Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
F U E N T E Y ADORXOS, A LA ENTRADA D E L REAL DE LA FERIA se halla instalada la feria. A la terminación de las corridas centenares de c a r r u a jes, hoy en su casi totalidad automóviles, recogen de la plaza a las familias más d i s tinguidas de la ciudad que h a n ido al espectáculo, entre las que no faltan las bellísimas valencianas tocadas con la airosa mantilla blanca, y se dirigen a dicho paseo, en el que les espera un público numerosísimo, bien provisto de confetti y de paquetes de serpentinas, y hay que ver los rudísimos combates que se entablan, y el vistosísimo cuadro que se desarrolla, cuadro que v a cambiando de color a medida que v a anocheciendo, y a la luz del sol van sucediendo las profusas iluminaciones de la feria. El certamen musical. -Es también uno de los números obligados del programa. E n Valencia hay gran afición a la música, y ello se manifiesta principalmente con la institución de bandas en casi todos los pueblos de la provincia. Esa afición les conduce no pocas veces a hondas perturbaciones, porque, no contentos en algunos pueblos con tener una banda, crean dos, que suelen llamarse siempre la banda N u e v a y la Vieja, e inmediatamente queda dividido el vecindario en dos sectores, y se plantea la competencia, y tras de ésta surgen las rivalidades y, finalmente, poco menos que! a. guerra civil dentro del pueblo. Estas divisiones llegan muchas veces hasta la c i u dad en los momentos del certamen. Todos os anos se inscriben en este festival 15 ó 20 bandas, que ejecutan las piezas más d i fíciles y complicadas, y suelen salir muy aironas de su empresa, demostrando el instinto musical de los que las componen, campesinos que i- e han pasado todo el día en las rudas tareas de la tierra y que aprovechan anas horas de la noche para sus lecciones y ensayos musicales. Demostración del g r a n desarrollo que en esta provincia tienen. las bandas de música es el número de las que concurren a la fiesta fallera, número qué se acerca a cien. ¡Cuatro o cinco mil músicos reunidos en una ciudad, y tocando, aunque en diferentes sitios, casi a la misma hora! La batalla de flores. -Es el festejo c u m bre. Fué introducido en V a l e n c i a hace ya más de cuarenta añes por un valenciano mujr popular y al mismo tiempo muy distinguido, el señor barón de Cortes, y desde el primer momento arraigó hondamente. Y se explica. U n festejo en que como p r i n cipal elemento entra la flor, había de adaptarse rápidamente en el país que se p r o d u cen éstas por todas partes. S i a esto se añade que para el éxito completo del festejo se necesitan artistas, y en V a l e n c i a no hay u n solo hijo- de e s t a t i e r r a que n o Heve d e n tro de su alma algo de ese divino soplo, el éxito podía darse por descontado. C o m o así sucedió. H o y l a batalla de flores valencia- n a tiene fama, no sól o nacional, sino en todo el mundo, y y a puede codearse con l a de N i z a E s verdaderamente a d m i r a b l e el aspecto que ofrece el mencionado paseo de la Alameda, en el que se congrega u n público q u e n o b a j a de 100.000 personas, ocupando todos los pabellones y los a m p l i o s graderíos que e n los huecos y en la parte opuesta de la fila de dichos p a b e l l o n e s se colocan. Desfilan p r i mero al paso los c o ches, majestuosamente, levantando m u r m u llos de a d m i r a c i ó n hasta q u e h e c h a l a señal c o n v e n i d a c o mienza l a batalla, en. la que no se arrojan más p r o y e c t i l e s que ramilletes d e flores, pero en c a n t i d a d e s enormes; tantas, que a los pocos instantes el piso d e l a p i s t a h a quedado con vertido, en m u l l i d a alfombra de flores. A ú n recordamos la frase feliz de u n distinguido escritor, hace años difunto, el inspirado poeta Paso, quien, contemplando embelesado aquel espectáculo, y queriendo expresarlo en una sola frase, decía que se le antojaba que e l color se había vuelto loco Valencia, aunque comprende que no es el período estival el más propio para atraer el forastero ni para celebrar grandes fiestas, sostiene sus ferias aun cuando sólo sean para recreo de su vecindario y los h a bitantes de la región. B ij pgsi T. LLÓRENTE FALCO (Fotos B a r b e r a Masip. ASPECTO D E LA PLAZA D E TOROS UN DÍA D E CERTAMEN MUSICAL
 // Cambio Nodo4-Sevilla