Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 30 D E J U L I O Dt con que se enorgullece Sevilla, ha sido, es y será motivo de que continuamente vengan investigadores de todos los países de América, dichos cultos visitantes, mas otros muchos que lleguen en plan de recreo, concurrirán a la biblioteca, donde encontrarán los libros más modernos, así como las revistas y diarios que se publiquen en Portugal y América. Aún quedará sitio sobrado en el palacio de la Plaza de España para la celebración de Congresos y Asambleas, referentes a las finalidades asignadas, y para la fundación de un Centro de investigación y enseñanza, que responda, concretamente, a la idea del Colegio Mayor. Hispanoamericano, bien entendido que, a mi juicio, los trabajos de laboratorio y docentes, de esta nueva institución, no deben limitarse a las tradicionales disciplinas científicas, literarias y artísticas, sino también a sus aplicaciones a otros aspectos modernos de las actividades humanas, cuya fuerza de cohesión entre los pueblos es de momento. superior al de aquellas otras, siquiera la trascendencia y lejana eficacia de las primeras, más excelsas e ideales, impriman carácter a este conjunto fraternal de pueblos. De desear es que el Gobierno, con los asesoramientos- que estime pertinentes, decrete, lo más pronto posible, cuanto estime más acertado en orden a los extremos apuntados. España saldrá beneficiada con ello y Sevilla, en particular, cuyo esfuerzo propio también debe manifestarse una vez mas, aprovechando los palacios y pabellones de que va a disponer, verá reafirmado, de modo perdurable, su pasado americanista, con nuevas expresiones, que contribuirán D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G igj. a facilitar, zanjando dificultades burocráticas y abreviando trámites, la aceptación, por el donatario, del antiquísimo monumento. Naturalmente, para ello se ha contado con las buenas disposiciones del ministro de Instrucción y del director de Bellas Artes. Testificaron del acto de otorgamiento, el alcalde de Mairena, D José Jiménez F l o r i n do, y el ilustre periodista D José Muñoz San Román, secretario del Comité de I n i ciativas y Turismo. Merece los más efusivos elogios el generoso rasgo del Sr. Bónsor al enajegar desinteresadamente el fruto inestimable de más de cuarenta años de afanosos trabajos, consagrados a una tierra donde concentró, cual si de su propia patrja- se tratase, todo el i m pulso de sus entusiasmos y la cordialidad de sus amores. Tambiné es acreedor a un entusiasta parabién el distinguido catedrático Sr. Ángulo Iñiguez, quien, como hemos dicho, tanto favoreció la rápida resolución del caso. De la necrópolis de Carmona aparecieron los primeros vestigios en 1868, al iniciarse sobre sus ruinas la apertura de un camino público. Posteriormente, los señores F e r nández y Bónsor practicaron, según se indica al principio, las excavaciones que habían de dar por resultado el completo alumbramiento de aquellas reliquias seculares. P o r el año 1885 ascendía a 2 0 0 el número de las tumbas descubiertas, cuya colección fué poco después enriquecida con una familiar, sumamente hermosa, denominada el Templo, donde se admiran sugestivos vestigios del arte romano y principalmente la admirable escultura de Sérvilia. a mantener la historia cultural de la ciudad y su unión indisoluble con los pueblos de América. LA NECRÓPOLIS D E CARMONA, DONADA AL ESTADO E n el Castillo de Mairena, donde reside y desarrolla su. sabia actividad el notable arqueólogo D. Jorge Bónsor, otorgóse el lunes, ante- el notario del V i s o del Alcor, D. Ignacio Jiménez G i l la escritura de donación al Estado de la admirable necrópolis romana cuyo total descubrimiento en el pasado siglo tanto acreció el vasto acervo monumental de la histórica ciudad de Carmona. Las acertadas exploraciones del propio señor Bónsor y de D. Juan Fernández, replicando con muda y laboriosa serenidad el ambiente de broma en que e l vulgo las envolvía, arrancaron a los siglos el valioso secreto de aquellas- admirables ruinas, que, por mitad, adjudicáronse sus descubridores. D J u a n Fernández legó al Sr. Bónsor el usufructo de su mitad, y dispuso que si éste donaba al Estado la que le pertenecía al Estado fuese también, a la muerte del Sr. Bónsor, la que él había legado. Por consiguiente, la donación de D. Jorge es total, reservándose la dirección técnica. Otorgaron la escritura referida, de una parte, el Sr. Bónsor, y de otra, como inspector general del Tesoro Artístico Nacional, y en representación del Estado, D. Diego Ángulo Iñiguez, cuya inteligente intervención en este interesante asunto ha venido EX EL I L U S T R E ARQUEÓLOGO D O N JORGE BÓNSOR, F I R M A N D O E L CASTILLO LA- ESCRITURA DE MAIRENA SERRANO) D E DONACIÓN A L ESTADO D E L A NECRÓPOLIS- DE C A R M O N A (FOTO