Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 7 D E AGOSTO D E 1930. E D Í C I O N D E A N D A L U C Í A P A G Prensa, de Gijóri. E n esta obra espera don Fernando la revelación de un nuevo gran poeta dramático. U n o de estos días saldrá para el Norte la compañía, y sabemos que reserva para Gijón las primicias de este poema, que se estrenará también en M a d r i d y en el Español, en la p r ó x i m a temporada de invierno. EL TRASPUNTE SOBREMESA Y ALIVIO DE COMEDIANTES Los lobos. ¡Hermano lobo! impetraba el de ASÍS, y el lobero, Rubén escandía, en versos inolvidables, un poema apasionado a sus ingenuos amiguitos de la estepa. Pero ni San Francisco ni San Rubén conocieron esta auténtica lobera madrileña, que se aparece en el rigor de Ja canícula, por la estepa central de Madrid, a la caza de teatros, actores, autores y... reputaciones. S i un periodista audaz se decidiera un día a exponer a sus lectores los juicios que se lanzan a diario, en estas jornadas veraniegas de vacaciones, por los cenáculos de comediantes, per las tertulias de comediógrafos y por las Agencias. de muñidores. escénicos, dejaría en pañales a los inocentes críticos que no han cometido nunca otro pecado que el de opinar a la luz del día y por su propia cuenta. La critique est aisé. Pero la crítica noble y. franca, refrendada por una firma, y aireada en las columnas de un periódico, es una cosa muy difícil. Muchos dicen mal de mí- -y yo digo mal de muchos escribía, en romance, Quevedo, gran crítico, que pensaba lo que decía y decía lo que pensaba, y que en esos versos dio la norma a todos los profesionales de la critica de café. E l periodista es un confesor, a quien siempre se le está recordando el oficio: Esto- -se le suele advertir- esto se lo digo al caballero, pero no al periodista Como si fueran condiciones polares. ¿Q u i é n? Don F u l a n o no me negará usted que es tonto, el pobre; pero, amigo mío, como lo protege Zutano ¿L a M e n g á n é z? ¡N o hay derecho! S i en E s p a ñ a hubiese crítica, no podría estar en Madrid esa s e ñ o r a Pero conste que esto se lo digo al amigo y al caballero, no al periodista Porque, según ellos, según los lobos de la estepa encendida del M a d r i d de estío, el periodista no puede ser, como tal, amigo ni caballero... una excelente piedra de toque para la crítica, que podría contestar, ante esos documentos casi históricos, a la pregunta de si ha progresado, y en qué medida, nuestro teatro en el curso de estos últimos años. S e g u r a m e n t e- -a ñ a d e nuestro lector- -que la actual empresa de L a r a no sería obstáculo para que en la p r ó x i m a temporada se h i ciese un ciclo de las m á s famosas obras de Ramos C a m ó n Estremera, V i t a l A z a M i guel Echegaray, padres con aquel bendito de don Cándido, del teatro de la Corredera... Don Eduardo Yáñez, que, además de empresario afortunado y avispado, es un buen catador de. teatro, no podrá desentenderse de esta generosa iniciativa, y, haciéndola nuestra, se la transmitimos, confiados en que no la dejará en el arroyo. A l fin y al cabo, no se trata, ilustre D Eduardo, de noveles... Teatro para leer. -El gran escritor don Manuel A z a ñ a acaba de publicar un volumen de teatro, donde figura su magnífico drama La corona, cuyo estreno tiene anunciado l a compañía de Isabelita B a r r ó n y R i vas Cherif. Conviene deshacer el equívoco a que pudiera dar lugar el nombre de esta obra de Azaña. La corona es un drama- y nada m á s un drama escrito hace tiempe y absolutamente ajeno a toda política de partido. Siendo notoria la actividad política de D Manuel A z a ñ a compatible con su actividad artística, nadie que conozca la labor de este literato puede pensar en una promiscuidad bastarda. Obra de un novel. -La compañía Guerrero- Mendoza, que se encuentra en Madrid, está preparando su campaña para provincias y para el invierno en el teatro Español. E n este coliseo ensaya actualmente un poema dramático en tres actos y en verso, titulado Don Gusmán de Castilla, y del que es autor Joaquín A Bonet, director de La DOS T E A T R O S RUSOS EN ALEMANIA Meyerhold y Tairoff ¡Si en España hubiera crítica! -añaden con amargura- Pero aquí todo pasa... L a crítica de aquí comulga con todas las ruedas de molino que se facturan en pequeña velocidad desde las provincias m á s obscuras o desde la lejana A m é r i c a N o sería posible encargar a esos murmuradores de profesión y profesionales del teatro, no sería posible encargarles, siquiera una semana, de la crítica dramática en los diarios? Sería la única manera de que se respetara luego a la crítica profesional y benévola. N o