Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
YO NO SOY HO Cubro mi presupuesto con mis ingresos normales, y tenso disponibles NEGOCIOS por ciento anual, pagada por trimestres, que es lo qtije cobran todos los imponentes. ¡YA ES B U E N A R E N T A! M i s m i l pesetas e n t r a r á n en la Caja social, y- -juntamente. con el capital fijo de los accionistas, y con las cuatro mil pesetas de otro imponente- y con las veinte m i l del de m á s allá- -las invertirá la Sociedad en buenas p r i m é ras hipotecas de fincas urbanas, a lo cual está obligada por sus Estatutos, sin que yo intervenga en nada ni suene mi nombre para nada, en N o t a r í a s y Registros. Y o tendré mi título de m i l pesetas en el bolsillo, cobraré m i renta trimestralmente o me la r e m i t i r á n a mi casa, por giro postal, si vivo fuera de M a d r i d y no me p r e o c u p a r é de nada m á s Y si- alguna operación de p r é s t a m o hipotecario ocasionara perjuicio- -lo cual no 4i a ocurrido ni una sola vez en los dieciséis a ñ o s de funcionamiento social- allá el gerente y los consejeros se las entiendan con los accionistas. L o s imponentes nada tenemos que ver con esas cosas. 1.000 PESETAS ¿QUE NO M E CONVIENE Para que no sisan improductivas HACER? Si las convierto en acciones de Empresas mercantiles que no conozco me expongo a quedarme sin ellas, por los m i l riesgos naturales de los negocios. Si, compro papel del Estado me producirá solamente el cuatro y medio por ciento, y sabe Dios si cuando quiera recobrar mi dinero t e n d r é que perder una buena parte por las fluctuaciones que experimentan estos valores, COMO SON MUCHOS MILLONES de pesetas los que la Sociedad: tiené prestados a sus asociados, son t a m b i é n muchos, muchísimos, los miles que en ella ingresan todos los meses por intereses y amortización de p r é s t a m o s Estas pesetas sirven para devolver su dinero a los imponentes que, por cualquier circunstancia, quieran retirarse de la Sociedad, y lo que sobra, junto con las aportaciones de otros. imponentes, se invierte en nuevas hipotecas, para que el dinero siga produciendo- T A M P O C O M E CONVIENE M á s tranquilo y cómodo me seria dar esas m i l pesetas en primera hipoteca de una finca que valga el doble Y o percibiría los intereses, y allá el propietario con los quebraderos de cabeza que ocasiona la propiedad. L A M A R C H A SOCIAL no puede ocultárseme, porque todos los meses me e n t e r a r é por el boletín La Economía Moderna, del curso de la entidad, y a fin de año r o g a r é a cualquier persona versada en n ú m e ros que me explique los balances que el Consejo de A d m i nistración- -formado por personas respetabilísimas- -presenta, no sólo a la Junta general, sino t a m b i é n a las autoridades, gubernativas y administrativas del Estado. Y cuando se me presente ocasión de adquirir una finca en buenas condiciones, o cuando sienta desconfianzas, o cuando me agobie una crisis económica imprevista, o cuando me dé la real gana le escribo una carta al presidente del Consejo de A d m i n i s t r a c i ó n pidiendo m i dinero; me lo devuelven, junto con los intereses pendientes de cobro, como lo han devuelto siempre a todos los que lo han pedido; firmo un recibo... y en paz. PERO P U E D E OCURRIR que yo necesite el dinero (por contingencias imprevistas antes de vencer la hipoteca, y resultará que no podré disponer de mi capital. Y a d e m á s si llega el vencimiento y el prestatario no puede pagarme, ¿tendré que danzar entre notarios, jueces y procuradores para recuperar mi d i nero, arruinando tal vez al infeliz deudor? NO, NO M E CONVIENE L o que me convendría sería invertir mi dinero en una primera hipoteca, eso s í pero sin los inconvenientes antedichos. Me parece que esto me lo da resuelto L A C O O P E R A TIVA HIPOTECARIA. VAMOS A VERLO: Si yo suscribo una I m p o s i c i ó n de capital de dicha Sociedad, cuyo valor es de mil pesetas, c o b r a r é como todos los demás suscriptores, una renta de seis y medio ESO E S L O Q U E M E CONVIENE; y para informarme mejor pediré folletos e instrucciones concretas al director- gerente. t A C O O P E R A T I V A H I P O T E C A R I A Sociedad de crédito mutuo. -Fundada en 1912 CASA SOCIAL: Plaza Príncipe Alfonso (antes Santa Ana) 5. MADRID Edificio propio construido ad hoc MAS DE MIL QUINIENTAS CAPITAL SOCIAL: 5.000.000 ptás. E n acciones suscritas... Capital que sobregarantiza a los imponentes. MILLONES La suscripción general (acciones e imposiciones) pasa de V E I N T I C I N C O HIPOTECAS 3 N VIGOR constituyen la garantía de l a s i m p o s i c i o n e s e n g e n e r a l A u n q u e n o terrga p r o p ó s i t o d e h a c e r n i n g u n a s u s c r i p c i ó n p í d a s e a l d i r e c t o r- g e r e n t e e l e n v í o g r a t u i t o d e i m p r e s o s e x p l i c a t i v o s y l a s u s c r i p c i ó n t a m b i é n g r a t u i t a de l a r e v i s t a m e n s u a l L A E C O N O M Í A M O D E R N A -J i. Vi 1 -f
 // Cambio Nodo4-Sevilla