Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P U K X T E GENIL (CÓRDOBA) D E S P U É S D E L A Fi E S T LOS ANOS A U T O R I D A D E S Y P E R S O N A L- DI- L A C R U Z R O J A R E U N I D O S C O N M O T I V O P E r. A T R A P T C T O X A L F I E S T A Q U E T O D O S C EI. EÜRA E S T A T X S T I T U C J O X E X J I O X O R Ü B S U P A T R Ó N E l- A P Ó S T O L S A X I T A C O (I OTO M A K I C l í l fatisra ni la Inteligencia al afán de un ansia constante de adelanto y perfección, los ent u ¡a s t a oficiales del Cuerpo, debidamente compenetrados con la delicada misión que les está encomendada, no perdonan medio c ESTADO E N Q U E QUEDO DE HUEI. VA para poner a tributo todas sus facultades y brillante pléyade de inventores, que muchas todo su altruismo. J íeces, sin la resonancia a que hubieran sido Nos cabe la dicha de que una gran parte acreedores, han establecido innovaciones vade esos aparatos son españoles y de que en C- liosas, algunas de ellas copiadas en extraños el Cuerpo, por tradición gloriosa, existe una países. Y en otros órdenes, es notoria la influencia social de determinados servicios, que, merced a su organización y a su prontitud, constituyen una sólida garantía; tales son, por ejemplo, el Giro postal, el Giro telegráfico y la Caja Postal de Ahorros, en los que incesantemente se manejan sumas fabulosas, y que, aparte del rendimiento que producen al Estado, facilitan extraordinariamente las relaciones mercantiles y de toda índole, ejerciendo el último de ellos un beneficioso influjo, apartando del ocio y del despilfarro lo que aquí, así, va encauzado derechamente a la previsión y al ahorro. L a masa general del público, con su instinto certero, se da cuenta de todo ello, como sabe también en qué condiciones han de realizar su abrumadora tarea los empleados de Correos, sobre todo cuando van en ruta, y las fatigas y los sinsabores que han. de arrostrar los carteros y los peatones ¡hasta llevar a manos del particular la carta p el objeto que les fueron confiados. Todas las palpitaciones de la vida nacional se reflejan con exactitud matemática en el correo y en el telégrafo, constituyendo la vasta red de comunicaciones el verdadero sistema nervioso del Estado y de la na ción. Los grandes acontecimientos, los sucesos favorables o adversos, las expansiones de la actividad colectiva, las conmemoAYAMOX TE ífilV. lA Ai raciones tradicionales, tienen su repercusión en todos los puntos de la extensa red y se E L C A M I Ó N V O l C D O E. V U N A C U R V A D E L A C A R R E T E R A traducen en una tara más abrumadora para el telegrafista, para el empleado de Correos A L A F R O N T E R A l ORTUÍHTESA. (FOTO C A L L E)