Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A L A S D I E Z D E L A MAÑANA QUEDA Y A D E S P A C H A D A T O D A L A C O R R E S P O N D E N C I A C O N E L TAQUÍGRAFO, SRv F O N S D E V I E L A Rivas no falta jamás. Es un leal, constante y cariñoso amigo, que tiene la costumbre dé visitarme a diario, hábito que se mantuvo siempre cuando él fué ministro y cuando yo era presidente del Consejo. Después, trabajos particulares, algunos paseos, lecturas mientras llega ¡a hora puntual de comer: la una y media. Por ias tardes salgo. Suelo merendar en el Retiro o en la carretera de la Corana, y al regresar temprano a casa f E L S R SÁNCHEZ G U E R R A V U E L V E A S U AF lCrñ N D É L A F I E S T A D E TOROS DESPUÉS D E LA RETIRADA D E L G U E R R A Y DE LA. MUERTE D E jOSELITO vuelvo a leer. Leo, a pesar de mis años, constantemente. De Historia y Literatura creo estar al día de cuanto se pub. ica. Leo revistas francesas, algunas que me envía Flammarión; periódicos nuestros; doy un repaso a los clásicos, afición de toda mi vida... Y D J ose; Sánchez Guerra pasea la vista por su despacho, ese despacho dehhombre estudioso, siempre un poco desordenado, aunque en este caso exista en el ánimo declarada constantemente una guerra sin cuartel al desorden... Libros en las sillas, en la mesita de lectura, en un sofá, sobre la, mesa grande de despacho... Juntos con los libros, sobre la chimenea, retratos del Rey y de la Reina en primer término; otro de la infanta María Teresa, con dedicatoria relacionada con ciertos Juegos florales. Otro de M a rañen. Detrás, fotografías de ex ministros, de artistas, da literatos, de bellas actrices. Algo de todo y de todos, con dedicatorias emocionadas, en las que palpita el apretón de manos y el cariñoso respeto. E n Literatura, en Historia, creo estar al día. En efecto, D. José Sánchez Guerra, que acaba de cumplir setenta años, quiere estar al día, y, como es una voluntad firmísima, lo está. En Historia y en Literatura... En Historia, particularmente, puesto que es él mismo quien la crea. -Y nada más- -dice D. José. Sánchez Guerra, levantándose- Los domingos oigo misa de, diez en San Manuel y San Benito, y algunas veces suelo ir a cazar. Me gustan los toros, de los que sólo me aparté al retirarse G- uerrita- -ese torero único, tan inteligente, tan cordial, amigo de mi infancia- -y a la muerte de Joselito. A los novillos no
 // Cambio Nodo4-Sevilla