fuera yo. un servidor de los magnates de la escena; no fuera yo un humilde traspunte a sueldo de las empresas, y ya verían ustedes cómo desenmascaraba a los críticos de la crítica. Una buena idea para D. Eduardo Yáñes. Nos escribe un anónimo y amable corresponsal- ¿Anónimo v amable? U n a cotufa en el golfo- proponiéndonos una simpática idea, que transmitimos, con todos los pronunciamientos favorables, a D Eduardo Yáñez, empresario del teatro L a r a ¿N o cree- -dice el amigo anónimo- -que sería, para todos los verdaderamente aficionados al teatro, muy interesante que, para festejar las bodas de oro de L a r a se desempolvasen las obras del antiguo repertorio, de aquel repertorio que, con sus éxitos, hizo, sostuvo y afirmó el teatro L a r a? i Q u é i n teresante sería para todos- -para los jóvenes, por curiosidad, y para nosotros, los viejos, por las emociones y recuerdos que suscitaría- -el tener ocasión de ver bien representadas y puesta en escena aquellas- ¡ovas que se llaman La Rebotica, La muela del juicio. Zaragüet a, El oso muerto, Los hugonotes, Los dominas blancos, El señor cura, eic! Completamente conformes. Sería, además, CURACIÓN RADICAL D E LA TOS Premiadas en concursos científicos nacionales y extranjeros. PASTILLAS BONALD Transformación maravillosa Hay 4 tez roaitces distintos, desde el rubio al negro. Estuche pías. 10 E n Perfumerías y Droguerías. Por mayor Perfumería Emilntst MADRI D í AUTO- CAMIONES Y ÓMNIBUS Los más renombrados por su esmerada y sólida construcción. GRAN PREMIO E N L A EXPOSICIÓN INTERNACIONAL D E BARCELONA BUSSING S. A. Z E N K E R MADRID. ALCALÁ, 33. Dos teatros oficiales rusos han salido en tournée para Europa. A I frente del uno. viene Wsewolod Meyerhold, el padre deí teatro artístico revolucionario soviético de Moscú D i r i g e el otro Alexandre Tairoff, animador de un espectáculo musical bajo el nombre- -incompleto- -de opereta. Alemania recibe las primicias de estas dos compañías sin que, como lo hace constar Meyerhold, se. deba esta circunstancia a simples causas geográficas. E l pueblo alem á n está, en efecto, excepcionalmente capacitado para oír y asimilar el nuevo arte teatral ruso, porque como n i n g ú n otro está orientado hacia innovaciones modernas. E n Alemania lo moderno se da a la masa, que lo acoge, lo aprueba y vive a gusto en él. No es privilegio de una élite. L a s fachadas de sus casas, sus restaurantes, cinematógrafos, los escaparates, de sus tiendas en nada se parecen a lo realizado antes de la guerra. Tienen la claridad, la armonía, la proporción, los matices de l a última palabra arquitectónica. L o propio sucede con el arte. E l alemán tiene hecha esa nueva visión que aún anda dando traspiés por el resto de E u ropa. Wedekind, Kaiser y, sobre todo, P i s cator lo han acostumbrado al rompimiento con la tradición dramática y al advenimiento de una nueva técnica teatral. P o r eso ha de ser el mejor intermediario entre Rusia y Occidente. Meyerhold, discípulo de Stanislawsky, se separó de su maestro por considerar el naturalismo como esencialmente e x t r a ñ o al verdadero teatro, cuyos cimientos sólo deben descansar en una realidad condicionada. Este nuevo concepto del teatro le obligó a estudios concienzudos, acompañados de una experimentación directa sobre el público. Rompe con el teatro b u r g u é s y para renovarlo busca inspiración en el antiguo teatro italiano- -Commedia delV Arte- en el clásico teatro español, el inglés elisabetiano, el chino y, principalmente, el japonés. Pero todo sistema teatral descansa en una organización colectiva; no era posible crear un nuevo teatro sin crear un nuevo organismo. Meyerhold consigue en 1921 la d i rección oficial de, una escuela- taller de escenificación. A las nuevas ideas correspondían ya nuevo repertorio y nuevos actores. D e esta escuela han salido los artistas que M e yerhold presenta hoy en Berlín en el Theater in der Stresemannnstrasse con un repertorio de cinco únicas obras: El revisor, de G o g o l Le cocu magnifique, de Crommelinck- -que Meyerhold llama piedra angular en la historia del nuevo teatro- Wald, de O s t r o w s k y Brütte, China! de Tretjakoff, y Dos jefes de ejército, de Selwinsky, dé nuevos autores soviéticos estas dos últimas. Meyerhold reprocha al teatro del siglo x i x una excesiva importancia en l a dicción a expensas del movimiento. Til ha definido el teatro un sistema biomecánico y sobre este concepto, ha plasmado su realización teatral. V e r a los artistas, dé Meyerhold es despertar a un teatro nuevo, es volver a la juventud del músculo, a la gracia de la pantomima, al predominio del gesto, a la ino-