Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIEPXOLES 6 D E A G O S T O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 26. RMACIONES DEL Y NOTICIAS EXTRANJERO M a r t i r i o de Boletín del día. Crónicas telegráficas y telefónicas de París y L i s b o a L o s rojos disparan contra un cañonero norteamericano. dos misioneras inglesas. BOLETÍN D E L DÍA El ESTADOS UNIDOS embajador de España, a San Sebastián Nueva Y o r k 5, 7 tarde. E l embajador de España, Sr. Padilla, y su hija Rosa, saldrán el día 10 a bordo del Magallanes, con rumbo a Europa, en viaje a San Sebastián. E l Sr. Padilla se ausenta con licencia por un par de meses. -United Press. E l comunismo en C h i n a El Gobierno de Nankín se ve obligado a hacer frente a la par que a los nordistas a los comunistas que, procedentes de Cantón, han alcanzado ya el río Yang- Tse, y como el peligro que representa para los generales nordistas Feng y Y en le parece más inmediato que el otro, Chyang ha retirado tropas del Sur y del Centro del país para enviarlas hacia el río Azul; de modo que los extranjeros han quedado sin defensas en las regiones invadidas por los comunistas del general Chú- Mao. Según el Pravda, de Moscou, la revolución china abrasa a centenares de miles de campesinos, que se alistan en el ejército comunista. Añade el diario que en 773 distritos de las diez provincias del Sur, en 16 hay guerra y los 13 Cuerpos del ejército rojo son dueños de 127 distritos. El ejército rojo, propiamente dicho, consta de 62.000 soldados regulares, sin contar los numerosos destacamentos de voluntarios de la Guardia Roja en las ciudades y la organización campesina en el campo. Dirigidos por la Tercera Internacional, el ejército rojo de China está transformándose gradualmente en un imponente ejército de proletarios, que luchan por la tierra y por el control político sobre el país. En todas las regiones ocupadas por el ejército rojo se forman gobiernos soviéticos, que confiscan las tierras de los grandes terratenientes y las entregan a los campesinos, y tribunales revolucionarios juzgan a los explotadores y contrarrevolucionarios. De este modo la revolución china adquiere definitivamente el carácter de revolución soviética. Es lógico un llamamiento al robo y al ase sinato esté abocado al éxito en un país densamente poblado y en el que a consecuencia de la prolongada guerra civil, reina la miseria. Creemos, sin embargo, que el júbilo de Moscou es prematuro. No olvidemos que hace pocos años, en la época de Borodin, el comunismo parecía aún más fuerte que hoy. No obstante, bastaron unos cuantos triunfos de Chiang para que de repente desapareciera todo peligro. No olvidemos tampoco que Chiang y el mismo Feng en cuanto alcanzaron sus objetivos rompieron con los Soviets, cuya ayuda habían aceptado anteriormente. Si el general Chu- Mau triunfara, probablemente adoptará la misma actitud. Para la inmensa mayoría del pueblo chino el comunismo puede ser un lema momentáneo más que un programa definitivo. O t r o cañonero a C h i n a Washington 5, 7 tarde. E l Departamento de Estado anuncia hoy, con respecto a la situación creada por los comunistas en H a n keu, que desde Shanghai ha partido hacia dicho lugar el cañonero Luzón, que va a reforzar a los dos cañoneros yanquis que ya se encuentran en aquel lugar. Plante de presos Nueva Y o r k 5, 7 tarde. U n centenar de presos provocaron hoy un motín en Isla Wellfare; pero, según noticias de la Policía, los bomberos locales acudieron y sometieron a los insurrectos en los patios de la prisión. -United Press. jos de disminuir. Y como no pueden manifestarse en París, han buscado terreno propicio en los departamentos del Norte, donde la huelga general en las industrias textil y metalúrgica está declarada desde ayer por la mañana. Esta huelga ha sido motivada por la retención sobre los salarios de la cuota que los obreros deben pagar a consecuencia de la aplicación de los seguros sociales obligatorios, puestos en vigor desde i de julio. Estos seguros sociales son una reforma que los partidos de izquierda reclamaban desde mucho tiempo. L a ley ha sido aprobada a pesar de la oposición de los partidos de la derecha, los cuales no habían dejado de señalar las repercusiones económicas que tendría. Los obreros pretendieron que las cargas impuestas por la L e y fuesen soportadas enteramente por los patronos. Pero en vista de su oposición, los obreros pidieron el correspondiente aumento de salarios, que les fué igualmente denegado. Algunos patronos habían propuesto un compromiso estableciendo el premio de fidelidad consistente en el pago de la cuota de los obreros después de un año de presencia en su establecimiento. Pero los obreros, excitados por el elemento extremista, no