Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
s i n rumbo; visito las librerías y las pastelerías, compro libros y dulces, emro en algún teatro y, a las ocho en punto, a comer. A las ocho de la noche empieza la tertulia de m i casa, con mis amigos Diego F L a n g a ran, L u i s H u r t a d o E u l o g i o Castillo, A n t o nio Domínguez, P elipe Sassone, Francisco Acebal. M e acompañan a comer, y luego nos reunimos en una salita a charlar... Después voy a algún teatro, siempre por dentro, y juego al ajedrez hasta la una. A- la una de la madrugada entro, con mis amigos, en un café, y en seguida a casa... ¿Y nada más? -N a d a más. M i vida es sencillísima, y siempre lo mismo. ¿A quién le puede interesar una vida tan monótona? E l secretario interviene: -N o hace más que leer. Casi todos I03 días se trae un montón de libros. ¿Y qué lee usted especialmente? ¡T e a tro? -S í Leo mucho teatro y de todo. N o velas, M e d i c i n a -D e Medicina lee mucho- -interrumpe el secretario, guiándonos hacia la biblioteA LAS T R E S D E L A T A R D E A L M U E R Z A C O N SU S E C R E T A R I O U N PESCADO, U N POCO D E c a- Todo esto se lo ha leído en este mes. D o n Jacinto nos muestra luego con orC YR 1 1 EUI Y D U L C E S gullo su magnífica colección de o b r a s de se levanta usted a las Shakespeare, ediciotres de la tarde, ¿a nes de todas clases y qué hora se acuesta? te en todos los idiomas, -A h o r a me acuesestudios críticos, ilusto temprano. Después traciones de Backman, del teatro: a eso de F, s una de las más belas dos. A las dos me llas- y completas copongo a leer y escrilecciones de obras de bir en la cama. T r a Shakespeare q u e c o b a j o siempre en la nocemos, l n una mecama, en esa mesita sita vemos el Ulises, que us ced ve... de Joyce, en inglés. (L a alcoba de don ¿Q u é l e parece Jacinto es humilde y Joyce, D Jacinto? desmantelada como la- -P u e s en realidad, de un monje: una cano sabe uno lo que le ma, una mesita, dos parece. sillas y u n Cristo. ¿Lo comprende- -B i e n A las tres usted bien? se levanta de la cama. -A ratos... -Pues ¿qué más- ¿T r a b a j a usted quiere usted? A las ahora mucho? tres y media estoy a l- -N o nada. morzando en el come- -i Estrenará usted dor con m i s e c r e ailgo en la próxima tario... temporada? Y en seguida se nos- -N o tengo más reva. A N T E S D E A L M O R Z A R Y D E COMER, D. J A C I N T O R E S P O N D E D E S D E ESA MESITA ALGUNA medio; no me dejan- -i Come mucho don CARTA D E E S A S Q U E VIENEN T O D O S LOS DÍAS C O N PRETENSIONES en paz. Tengo muchos J a c i n t o? -preguntacompromisos, pero no Y RECOMENDACIONES mos a su secretario. -M u y poco. ¿A régimen? ¡C a! Tiene una salud extraordinaria. Nunca está enfermo ni padece de irada. (Jome poco, porque es de poco comer, y siempre los mismos platos: carne, pescado, verdura, fruta, mucha fruta y, sobre todo, muchísimos dulces. Poco pan y nada de alcohol. A g u a y sólo agua. Don Jacinto vuelve. ¡V a y a! A l f o n s i t o (es el fotógrafo) se ha empeñado en no dejarme en paz con su magnesio, y hasta me ha hecho una ¡ato en la cama. L a gente se va a llamar a engaño, porque no me he quitado más que la chaqueta y se me ven los puños... -U n poco de teatro nunca está mal, don Jacinto. Y a me he enterado de que es usted goloso y abstemio... -N o es que no beba porque esté reñido con el alcohol o porque me haga daño... E s sencillamente, que no me apetece en casa. Cuando viajo bebo siempre un poquito, en Francia sobre todo. Algún Burdeos... Pero en poca cantidad. Más bien para no cambiar de agua. -Y en qué i n v i e r t e usted la tarde en P O R L A NOCíiK, A L A S O C H O COME CON SUS AMIGOS. D E D E R E C H A A I Z Q U I E R D A D O N Madrid? -K n visitas... E n recibir visitas y en deE R N E S T O A C E V E D O (S E C R E T A R I O D E D J A C I N T O) D D I E G O F LÁNGARAN D L U I S H U R volverlas. Después de comer doy un paseo, T A D O D. J A C I N T O ÜF. NAVKXTE Y D. ECl. OGIO C A S T I L L O
 // Cambio Nodo4-Sevilla