Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Coincide este primer acto de presencia del B I. E en el panorama internacional con el viaje de apostolado emprendido por el profesor P erriére a varios países de América española. Consignaremos al pasar que, corno España, las Repúblicas de América del Sur y del Centro se han adherido de ¡as primeras, con vivo entusiasmo, a la obra de la Oficina. Pero no sería decir la verdad completa si callásemos que ese interés se despertó, gracias a la fuerza de atracción desplegada por nuestro amigo Rosselló y el representante consular de la República Argentina, Sr. Migone. H e querido bosquejar la obra para que el lector pueda asentir a mi juicio de Pedro ¡Rosselló. Otra vez un español, sin m á s velocidad inicial que la que en él residía, surge fuera de España como realizador de empresas de gran alcance. Cierto también dentro de los lindes nacionales se desarrollan semejamos empujes, pero convengamos en que exige mayor potencialidad ia aparición allí donde el individuo se encuentra desplazado y es m á s dura la comnetencia. España ha sido y es el campo de las individualidades muv acusadas. Comparada con otros países de Europa, la diferencia consiste en que España no da ese nivel medio que equipara a densas caDas sociales, y del que resulta la que llamaríamos útil v admirable mediocridad España no posee este elemento, y la curva del diagrama representando su aportación a la cultura del mundo es una serie de grandes y profundas depresiones con violentas y formidables altitudes. N o existe el término me- dio. o, por lo menos, no ejerce influencia ni es la nota característica, como la encontramos en otros pueblos europeos. N o quiero dar interpretación alguna a estas observaciones sería tarea que requiere detenimiento buscar las causas de ese fenómeno español, y sin conocer las causas me parece muy aventurado llegar a conclusiones radicales. L o que me interesa ahora es recoger el nuevo caso de un español fuera de E s p a ñ a que vence al medio extraño a él y se impone como valor sobresaliente. Quería señalar también una consecuencia favorable para España. L a Oficina Internacional de Educación nace con riqueza de savia y está llamada a ejercer misión muy influyente en el movimiento de flujo y reflujo de las ideas entre los pueblos- Nuestra ventaja consiste en que sean dos españoles, Julio Casares, como presidente de su Consejo, y Pedro Rosselló, como subdirector, elementos de iniciativa orientadora. L a O. I. B realizará gran acopio de informaciones en el campo de la pedagogía moderna, v pudiera ser muy útil a E s p a ñ a para la obra de creación de escuelas, emprendida no siempre con derrotero claro, por impulsos esporádicos y hasta con una precipitación explicable, que, sin embargo, complica el problema de la enseñanza. P o r lo mismo que llegamos un tanto rezagados, nos es dado evitar los errores cometidos por otros países, y entonces podríamos excusar nuestro abandono de antes con el refrán N o hay mal que por bien no venga ANTONIO AZPEITUA ABC EN BERLÍN Motivos de preocupación E l horizonte político se obscurece en A l e mania por momentos, y la gravedad de l a crisis económica que el país atraviesa desde hace ya m á s de un a ñ o contribuye a aumentar todavía, si cabe, la confusión reinante. Nos encontramos en pleno verano, está a punto de cerrarse la estación m á s favorable para el mercado del trabajo, y no se ha conseguido este año todavía que el número de los obreros en paro forzoso quedara reducido, siquiera fuera por un par de semanas, a menos de dos millones. L a cifra es
 // Cambio Nodo4-Sevilla