Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES g D E A G O S T O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 33. aureola de los fracasados, que les acompañará mucho tiempo si pretenden seguir haciendo las cosas de prisa y corriendo. -Cuevas. EN BARCELONA Seis de Martínho A l v e s do R i o para N i ñ o d é l a Palma, José P a s tor y Revertí to Barcelona 4, 11 mañana. L a entrada en la corrida de ayer en la Plaza Monumental, buena, y l a tarde encapotada y bochornosa. Primero. De bonita estampa. Hace salida de bravo. E l Niño le saluda con unos lances artísticos. E n el primer quite se adorna y oye palmas. Se pica demasiado y el toro se agota mucho. Los rehileteros pasan mil fatigas para banderillear. E l Niño le toma asco al bicho y da tres muletazos, entablerándose y viéndose en un apuro. Dos pinchazos a paco de banderillas y una estocada baja dan fin del animal. (P i tos; se aplaude al toro. Segundo. Grande y bien armado. Pastor da tres excelentes verónicas; luego quita con lucimiento. Revertito quita por faroles. (Ovación. E l Niño interviene con unos buenos lances. José Pastor requiere los palitroques y quiebra un par enorme. (Ovación. Los de turno cierran el tercio. Pastor comienza la faena con dos pases de rodillas y sigue, muy cerca y dominador, con dos naturales y otros de pecho y en redondo, superiores. (Ovación y música. Continúa luciéndose con alardes de valor en un trasteo adornado y vistoso, y, entrando muy bien, deja una entera, un poquito contraria. Se echa el toro, lo levanta el puntillero y Pastor descabella. (Ovación y vuelta al ruido, con petición de oreja. Tercero. Revertito lo saluda con unas verónicas suaves y artísticas. (Muchas palmas. E l toro es huido y no dobla por el lado derecho. Los dos primeros tercios transcurren aburridos. Revertito trastea cerca e inteligente, haciendo alarde de serenidad. (Palmas. E n la primera igualada se vuelca sobre el morrillo, agarrando una estocada colosal, de la que rueda el toro. (Ovación y oreja. Cuarto. Gordo y buen mozo. Cayetano lo obsequia con unas buenas verónicas. Después hace un quite muy torero y artístico. También se luce Pastor en su quite. E l bicho toma cinco varas. E l Niño inicia la labor con dos pases por alto estatuarios y después da dos pases de pecho, otros afarolados y un molinete muy ceñido, estando valiente. Mata de un pinchazo, citando a recibir, y media desprendida. Descabella a la primera. L a mayoría aplaude mientras algunos irreconciliables pitan. Quinto. Pastor veroniquea con valentía. E n los primeros tercios no ocurre nada. Pastor está muy valiente, trasteando sin perder la cara, y se estira en unos pases por alto, buenos. Entrando con agallas, deja un estoconazo, que mata sin puntilla. (Ovación y oreja. Sexto. Revertito lancea aceptablemente. E l tercio de varas, llevado de cualquier manera, resulta regocijante por los incidentes que abundan en él. E l toro es bravete y, entre el barullo y la juerga, toma seis várate. Durante el tercio siguiente sigue la mala lidia y el toro se pone de cuidado. U n rehiletero, cuyo nombre ignoramos, clava un palo junto a un ojo del animal. Revertito tiene que limitarse a aliñar, y, entrando muy bien, deja media en lo alto, que basta. (Muchas palmas. L o s toros de Alves do R i o fueron buenos, gordos, y de haber sido mejor lidiados huSieran dado fácilmente juego. EFECTO DEPRIMENTE -NO SE LO QUE T I E N E E L M A E QUE CUANDO SALGO SE M E DOBLAN LAS PIERNAS... Y ES A G U A! ¡TOMA! TERÍAS, ES QUE, SI E L MAR F U E S E VINO, SALDRÍA USTED A GATAS Y DICIENDO T O N- EN CORUÑA Seis de Veragua para Márquez, Villalta y Barrera Coruña 4, 11 mañana. Los toros. de V e ragua de la corrida de ayer