Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 12 D E A G O S T O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 32. un pinchazo y descabella a la primera. (Palmas. Segundo. Marcial le saluda con unos lances y un par de verónicas, buenas. E l toro derriba y mata un caballo, y. Marcial, eri quites, torea de rodillas y de frente por detrás, rematando un medio farol, escuchando palmas. Barrera da dos medias verónicas y una serpentina. Cuatro puyazos, por un tumbo. Marcial comienza su faena con un pase por alto y cinco naturales con la izquierda, repitiendo luego con otros tres. Toca la música y Marcial sigue con pases de rodillas, tocando los pitones, y otros de molinete, despachando a su enemigo de una estocada algo pasada. (Ovación, oreja y vuelta al ruedo; también hay palmas para el toro y se le da una vuelta corta en el arrastre. Tercero. Barrera da unos lances vulgares; Marcial unas verónicas y un recorte de rodillas, tocando el testuz. Cuatro varas por un tumbo. Barrera da un buen pase de cabeza a rabo y otro cambiando de mano la muleta. Despacha de una estocada atravesada, media y descabella al cuarto intento. Cuarto. Márquez veroniquea parado. E l toro toma tres varas, por dos caídas. Amorós devuelve los trastos a Márquez, que hace una faena movida y por la cara, y despacha de un metisaca caído, media también caída y atravesada. Se oyen pitos. Quinto. Márquez lo recibe con algunas verónicas buenas, y en quites da unos recortes ceñidos. Amorós da dos verónicas templadas, un- recorte y dos gaoneras. Cuatro yaras, sin consecuencias. Márquez brinda a Pamplinas, que ocupa una contrabarrera del 8, y al levantarse el artista cinematográfico, el público le ovaciona. Márquez, en el centro de la plaza, comienza con un ayudado y otro en redondo, siguiendo con dos naturales con la izquierda, dos de pecho, ceñidos; uno de cabeza a rabo, templando mucho, y otros de molinete y de rodillas, cogiendo los cuernos del animal. E n tra bien al volpaié y agarra una estocada corta, que basta. (Ovación, oreja, vuelta al ruedo y una tarjeta de Pamplinas. Sexto. Marcial lo recorta rodilla en tierra y da cinco verónicas superiores, tres medias verónicas de rodillas, la mariposa y lances de frente por detrás, tocando el testuz del toro. Este recibe tres varas, para dos tumbos. Marcial coge los palos, y coloca un par, de poder a poder; otro, cuarteando; medio, sesgando, y luego, tres palos en igual forma. Es ovacionado. Marcial brinda al doctor Uzciayeta. e inicia la faena de rodillas, aguantando; toca la música. Dos naturales, superiores; uno de cabeza a rabo, otro cambiando de mano la muleta y varios molinetes y de rodillas, agarrando los pitones. Deja uaa gran estocada, y descabella a la primera. (Ovación, las dos orejas y el rabo, y vuelta al ruedo. También al toro se le hace dar la vuelta al ruedo en el arrsstre. Marcial ha tenido aquí una tarde como se recuerdan pocas en toreros. Séptimo. Barrera da cuatro verónicas, y Marcial, que toda la tarde ha estado muy trabajador, torea por faroles, gaoneras y de rodillas, muy apretado, escuchando palmas. El toro recibe dos varas, a cambio de dos caídas. Barrera da cuatro pases por alto, uno de rodillas y un afarolado, despachándolo de un pinchazo sin soltar, una estocada atravesadilla, tres intentos y remata con la puntilla, escuchando palmas. Octavo. Amorós da seis verónicas, apretadas, y en quites, una buena verónica, un farol y un recorte, y Márquez dos medias verónicas con temple. E l toro recibe tres puyas y despena un caballo. Amorós clava dos pares de frente y otro de, dentro a afuera. Coge los trastos y brinda a la colonia salmantina. Comenzando yar 1 N mucho poder y llegó quedadísimo a la mu- durante el tercio de varas no vemos más que leta. E l muchacho solo, tranquilo y expo- miedo y desorden. Se aplaude a Bogotá, úniniendo mucho, hizo faena por bajo, consin- co peón que trabaja toda la tarde como un tiendo y parando bastante, para lograr algu- desesperado. E l toro se hace dueño de la plaza, y miennos valentísimos paáés de pecho y por alto. iTardó el bicho en igualar, por lo que el dies- tras los banderilleros van y vienen sin satro, entrando rápido, dejó una estocada la- ber qué hacer, la música toca un pasodoble, deada. E n el cuarto, que también llegó aplo- de moda, que el público se entretiene en mado á la muerte, hizo faena valiente y cer- corear. Sale Facultades a enterdérselas con el ca, con muletazos por bajo, para una corta, atravesada, y un pinchazo y media estoca- toro, -manso y poderoso, al que apenas se ha da, entrando esta última vez con gran esti- picado, poniéndole sólo dos pares de banderillas. Dos o tres pases, un pinchazo, una lo. Escupió el bicho el estoque, que al caer causó a González, en la región frontal, una atravesada y- un descabello. (Pitos al toro. herida de dos centímetros, pasando el diesQuinto. Mariano Rodríguez lancea con tro a la enfermería. Oyó el muchacho, en. excelente