Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 26 D E J U L I O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G Vj. L a K- 8 gira en corto con elegancia y maestría y se incrusta en el azul ante la admiración de todos. Según nos informan, la señora Butler tiene gran renombre entre los pilotos ingleses. N o ha mucho hizo un magnífico raid Londres- Cabo Buena Esperanza, y recientemente disputó una copa donada por el rey Jorge V en la que tomó parte su esposo, separadamente. E l se clasificó el segundo y ella en cuarto lugar. E n esta challenge, no pensaba tomar parte, pues fué a Berlín a despedir a su esposo, pero a requerimiento de miss S pooner, la acompañó, sustituyendo al mecánico de miss, que enfermó. L A CHALLENGE I N T E R N A C I O N A L D E T U R I S M O C O N C U R S O D E 1930 L a jornada de ayer. E l feminismo en acción. L a C- 8 cae en la C r u z del C a m p o a poco de salir. U n a concursante, periodista. Llegada del teniente H a y a Resumen cronométrico. L a jornada de ayer Fué la jornada de ayer la de más actividad en la Base, y puede decirse que casi la que ha cerrado eí ciclo de la escala en nuestro aeródromo de las avionetas que toman parte en esta challenge internacional. Entre las notas destacarles del día, hay que poner de relieve la llegada de intrépidas aviadoras, en franca competición con el hombre, err un deporte que tiene la emoción del peligro constante que supone el dominio de la estabilidad en el aire. De la decisión de la mujer inglesa ya teníamos noticias. Pero de la mujer suiza teníamos otra impresión. A l g o así como un reflejo de la placidez de los lagos helvéticos. Pero mademoiselle V i l n a Zoller, al dar el salto de los Pirineos en el S- 2, ha conmovido un poco la solidez de nuestras impresiones, quizás un poco prematuramente catalogadas. E n Sevilla, un viento moderado N O. que terminó por desaparecer en absoluto, i r guiéndose verticalmente la columna de humo de aviso a los aviadores. Las últimas noticias comunicaban el franco paso por los Pirineos, completamente despejado. 1 Lluvia de avionetas Por el canal de Alfonso X I I I por el río viejo y por el Sector Sur de la Exposición que fué, van apareciendo con simultaneidad, avionetas que orientan sus picos hacia el verde manchón de la Base. L a P- 2, pilotada por el polaco J Bajan, llega a las 13,05, se aprovisiona y emprende el regreso a las 14,02. L a E- 8 y la E- p llegan a las 13,24 y 13,32, respectivamente, con pilotos incógnitos. A las 14 y 18 minutos se van dejando el sitio- -es un decir, porque en Tablada sobra sitio- -a la A- 2, que pilota Speegler y registra su llegada a las tre? e horas y treinta y cinco minutos. Ün minuto después llega Osear Notz, en la C- i, para marcharse a las quince horas y cinco minutos. U n a avioneta de estudiantes A pleno día de ayer, a las 12,45, la primera avioneta que transmitió el ruido de su motor en Tablada fué la D- 4, pilotada por unos estudiantes alemanes. Nota simpática esta de los estudiantes, entre los Graf, los V o u y los ases mundiales, en perpetua situación apologética. E l estudiante Neininger, que pilotaba, y su compañero observador, pertenecen a la Academia Técnica de Darmstald. Decididos, joviales, nos manifestaron que salieron de Pau (Francia) a las siete de la mañana, haciendo, por tanto, el recorrido Pau- Sevilla en cinco horas y cuarenta y cinco minutos, con las obligadas escalas de Zaragoza y Madrid. A l elevarse en Madrid- -dijeron- -tomaban tierra en M a d r i d unos treinta aparatos. A las 14,25, los estudiantes se elevan hacia Madrid. Datos meteorológicos E l tiempo neutralizado en la challenge, se ha debido, como se sabe, a la depresión del Mediterráneo, que originó una atmósfera impracticable en la ruta Pau- Zaragoza. Pero la derivación hacia Grecia, permitió la continuación de la challenge, y ayer, los datos facilitados por el Servicio Meteorológico, por la mañana y tarde, fueron francamente optimistas. Por la mañana, se mantuvo despejado Madrid- Sevilla, y los P i r i neos, mejorados, con tendencia a desaparecer las nubes. Por la tarde, la depresión mediterránea derivó hacia Grecia, quedando España completamente despejada. E l mapa se estrelló de chapitas azules. T a n sólo en Barcelona había unos restos nubosos. La C- 8 cae en la C r u z del C a m p o a poco de salir Siguen llegando aparatos L a C- 7 abate sus alas a las trece horas y txeS- minutos, y enfila hacia el control. L a avioneta, alemana, la pilota Lenonesk i quien, en unión de su compañero, penetra en el barracón. Los guardias políglotas actúan. Saludos y una charla satisfactoria para Sevilla. Dicen que tenemos el mejor aeródromo del mundo, y al sonreir, un poco incrédulos nos lo ratifican, haciendo constar muy seriamente, con seriedad prusiana, que no hay en ello adulación alguna. A las catorce Loras y cuarenta minutos, después de aprovisionarse, se elevan, rum, bo a San Juan de Aznalfarache. A las catorce en punto controló su llegada a la Base la avioneta. alemana C. 8, que pilotaba von Donngenn, acompañado del mecánico Loest. Esta avioneta, después de aprovisionarse, elevó el vuelo a las quince y treinta. A l poco tiempo telefonearon al Aeródromo la caída del aparato en la Cruz del Campo y el mismo von Donngenn se puso al habla con el piloto Offermari, dándole cuenta de lo ocurrido. E l feminismo en acción A la misma hora que la anterior avioneta, pisándole la cola, aterriza la K- 8. Con un salto felino, la señora Butler ensaya un paso gimnástico hacia el control, mientras su compañera, miss S pooner, se situúa en fila para el aprovisionamiento. E n el control reciben sendos ramos de flores. L a señora Butler hubiera querido- i r a oca distancia de su esposo, el presunto anador de la prueba. Pero los Pirineos no lo han querido. Y así, las avionetas se cruzan en la mitad del camino y cuando ella llega a Sevilla Butler tal vez esté en Berlín. Y miss S pooner, ¿qué dice? Habla de la hermosura del viaje desde Pau, y de la emoción de las blancas azoteas ai llegar a Sevilla, y de, la maravilla del río... Sobre todo, el río. Y miss S pooner suspira, dando una chupadita al emboquillado de oro. Hablan del contratiempo del temporal. ¡Dos días detenidas e n P a u! Pero no han perdido- puntos; y la prueba de que no quieren exponerse á perderlos es que levantan su vuelo con rapidez. U n a avioneta alemana las espera por el aire, para darles un cortejo a lo Verne... vi lí. DV E A 1 L E Y L A PRESTIGIOSA ARISTÓCRATA INGLESA, PILOTO DE LA K- 6 (Dibujo de J u a n Lafita. LA J O V E S BERIPP. ISTA SUI A VILNA Z O l L E R QUE FIItAJfZA E L VtAjÉ DÉ UNA AVIONETA, Y VIENE DE OBSERVADORA CON E L PILOTO (D i b u j o de J u a n L a f i t a
 // Cambio Nodo4-Sevilla