aceptaron y se decidió la huelga general. Como ésta había estallado a consecuencia de la aplicación de una medida preconizada por las izquierdas, la Confederación General del Trabajo hubiera querido que la huelga se desarrollase, si se quiere emplear el vocablo, legalmente, pero esto no hacía el juego a los moscovitarios que explotaban el descontento obrero, con el propósito de dar a la huelga tendencia revolucionaria. Los establecimientos textiles de Roubaix y Tourcoing emplean muchos obreros y obreras belgas, que cada mañana atraviesan la frontera en autocar, en los que vuelven a sus casas por la tarde. Contra estos obreros, y, particularmente, contra estas obreras, se han dirigido las violencias de los huelguistas y, sobre todo, de las mujeres, que se han ejercitado en la violencia de la huelga. E n el momento después de haber concluido las formalidades aduaneras, los autocars, que entraban por el puente de Lys, fueron acogidos por una lluvia de, piedras. Como el conductor del primer autocar quisiera acudir- en socorro de una joven alcanzada por una piedra en la frente, fué rodeado y golpeado a puntapiés y puñetazos. Los compañeros se levantaron y le metieron enel autocar, que se fué entre descargas de piedras. Otros dos autocars sufrieron suerte idéntica. Las obreras que se hallaban enloquecidas fueron odiosamente golpeadas, lanzadas a tierra y pateadas. Afortunadamente, un aduanero dio lá señal de alarma y los agentes y gendarmes que se encontraban cerca intervinieron, poniendo a salvo a las obreras, muchas de las cuales tenían las manos y la cara cubiertas de sangre. L a Policía despejó la carretera, y de acuerdo con los gendarmes belgas, organizó la custodia de la ruta. A pesar de esto, a las nueve de la noche fuvo lugar una nueva algazara, en el momento en que nuevos equipos belgas se preparaban a pasarla frontera. A l interponerse los gendarmes, los manifestantes les atacaron, y uno de ellos fué gravemente herido. Gendarmes a caballo cargaron sobre los huelguistas que, refugiados en los lugares vecinos, seguían haciendo llover piedras sobre ellos. Por ambos lados de la frontera la batalla hacía estragos. Los huelguistas franceses trataron de levantar una barricada y un pelotón de guardias que llegaba al galope fué acogido con una salva de disparos de revólver. Fué un milagro que ninguno resultara herido. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el comisario de Policía mandó dar toques de atención y que los gendarmes montasen sus carabinas. Esta medida produjo su Bolsa de N u e v a Y o r k Nueva Y o r k 5, 9 noche. A l cerrarse las cotizaciones, los valores industriales quedaron en la siguiente forma: American Telephone and Tc tegraph, 214 1 8. -Anaconda Copper, 50 5 8. -Baltimore and Ohio, 104. -Cities Service, 28 3 4. -Canadian Pacific, 186. -Electric Bond and Share, 82 1 4. -General Motors, 46 5 8. -General Electric, 72 3 8. -International Telephone and Telegraph, 46 1 8. -New Y o r k Central, 166. -Pensylvania Railrpald, 74 3 4- -Radio Corporation, 44 1 2. -Royal Dutch, 52 1 2. -Shell Unión O i l 19 5 8. -Standard Brands, 70 1 2. -Standard O i l New Jersey, 73 3 8. -United States Steel, 169. -Westinghouse Electric, 148 1 8. -Woolworth, 59 7 8. -United Press. FRANCIA E l fracaso del comunismo y las huelgas textil y metalúrgica. G r a ves incidentes París 5, 5 tarde. (Crónica telegráfica. E l fracaso que el partido comunista ha experimentado con motivo de la manifestación organizada para el primero de agosto, es una derrota que demuestra su quebranto progresivo y continuo. Este quebranto es hasta tal punto evidente, que sus directores se han visto obligados a lanzar el grito de alarma y CHINA a confesar su debilidad, a Moscou. E n efecto, de los 55.000, en 1926, el núL o s rojos disparan contra un ca- mero, de adheridos ha bajado a 39.000, en 1930. Tan sólo en las regiones parisinas han ñonero norteamericano abandonado los Sindicatos industriales priShanghai 5, 3 tarde. Las tropas que sivados 15.000 adheridos. Además, UHumaniguen ocupando la ciudad de Changsha han té ha perdido 30.000 lectores, de los cuales tiroteado ayer al cañonero norteamericano un tercio son de París. Como estas cifras han Palos, que contestó con fuego de cañón has- sido comunicadas en la reciente reunión de ta reducir al silencio a los comunistas. D u- j la Comisión francesa del Comité Ejecutivo rante el tiroteo resultó herido un marinero i Internacional Comunista, se las puede considerar como exactas, o por lo menos de un norteamericano. Los comunistas tirotearon mínimo. Pero si el número de comunistas también a otros cañoneros italianos y japoestá decreciendo, su actividad está muy leneses, fondeados en el río, cerca de Changsha;
 // Cambio Nodo4-Sevilla