Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
p, e V i TM lB ACADEMIA GENERAL MILITAR Director: F S u á r e z de Deza, ex ingeniero militar. Profesorado c o m p e t e n t í s i m o de jefes y oficiales del Ejercito. E n las tres convocatorias verificadas- ha. obtenido excelentes resultados, ingresando la casi totalidad de sus alumnos, y en la primera de ellas g a n ó la plaza n ú m e r o 1, con D Manuel S á n c h e z S u á r e z preparado en un solo c u r s ó Sistema de p r e p a r a c i ó n perfecto. Todas las semanas se hacen e x á m e n e s iguales a los de la Academia General Militar. Estudios vigij. lados por sacerdotes y atendidos por el director, para resolver las dudas. E n prueba de su perfecta e n s e ñ a n z a esta Academia se compromete con ios que no ingresen en un curso a darles la e n s e ñ a n z a gratis durante el curso siguiente, lias clases c o m e n z a r á n el 1 de septiembre. Excelente internado. P i d a n reglamentos. ZARAGOZA. PASEO DE LA INDEPENDENCIA, N. 9. TELEFONO 2322 ingenieros Industriales- Academia VELILLA Z TM MMa dUr iYd OPOSICIONES A HACIENDA Y POLICÍA VIGILADO T e l f 13414. 300 plazas para P o l i c í a e x á m e n e s en octubre. E n enero de 1931, Auxiliares de Contabilidad d e Hacienda. E n Hacienda se admiten s e ñ o r i t a s Programa oficial, nue, vas contestaciones y P r e p a r a c i ó n en e l antiguo 9 acreditado I N S T I T U T O R E U S E n P o l i c í a obtuvimos 143 plazas, entre ellas los n ú m e r o s 1, 2, 3, etc. y en Hacienda, sejs veces el n ú m e r o 1, dos veces el n ú m e r o 2 y 326 plazas. L o s retratos y nombres de estos é x i t o s definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos al antiguo y acreditado f INSTITUTO R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A DEL, S O L 13, y M A X O R 1, M A D R I D Tenemos internado. P r ó x i m a convocatoria. P a r a el programa oficial, contestaciones completas y p r e p a r a c i ó n en las clases o por correspondencia, el INST I T U T O K E U S P R E C I A D O S 23, M A D R I D Regalamos programa y prospecto. Tenemos internado. É x i t o s E n Jas de Correos (a ñ o 1927) ingresaron todos nuestros alumnos; en las de T e l é g r a f o s obtuvimos las plazas n ú m e r o s 3, 11, 22, 54, 90, 97. 101, 102, 109, 111 y 159. y en Radio obtuvimos dos veces el n ú m e r o 1 y 19 plazas, cuyos nombres y apellidos figuran en el prospecto que regalamos. OPOSICIONES A CORREOS, TELÉGRAFOS Y RADIOTELEGRAFÍA 2i W W W MADRID. B IHUí Ultimas oposiciones CIADOS, 33, en I n s t r u c c i ó n p ú b l i c a E x á m e n e s en marzo. Instancias hasta el 3 0 de septiembre. Para el programa, contestaciones y p r e p a r a c i ó n d i r í j a n s e a l I N S T I T U T O R E U S P R E obtuvimos 25 plazas, cuyos nombres figuran en el prospecto que regalamos. 302 E. RODRIGUEZ- SQLIS L O S G U E R R I L L E R O S D E 1808 563 viado camino de Bilbao, y que no podía contar con las divisiones de don Vicente María de Acevedo y dé Martinengo, perdidas en las intrincadas sierras de V i l l a r o y D i n a aceptó el combate, saltando por cima de tantas y t a n graves dificultades. E l resultado fué el que debía esperarse: l a derrota de nuestras tropas, que Blake tuvo que retirar a üBalmaseda, perseguidas por la división Villate, la cual no dejó a los soldados españoles punto de reposo, y la entrada de Lefevre en Bilbao, tras de una heroica resistencia, que acreditó una vez más el valor de Ios- hijos del antiguo solar de Vizcaya. No sin vencer innumerables obstáculos, pudieron reunirse en las ásperas