Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S ia D E AGOSTO D E 1930. EDICIÓN D É ANDALUCÍA. P A G 3 Márquez brinda en el centro y hace una gran faena, quieto, con música, en la que hay pases estatuarios, que producen el de- lirio, y con la izquierda, molinetazo, u n pase en el estribo, valientísimo, y cobra una. gran estocada. (Ovación. Quinto. Lalanda le torea por verónicas E l primer tercio es animadísimo, rivalizando los espadas en quites. Lalanda hace una faena de muleta adornada y cerca, dejando media superior. (Ovación y rabo. Sexto. Manso y difícil. Bejarano en quites está colosal. Coa la muleta está confiado y cerca. Acaba de una estocada buena. (Ovación. líente, pero muy movido, le da algunos pases í para quedar bien. Fortuna cortó la oreja a de rodillas, de molinetes y de pecho, despa- l su segundo, Félix cortó la oreja del quinto, chándolo de un pinchazo, media atravesada, 1 v Cagancho no desató contra él las iras populares. Félix, Rodríguez, medroso y apátidos pinchazos más. y una estocada. co todo el año, ha comenzado, al parecer, la L a corrida, bien presentada, y el ganareconquista de su nombre. Estuvo compuesdero ha recibido muchas felicitaciones. to, estirado y tranquilo. EN S A N T A N D E R Fortuna bulló y estuvo muy valiente. Cagancho, en la primera parte de su faeL o antiguo y l o moderno na al sexto, toreó muy torero. Entró a. matar a este animal soberbiamente, y le señaló un Santander 11, 3 tarde. (Crónica telegráfica. L a corrida de la Asociación de la pinchazo de verdadera clase. Prensa, que se celebró el domjngo en la L a Asociación de l a Prensa puede estar clara y alegre plaza de Santander, llena hassatisfecha, y Pagés más, si cabe, pues la l i ta reventar, tenía dos fases dignas de tenerdia a la antigua usanza tiene un filón que se en cuenta. L a primera correspondía al explotar, ya que su reproducción es bonita é toreo antiguo, con todas sus suertes, hoy interesante, y es del. agrado del público. empolvado en los archivos de l a tauromaEvidentemente, esta mezcla de lo antiguo quia el salto de Martincho, el de l a garroy lo moderno proporciona a las corridas de cha, y el caballero alanceador, como el C i d toros un nuevo aliciente, que bien necesitan, o como el marqués de Villamedrana, todo pues por sí solas vemos muchas que termiello con l a vestimenta característica de finan, por no despertar interés. P o r eso, Pagés nes del siglo XVIII y la segunda, con su que lo sabe ya, mezcla las fiestas taurinas cuadrilla de toreros vestidos con lentejuelas con bonitas colecciones de figuras artificiay las. suertes modernas, que cada vez van les. -Cuevas resultando. más desgraciadas. L a primera parte produjo el entusiasmo de la gente, s obre todo cuando el bravísimo novillo de García Pedrajas atacó y deshizo, a pesar del filo de sus lanzas, al zaguanete de mozos, vestidos de Alabarderos, que defendieron, l a abierta barrera situada bajo el palco regio, en el que estaban presentes los infantes D Jaime, JD. Juan y D. Gonzalo. Y al final de la lidia de este torete, cuando Charlot, vestido de maja de Goya, le pasó de muleta y lo tumbó de una estupenda estocada, la multitud está de acuerdo en que cualquier tiempo pasado fué mejor, ya que el otro, por desgracia, no suele divertir mucho. Hagamos ahora un inciso, para dar cuenta de algo nuevo, que pueda servir d e f o r m a para- corridas sucesivas en toda España. E l procedimiento es de lo más original y se debe al presidente de esta corrida, hombre escrupuloso y poco amigo de ruidos. Fué él caso, que, cuando iba a comenzar l a lidia ordinaria de los seis toros de Befnáldez de Quirós, antes del duque de Tovar, que resultaron bravos y manejables, el presidente mandó un alguacilillo para que diese Un recado al jefe de las cuadrillas. -H a dicho el presidente que suba usted al palco, con sus compañeros. Fortuna, Félix Rodríguez y Cagancho se miraron de hito en hito, y debieron decirse: ¿N o s irán a meter en la cárcel antes de torear? y subieron, y el presidente, muy circunspecto y muy grave, les habló así, después de saludarles, con toda cere. monia: -L e s he llamado aquí, señores toreros, para rogarles que pongan ustedes- todos los medios a su alcance, para que les den una oreja- siquiera a cada uno. Ustedes saben que las tres corridas que se han celebrado en esta. plaza, han sido tres desastres históricos, por la calidad de las broncas y por los momentos en que se han producido, y yo les digo, a usted, D Diego, a usted, don Félix, y a usted, D Joaquín, sobre todo a usted, D Joaquín que se acuerden de M o n tes, de E l Chiclanero y de Juan Belmonte, y hagan lo posible por imitarlos para que el público salga de aquí relamiéndose de gusto. Sobr; e todo, señores, no armen ustedes ningún escándalo. Fortuna, que es muy elocuente, quiso tomar la palabra, pero en esto el presidente sacó el pañuelo para sonarse, y el clarinero, creyendo que era la señal, ordenó la salida del primer toro. Cronistas fidedignos del festejo, aunque poco aficionados a la estadística, no vamos a dar cuenta aquí de pinchazos, estocadas y muletazos, de más o menos detalle; diremos, sí, l a intención de