Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 22 D E J U L I O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 27. do de comercio de modo que queden garantizados los intereses de la vinicultura espa ñola. Afirma que la revisión que solicita es suficiente para la defensa de nuestros vinos. La inmediata denuncia del Tratado, como se dice en el voto particular, podría perjudicar Las reuniones plenarias de ayer muchos intereses españoles. Madrid 22, 2 madrugada. Bajo la presi El representante de la Cámara de Comercio de España, en Cette, se muestra condencia del subsecretario de Economía, seforme con el voto particular del Sr. Latoñor Pan de Soraluce, se reunieron, a las rre. Las medidas que ha adoptado Francia once y cuarto de la mañana de ayer, el pleno de la Confederación Nacional Vitiviní- no son únicamente para los vinos, sino que alcanzan también a las frutas españolas cola, para discutir los dictámenes de la secAfirma que estas medidas han influido en la ción segunda. Se lee y aprueba el acta de la sesión an- baja de ía peseta. terior. Se da lectura seguidamente a la priE l Sr. Tarín es partidario también de la mera ponencia de la sección, que abarca los denuncia porque en el Tratado se encuentra siguientes temas: Purificación y saneamien- España en condiciones de inferioridad y que to del mercado interior. Registro y condi- remos un Tratado de reciprocidad. ciones para poder exportar. E l Sr. Jové explica cómo se realizó el acSin discusión se aprueba el capítulo re- tual Convenio con Francia. Los exportadores ferente al registro oficial de exportaciones. informaron al Gobierno acerca de sus aspiraLa inscripción en dicho registro es requi- ciones, y al firmarse, fueron éstos los primesito indispensable para poder efectuar ex- ros defraudados. Pide que se nombre una coportación de vinos. Intervienen tos señores misión de viti y vinicultores que estudien todos los Tratados en vigor, para proponer Martínez Peñasco, Jevé y Carrión. Sin discusión sé aprueba el capítulo co- al Gobierno las medidas que crea necesarias. Termina rogando al Gobierno que tenga rrespondiente a propaganda genérica. Se propone el que la propaganda genérica na- en cuenta no sólo lo que en la sesión se ha dicho, sino también lo que los oradores han cional la organice y costee el Estado y la callado. propaganda de denominaciones regionales La presidencia agradece las palabras prolos Sindicatos respectivos. L a ponencia propone un voto de gracias nunciadas por el Sr. Jové, y ofrece transmial Banco Exterior, por su oferta de auxi- tir al Gobierno, con toda fidelidad, el espíritu de la conferencia. liar a la exportación de vinos españoles. Se levanta la sesión a las dos menos E l Sr. Marín Lázaro, gobernador del cuarto. Banco Exterior, agradece el acuerdo. En las ponencias de transportes se promueve una larga discusión acerca de la taP o r la tarde rifa especial para vinos. Intervienen en A las cinco de la tarde de ayer se reanuella varios asambleístas, que solicitan l i dó la sesión, bajo la presidencia del minisgeras modificaciones. tro de Economía, Sr. Wais, para comenzar E l Sr. Amezúa solicita que se incluya en la discusión de los dictámenes de la sección dicha tarifa el transporte de alcoholes. La tercera. ponencia acepta dicha petición. En el primer capítulo de la ponencia, que Sin discusión se aprueba el capítulo de la se refería a la represión del contrabando, ponencia relativo a exportación. se estima que el único medio eficaz de reSin discusión también queda aprobada la primir el fraude es la intervención por la ponencia relativa a envases. Administración de los alcoholes al salir de Puesta a discusión la ponencia relativa la fábrica. Se estimó necesario, además, que a Denominaciones de origen, que es apro- a las fábricas especiales de desnaturaliza bada sin discusión, el representante de los ción sólo se las autorice la de las cabezas viticultores de la Rioja se dirige a los rey colas, pero no la del alcohol neutro. Hepresentantes de la Prensa para que hagan chas algunas aclaraciones por parte de los constar la unanimidad con que se ha diriseñores Puigmall, Colomer, García Hurtagido 1 a Asamblea en todo lo que se refiere do y otros, se da por suficientemente discutia la purificación y saneamiento del mercado do este tema. interior y exterior. Se pasa a continuación al siguiente epíSe pasa a continuación a tratar de la pografe, que abarca los siguientes extremos: nencia relativa a Tratados. Se da lectura Clasificación de alcoholes, circulación, prede un voto particular, que firma, entre otros, ferencias y potabilidad. el Sr. Latorre, en el que se pide la inmeE l debate es amplio, interviniendo los sediata denuncia del Tratado de comercio con ñores Calderón, Amezúa, ogranes y Francia. Hueso. E l Sr. Latorre hace uso de la palabra También habla el Sr. Bernard sobre el para defender el voto particular. Hace histoalcohol de orujo y del vino, interviniendo los ria de las medidas adoptadas por Francia con respecto a nuestros vinos y los funda- señores Colomer, Puig, Amezúa, Sugrañes, mentos que, a su juicio, son puramente po- Tarín y Carrión. líticos, en que Francia se