fueron mansos e ilidiables, excepto el quinto, que dio algo de juego. E l sexto era un novillejo. Primero. Márquez comenzó lanceando bien, pero desistió porque el fuerte viento le descubría. E l toro se sale suelto de los piqueros. Márquez le lleva a las tablas, buscando el abrigo del viento, y da unos pocos pases valientes, de diversas marcas, para un buen pinchazo y una estocada algo desprendida, que mata. Segundo. Villalta no puede lancear por la mansedumbre del bicho. Con enorme trabajo se le obliga a entrar a los piaueros. V i llalta, valentísimo, pasa como puede, luchando con el viento y las pésimas condiciones del toro. Entrando bien, deja un pinchazo, otros dos y dos estocadas, ambas magníficas. (Muchos aplausos. Tercero. Burriciego y más manso que los anteriores. Salta al callejón y se promueve bronca. Barrera torea con medios pases y aprovecha para un pinchazo. Después, media delantera, y descabella al segundo. Cuarto. Márquez da cuatro verónicas ceñidas, yéndosele el toro. L a res, a la salida de ía última vara acometió a un caballo, matándolo. Se aplaudió a Magritas en dos pares magníficos. Márquez aprovechó cuanto pudo las pésimas condiciones del animal. Colocó media estocada desprendida, un pinchazo al hilo de las tablas y una estocada superior. Descabelló a la primera. Quinto. Villalta veroniquea ceñidísimo. (Ovación. Este es el único toro que da algún juego. Los matadores se lucen en los quites. Villalta comienza con un pase ayudado y otro natural. Sigue con uno de pecho, valentísimo. E n medio del entusiasmo del público entra superiormente y señala un pinchazo. Después, una magnífica estocada, que basta. (Ovación, oreja y vuelta al ruedo. Sexto. Como antes decimos, un novillejo. Barrera lancea despegado y con desgar na. A l comenzar la faena da tres pases en el estribo, ceñidísimos y adornándose. Clava una estocada delantera y descabella a la tercera. Resumen: L a corrida, aburridísima, salvo la faena de Villalta en el quinto toro. EN VITORIA Seis de Santa C o l o m a para L a landa A g ü e r o y Bienvenida V i t o r i a 4, 10 mañana. Se celebró, con tarde espléndida, la primera corrida de F e ria, lidiándose seis toros de Santa Colom a dos manejables correspondieron a Agüero y Bienvenida, en la primera mitad de la corrida; los restantes fueron más d i fíciles. Todos cumplieron en la suerte de varas con prontitudL a entrada, excelente, excepto un tendido de sol, casi vacío; andanadas y gradas, algo floja; la sombra, llena. Preside el presidente de la Comisión de festejos del Ayuntamiento, don Elias Guevara, comenzando a las cuatro y media. Primero. Marcial suelta el percal dos veces para fijar al toro. Continúa con cinco lances y media verónica, que arrancan pocos aplausos, por resultar sosotes. E l bicho admite tres varas, dos de ellas malísimamente colocadas. E n el tercio de quites intervienen los tres matadores, resultando más lucido el realizado por Bienvenida, que es alegre, terminando en el centro del ruedo, escuchando palmas. E n banderillas, nada saliente. Tres pares colocados con prontitud, y nada más. Marcial inicia la faena con dos pases por alto ayudados, con la derecha, y un natural. Sigue con la derecha, haciendo una faena poco vistosa. Consigue enterrar todo el estoque y el bicho no necesita de puntilla. L a estocada es algo delanterilla y un poquito l a deada. E l público no se entusiasma y guarda silencio. Segundo. Sale corretón. Buen toro, sobre todo manejable. Agüero da. cinco valientes verónicas, sobresaliendo la cuarta, con los pies juntos, metido entre los cuernos. E l público le premia con una ovación, en particular por la animación v valentía oue ouso en su faena.
 // Cambio Nodo4-Sevilla