la corrida, que fué la siguiente: Interpretando lo del escándalo en el sentido taurino, que és el producir el entusiasmo general de los espectadores, los supradiclios espacias procuraron no armarlo, EN MANZANARES Seis de Palha. Carnicerito, Z u r i to y M e n d o z a Manzanares 11, 9 mañana. Con una gran entrada se celebró ayer la segunda corrida de feria. Pidió la llave la gentil artista A d e lita Borja. Primero. Grande y berrendo. Carnicerito lo recibe con unos lances apretados, que se aplauden. Los- banderilleros no quieren n i ver, al morlaco. E n el primer pase es cogido aquel diestro dando un susto a la concurrencia. Después se rehace y da varios muletazos valiente, para fres pinchazos y un descabello al segundo golpe. Segundo. Cárdeno y también de buea tamaño. E l bicho derriba con estrépito. E l p i cador Zurito es muy ovacionado por dos p u yazos en todo lo alto. E l toro llega descompuesto a la muleta, pero Zurito se confía y da unos cuantos pases valiente; media estocada buena; más pases y una entera en todo lo alto. (Ovación, petición de oreja y vuelta al ruedo. Tercero. De salida llena el ruedo de capotes y pánico. Se arranca desde lejos, para tomar seis puyazos con el poder clásico de su vacada. Mendoza aprovecha las condiciones del bicho y hace una faena reposado y artístico, con pases ayudados, de pecho y de la firma, poniendo fin a su torera faena con un gran, volapié y un descabello. (Ovación, oreja y vuelta al ruedo. ¡Cuarto. Cárdeno y de arrobas. Carnicerito se estira en cinco verónicas inmejorables, rematando con media muy ceñida y obteniendo una gran ovación, que se repite al hacer, un quite templadísimo. Zurito quita oportunísimo en una caída al descubierto. (Palmas. L o s banderilleros tardan un siglo en palitroquear catastróficamente. Carnicerito encuentra al toro quedado y le hace faena a base de medios pases, a dos dedos de los pitones; a la hora de matar se descompone y pincha hasta cinco veces; por; fin el toro se acuesta, y hay de todo. Quinto. También cárdeno y grande. Z u- rito escucha una ovación al instrumentar siete verónicas muy apretadas y 0011 mucha calma. E l primer quite lo hace por chicuelinas y se le aplaude nuevamente. Después encuentra al toro incierto, y á fuerza de consentirlo logra una faena artística, que es muy aplaudida. E n cuanto junta el toro las manos se mete tras del estoque y, le entierra en todo lo alto. (Ovación y salida a los medios. Sexto. Negro, el mayor y precioso de tipo. Sale con muchos pies, pero Mendoza se los para con cinco verónicas, voluntariosas, aunque. algo movidas. E l primer quite lo hace con más quietud, y escucha palmas. Lobatón mete tres puyazos que arrancan tres ovaciones. Mendoza comienza la faena con un pasé estatuario superior y torea después por alto, valiente y adornado. Entrando bien, señala dos- pinchazos superiores y da fin a la c o r r i da con una gran estocada. (Muchas palmas. EN HUESCA Seis de d o n C e l s o Pellón. V i l l a l ta, Fuentes Bejarano y M a e r a Huesca 11, 12 mañana. L a primera corrida de la fiesta de San Lorenzo se ha celebrado con excelente entrada. Villalta no pudo lucirse en el primero, que era burriciego. E n el cuarto dio verónicas ceñidísimas. Muleteó muy cerca y dejó una estocada arriba, entrando recto. (Muchas, palmas. Fuentes Be jarano obtuvo un gran éxito en su primero, del que se le concedieron la orej a y el rabo. E n su segundo cortó también la oreja y tuvo que dar la vuelta al ruedo y salir a los medios. Sus faenas fueron coreadas con oles. Mató de dos estocadas. Maera, aceptable en sus dos toros. L a corrida de ayer tarde Huesca 11, 7 tarde. Se lidia ganado de Trespalacios, por Márquez, Lalanda y Bejarano, a quien se ovaciona a la salida por su triunfo de ayer, obligándole a dar la vuelta al ruedo. Primero. Márquez lo fija con inteligencia y lo torea con alegría, alternando en quites con Lalánda. E l bicho és de cuidado, y Márquez lo muletea consintiéndole hasta hacerce con él, para recetar un buen pinchazo y media superior. Segundo. Lalanda es ovacionado en los lances de capa. E l toro es bravo. Bejarano se ciñe enormemente. (Ovación. E l toro, por exceso de castigo y haber sido m a l banderilleado, llega agotado. Pases de tirón, i n t e l i g e n t e s u n a estocada y un descabello. (Muchas palmas. Tercero. Bejarano ejecuta seis verónicas, que arrancan un ole cerrado, y remata con media escalofriante. E n un quite toca el testuz al toro. (Ovación. Márquez hace un quite, bueno. E l toro está descompuesto. Bejarano despide a la gente y empieza con el pase de la muerte, estatuario, y sigue con otros de rodillas. Hace una faena ligada con molinete. (Música. Toca los pitones. Más pases con la izquierda, de pecho, de rodilla en tierra. (Entusiasmo. Se le pide que no lo mate y sigue toreando, para un pinchazo y un estoconazo, que deja al toro patas arriba. (Ovación, oreja, rabo y muchas vueltas. Cuarto. Márquez, enorme, templando. (Oles. Media verónica superior; (Ovación. en aria caída al descubierto está pronto al quite, como Lalanifer- y Bejarano, que le pasan los pitones por la. faja. Lea V. mañana R C
 // Cambio Nodo4-Sevilla