apoya, y lamenta E l ministro de Economía, Sr. Wais, en que el Gobierno español no haya tomado muy elocuentes palabras hace un llamamienalgunas medidas de protección de la rique- to a la concordia. Cree que, prescindiendo za vitícola española. de, puntos de vista personales, sería más fáLa presidencia advierte al orador que no cil llegar a una inteligencia. Reconoce la dies lícito atacar a una nación amiga. E l ficultad del problema; pero ha de lamentar Gobierno- -añade- -defenderá con tanto celo que los diversos sectores interesados no como lo podrían hacer los propios exporta- ofrezcan soluciones más concretas que puedores los intereses vitivinícolas dan servir de base a una obra de Gobierno. E l Sr. Latorre insiste en sus razonamien- Estima que es un problema de regulación y tos y dice que Francia ha vulnerado el Tra- de ordenación y que, por tanto, no ha de tado de comercio firmado con España. En considerarse insoluble. este caso, ¿cómo no ha adoptado España meInvita a los señores asambleístas a que didas de defensa? Termina pidiendo que se denuncie inmediatamente el Tratado de co- antes de la sesión de hoy procuren llegar mercio con Francia, ya que a España no le entre ellos a: una inteligencia o, por lo menos, a un principio de inteligencia que pueinteresa para nada. Un señor asambleísta explica los términos da servir de base a las deliberaciones y dar de la ponencia. En ella se pide que el Gobier- así un camino al Gobierno para resolver el no español adopte medidas análogas a las problema. que ha tomado Francia con nuestros vinos, Y se levanta la sesión, a las odio de la para obligar a este país a revisar el Trata- noche, para reanudarla hoy, ASAMBLEA NACIONAL VITIVINÍCOLA Hecho a malas costumbres de ansioso en los festines burocráticos el muy conocido e inolvidable coleccionista de gajes agropecuarios D. Andrés Garrido, no quiere privarse de nada, y en todas sus pretensiones muestra la misma incontinencia. H a pretendido, sin derecho, disponer de estas páginas para una contestación, en gran parte disgresiva e impertinente, al suelto con que A B C rechazó un ataque de su revista, en la cual inició y debió continuar sus desahogos. Le habíamos prometido publicar su carta, tan dilatada casi como la enumeración de los cargos, puestos y subsiguientes, etc. que durante la dictadura vinculaba el nombre de D. Andrés; pero a condición de que antes conociera su parroquia en la revista mencionada, lo que antes queríamos decirle. La Nación ha tenido a bien intervenir en este asunto, que no le interesa, insertando el documento dirigido a A B C, y el Sr. Garrido debe conformarse con esa publicidad. Recogeremos, sin embargo, lo que el Sr. Garrido dice que le importa exclusivamente rectificar: las faltas de veracidad que eí artículo de A B C contiene Y le dejamos 3 a palabra. Soy uno de los pocos españoles que en su vida ha tenido, como funcionario público, ningún enchufe, agregación, doble sueldo, etc. No he desempeñado jamás sino un solo destino, e ignoro en absoluto en qué consisten esas sabrosas sinecuras y esos diez o doce cargos que A B C. me adjudica. La afirmación es arrogante y audaz: D. A n drés no ha tenido nada, no ha desempeñado nada, ni ha cobrado nada; y además, es una excepción, un prodigio de sobriedad, porque todos los españoles, menos unos pocos, acaparan y acumulan beneficio. Más adelante veremos la exactitud de su afirmación. Cuando ocupé la subdirección de Acción Local Agraria, y después de la dirección de Agricultura- -añade el Sr. Garrido- -pertenecía, en efecto, a las infinitas Juntas, Consejos y Comités, de que forzosamente han de formar parte quienes desempeñan tales cargos; ni una junta más ni una menos de quienes me precedieron y sucedieron en dichos cargos; y a tal título figuré en los que cita A B C y en otros que no citaba. Tales Consejos- -con la sola excepción del Seguro Agropecuario- -no dan gratificación fija a quienes a ellos pertenecen. Aquí resulta ya complicado em funciones oficiales y administrativas, tan copiosas que, según su confección, se parecen S infinito; á pero ineludibles, forzosas, onerosas, gratuitas; cargas gigantescas de un solo destino y de un solo sueldo. Vamos a poner los puntos sobre las ies y la falta de veracidad ¡en su sitio. Aparte su único destino de escalafón y su sueldo único, porque legalmente nadie puede tener más del Estado con esos nombres, el Sr. Garrido tuvo todos los siguientes: Subdirector de la Acción Social Agraria y vicepresidencia de la Junta de Acción Social, pon gratificación de 5.000 pesetas. Vocalía en el Crédito Agrícola, con dietas. Vocalia en el Comité Algodonero, con dietas. Gerencia del Seguro Agropecuario, con gratificación. Vocalía en la Junta de Sales Potásicas, con dietas. Agregación a la Oficina de Tarifas del Consejo Ferroviario, y después vocal en el Consejo, con dietas. ¿Cargos forzosos, anejos a la Subdirección de Acción Social y a la Dirección de Agricultura? No lo eran los del Consejo ferroviario. Comité Algodonero, Crédito Agrícola, ni la Vocalía, que no contábamos, áS la Comisión del Cultivo del TabacOj x PARA LA HISTORIA DEL CACI QU 1 SMO AGRARIO
 // Cambio Nodo4-Sevilla