que se concierten en lo futuro la aceptación de todos los vinos españoles, tal como se producen. Se acuerda también solicitar que en todos los tratados que se concluyan en lo futuro se obliguen las naciones contratantes a respetar los certificados de análisis expedidos por J s autoridades españolas, incluyendo los de la estación enológica de Cette. Se solicita del Gobierno proceda en breve a una revisión de los aranceles de Aduanas, a fin de darles una mayor elasticidad que nos permita obtener en el extranjero derechos más reducidos para nuestros vinos. A l mismo tiempo se desea que el sistema de una segunda columna del A r a n cel, concedida de manera rígida y única, se sustituya por el sistema de Derechos consolidados para las partidas que interesan a la exportación española. Se pide igualmente que se entablen negociaciones para aquellos países que aplican sus derechos arancelarios sobre el peso bruto en las bebidas alcohólicas, para que en lo futuro estos derechos recaigan sobre el peso neto y que en los Tratados que se concierten en lo futuro se incluya una cláusula en virtud de la cual ambas paríes se comprometan a no establecer trabas, gravámenes n i l i mitación, y a no tomar ninguna medida de orden interior, de cualquier clase que sea, que altere las circunstancias comerciales existentes en ej momento de la conclusión del Tratado. Asimismo terminó sus trabajos la ponencia de Denominaciones de origen acordando pedir al Gobierno que proceda a delimitar las comarcas vinícolas españolas y a determinar las características de los vinos típicos, adoptando, además, las medidas necesarias para obtener que se respete tanto en España como en el extranjero los nombres de Rio ja, Jerez, Málaga, Tarragona, Valencia, etc. L a ponencia encargada de estudiar las medidas a adoptar respecto a purificación y saneamiento del mercado exterior, se ocupó de cuanto se refiere a las condiciones y requisitos para poder exportar, manifestándose unrinimemente la opinión de los reunidos en ei sentido de considerar como requisito pre i í ndiViensable la inscripción en el regis. r; exportadores, establecido en el ministerio de Economía Nacional. Esta misma ponencia estudió lo relativo a la Asociación de Exportadores, solicitando que se concedan para áer oficial a los Sindicatos de exportadores de vino, que reunan determinados requisitos. Esta ponencia se ocupó igualmente de las tarifas de contribución que satisfacen los exportadores y solicitó que se redujeran a un tipo irreducible e inferior al actual. E n lo que respecta a la propaganda genérica, entiende la ponencia que, siempre que ésta sea de carácter nacional corresponde realizarla y sostenerla al Estado, quedando a cargo de las organizaciones sindicales regionales la propaganda de las respectivas denominaciones. A la reunión de esta ponencia asistió la representación del Banco Exterior de España, que- hizo constar el decidido propósito de este organismo para estudiar y favorecer con todos los medios que tiene a su alcance la exportación vinícola española. Terminó sus trabajos la ponencia encargada de estudiar los problemas relacionados con la superproducción, tomando acuerdos muy interesantes en lo que se refiere a las limitaciones que deben establecerse en las plantaciones de viñedos, singularmente en lo concerniente a los terrenos de regadío. H o y por la mañana, continuará la reunión de ponencias. P o r la tarde, a las cinco, se reunirá el pleno de las tres secciones en que se divide la Conferencia. 1 partido nacionalista español Madrid 17, 1 madrugada. Con gran concurrencia de afiliados y con el entusiasmo propio de actos de esta índole, se celebró ayer tarde una asamblea de los legionarios de E s paña, para la proclamación de jefe del partido nacionalista español. Se celebró la reunión en el salón de actos del Centro Nacionalista, establecido en la calle del Almirante número 17. Esta tranquila vía- fué teatro ayer tarde de la expectación consiguiente, pues los transeúntes, ignorantes de lo que sucedía, eran atraídos por las salvas y aplausos y los vivas ensordecedores con que el público colmaba a los oradores y que trascendía a la calle por los balcones abiertos. Dos parejas de Seguridad cuidaban del orden delante del Círculo. Empezó el acto con breves palabras del presidente. A continuación a ellas, D. Julio Suárez pronunció un caluroso discurso, i n terrumpido a cada paso con ruidosas aclamaciones. Habló de la situación de España, combatida hace pocos años por el secesionismo de las regiones, sin respeto a este elemento impuesto por la fatalidad, que es el nacionalismo. Recordó al grupo político f rancésque con Maurras y otros se convirtió en vigía atento en los anales del siglo x i x para impedir que el Estado fuera confiscado por las izquierdas, que anteponían el liberalismo al máximo concepto de la Patria. E n España- -dice- -se está desnacionalizando a la hora presente la Universidad, la escuela y hasta el hogar, y ante este enorme peligro sólo una nueva dictadura puede contener el derrumbamiento. Francia, lograda su unidad por L u i s X I tuvo la fortuna de disfrutar un período dictatorial de dieciocho años con Richelieu y otro de 36 con Mazarino, que permitieron se lograra el segundo reinado de L u i s X V Continúa su discurso aduciendo que a la hora actual hacen falta en España patriotas de pelo en pecho que no tiemblen ante la muerte y que sepan cumplir con su misión; terminó con un recuerdo al general Primo de Rivera, que niveló la Hacienda; venció en Marruecos, puso en vilo el alma de la raza y no mintió nunca, desfalleciendo poco a poco ante la lucha sórdida, porque su tiempo era escaso para dar su pensamiento a l a nación, problemas reales
 // Cambio Nodo4-Sevilla