quebraduras de A r r a t i a todas las fuerzas que componían el ejército de Blake, entre las que se hallaban la división que vimos re- gresar de Dinamarca, y que regía en ausencia del marqués de la Romana, que había ido a Londres, el brigadier conde de San Román, y la asturiana, mandada por. el brigadier don Gregorio Quirós, con los reputados jefes Escario, Peón y otros, todos a cual más bravos. P o r orden de Blake, que ansiaba tomar la revancha, l a división de Porlier se adelantó hasta tBalmaseda y atacó a la de Villate con tal ímpetu 4 de noviembre) que l a puso en. vergonzosa fuga. ¡Rehecho Villate, volvió de. nuevo a combatir; pero acudió l a brigada de Acevedo y le derrotó por segunda, vez. Napoleón, al que, como hemos dicho, pensó agradar Lefevre tomando. la ofensiva, mostróse, por el contrario, disgustadísimo de que las operaciones militares hubiesen comenzado sin estar él en España, pues deseaba que una gran victoria solemnizase su entrada en nuestro país. Encariñado con esta idea, que a él le parecía trascendental, juzgando que con una victoria de su ejército podría dominar a España, con lo cual daba muestras una vez más de no conocernos, envió a l mariscal Víctor por Orduña, en apoyo de Lefevre, con orden de- derrotar a Blake. Aunque entre los dos generales franceses reunían ío. 000 soldados, casi el doble de los que él contaba, Blake, si bien decidido a emprender la retirada, quiso antes probar fortuna en Balma seda, empeñando una acción en que se distinguieron notablemente la división de Figueroa y el Batallón literario, formado por los estudiantes de l a Universidad de Santiago; acción que, por desgracia, no le fué- favorable, teniendo que batirse en retirada, perseguido por los imperiales. E l día 9, a pesar de la fatiga de sus tropas, de l a inferioridad de sus fuerzas y de la, lluvia torrencial que había caído sobre sus soldados, Blake, cansado de la tenaz persecución de los franceses, volvió el rostro a l enemigo y le presentó batalla en Es pinosa de los Monteros. L a suerte empezó por mostrársele propicia, y la jornada del primer día, aunque sostenida contra fuerzas superiores, y a pesar de qué en ella cayeron mortalmente heridos el conde cíe San Román y el general Riquelme, quedó indecisa. Esperanzado Blake, quiso probar fortuna en el s i guiente día, y quizá el triunfo hubiera coronado sus nobles deseos si los generales franceses, más celosos de la victoria que de su honra, no hubiesen apelado a un infame recurso para vencer. Notado, por el mariscal Víctor el gran influjo. que sobre l a división asturiana, una de las que se batían con mayor valor, ejercían sus jefes, dispuso que un grupo de tiradores escogidos dirigiesen sus disparos sobre ellos. A sus tiros cayó muerto, el mariscal de campo don Gregorio Quirós y heridos mortalmente Acevedo, VaWés, Quirós, Escario, Peón y otros varios, causando esta pérdida l a dispersión de los asturianos e introduciendo tal pánico y desorden en las otras divisiones, que una batalla comenzada con tan buenos auspicios se trocó en completa derrota. Con grandísimos trabajos se encaminó Blake hacia Rcinosa, donde se hallaban los almacenes del ejército, enviando la artillería por Saldaña y dirigiendo una de sus divisiones por Santander a S a n Vicente de la Barquera. A l llegar a l valle de Cabuérniga encontró a su sucesor el marqués de. la Romana, -y se apresuró a entregarle el mando, cumpliendo las órdenes de l a Junta Central, con la sola- pena, de- no transmitirle un ejército victorioso; si bien, pesar de todos los
 // Cambio Nodo4-Sevilla