estilo, y se le ovaciona. Los aplaumuchos momentos de su actuación, caluro- sos en el primer quite echan humo. (Músos aplausos. sica. Facultades también tira de filigranas y Tuvo Armillita Chico que despachar cuatro toros, por el percance de su compañero, asimismo se le ovaciona. Mariano Rodríguez sufre, al pasar, un y aunque en algunos momentos supo dar emoción a la corrida, no logró cuajar esa achuchón de alivio. E l toro, incierto, no le faena que enardece de entusiasmo a los afi- deja colocarse; cada pase es un susto para el torero y para el público. E n cuanto el cionados Lo mejor que vimos de él fueron los dos superiorísimos pares de poder a po- bicho cuadra, Rodríguez larga una, caída, que basta. der que clavó al tercer toro, que se le preSexto. Unos lances de Facultades para miaron, con clamorosa ovación. También fué de torero dé nota, su faena de muleta en eL salir del paso y luego una caídr. peligrosísima, en la que el capote de Bogotá actúa primero, mansurrón y huido y del que se apoderó toreándole por bajo y con pases de de Providencia. Rodríguez quita, adornándose. pecho y de rodillas. Mató, de media en las Vuelve Facultades a requerir los trastos agujas y fué aplaudido. E n el quinto toro hizo oportuno quite al picador Aldeano, qué toricidas y hace una buena faena, con pacayó al descubierto. E n sus, otros dos toros ses por alto y en redondo. Media, tendenmuleteó con desgana y se deshizo rápida- ciosa, y el toro dobla. L a corrida ha durado dos horas y cuarto. mente de sus enemigos. Los piqueros castigaron bien y el veterano Pepe Díaz fué ovaEl estado de José Pastor cionado al picar el sexto. E l diestro José Pastor fué trasladado desCástulo Martín, Cepeda y Guerrillero mostráronse los buenos peones y banderilleros de la enfermería de la plaza a una- clínica de siempre. Alcolea sufrió una distensión particular, donde por la noche le visitó el muscular que le obligó a retirarse del rue- doctor Viñas, encontrándole bastante tranquilo. H a pasado la noche sin fiebre. Sedo. Carmona. gún opinan los médicos, tardará unas cuatro EN BARCELONA semanas en curar, caso de no presentarse Seis de Albarrán. Facultades, ninguna infección. Mariano Rodríguez y Pastor Barcelona 11, 10 mañañu. Primero. De salida mete su miaja de pánico- entre el peonaje, y Facultades le para los pies con unos lances suaves. (Palmas. E l tercio de varas, animado, destacando una excelente verónica de Pastor. E l toro está un poco difícil, y Facultades lo pasa brevemente de muleta, y mete una casi entera, atravesadilla, descabellando al segundo intento. Segundo. Mariano Rodríguez lancea, con más eficacia que lucimiento, y se le aplaude. E n el quite se crece enormemente. (Ovación. Bronco, y con unas arrancadas de tren expreso, no ganamos para sustos en el resto de la lidia. Mariano empieza con el pase de la muerte, y sigue por alto, cerca y valiente. (Palmas. Un pinchazo en hueso, y, entrando de verdad, mete una en todo lo alto. (Ovación. Tres pinchazos, quedándose el toro- un aviso. Entra, por quinta vez, y el público le ovaciona, viendo que no hay modo de meterle mano a tal marmolillo; descabella. (Muchas palmas, y pitos al toro. Tercero. Sale también hecho una bala y buscando el bulto. Pastor se abre de capa y, al segundo lance, resulta cogido, aparatosamente. Mientras se llevan al toro, Pastor que, al parecer, lleva una cornada, pasa en brazos de las asistencias a la enfermería. Se aplauden en los quites a Facultades y a Rodríguez. Facultades, con prisa de quitarse de enfrente el regalito, tras unos mantazos, da un pinchazo hondo, una delantera, y descabella. De la enfermería dicen que Pastor tiene una cornada en la ingle, con dos trayectorias, una de once centímetros de profundidad y otra que le atraviesa el muslo, de pronóstico rave. Cuarto. Facultades lancea despegado, y E N SAN SEBASTIAN Ocho toros de Coquilla. Márquez, Marcial Lalanda, Barrerá y Amorós, que toma la alternativa San Sebastián i r 10 mañana. Con tiempo espléndido y casi lleno en la plaza, se celebra la primera de abono, lidiándose ocho toros de Coquilla, por Márquez, Marcial Lalanda, Vicente Barrera y Pope Amorós, que tomaba la alternativa. E n el tendido ocupado por la colonia salmantina aparece un rótulo con un saludo a su paisano Amorós. En. el desfile son aplaudidas las cuadrillas. Los toros, todos negros, a excepción del sexto, que era cárdeno. Primero. Incierto. Amorós da unos capotazos, y en un quite, a la salida de un refilonazo, dos verónicas buenas. Márquez da una buena verónica y un recorte ceñido, y Amorós, en otro quite, torea de frente por detrás. E l toro toma tres varas, sin consecuencias. Amorós clava medio par de frente y uno al sesgo, terminando la faena un peón. Cambiado los saludos, Márquez entrega los trastos a Amorós, y éste comienza con un ayudado ceñido y un afarolado, saliendo apurado. Despacha de media delantera, Blanquea y suaviza el cutis
 // Cambio Nodo4-Sevilla