Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N O DEÍE U S T E D D E L E E R TODOS LOS DOMINGOS 0 YN O U E ES UN P O R T F O L I O por la diversidad de sus fotografías. U N L I B R O por la abundancia de su texto. U N M U S E O por la belleza de sus planas artísticas; y UN R E G A L O por la baratura de su precio. UNA PESETA E L ElEMPLAR E N TODA su E. R O D R I G U E Z- S O L I S ESPAÑA L O S G U E R R I L L E R O S D E 1808 reunidos, siempre que se, juzgue conveniente para el mejor éxito, manejándose con independencia p bajo las órdenes del más antiguo o más caracterizado, o del mismo jefe nombrado por el general. X X V I I I E n caso necesario podrán destinar los comandantes de las partidas alguna escuadra de i g a 20 hombres, a cargo de uno de sus subalternos, para observar al enemigo o para obrar con separación. X X I X Atendiendo a que muchos sujetos de distinguido valor e intrepidez, por falta dé un objeto en que desplegar dignamente los talentos militares con que los dotó la Naturaleza, se han dedicado a l contrabando con grave perjuicio de la Real Haciend a a fin de proporcionarles l a carrera gloriosa y útilísima al Estado que les presentan las circunstancias actuales, se les indultará para emplearlos en otra especie de partidas, que se denominarán cuadrillas, bajo las condiciones que se establecen en los cuatro artículos siguientes: X X X A todo contrabandista de mar o tierra que en el término de ocho días se presente para servir en alguna cuadrilla ante cualquier juez m i litar o político de partido, o jefe del ejército; se! e perdonará el delito cometido contra las Reales Rentas; y si se presenta con caballo y armas, se le pagará uno y otras por su justo valor. X X X I S i tuviere efectos de contrabando por, despachar, de cualquier especie que sean, se le tornarán y pagarán a un precio en que encuentren moderada, ganancia. X X X I I Las cuadrillas de ex contrabandistas se organizarán bajo Jas mismas reglas que las partidas, y gozarán los mismos sueldos y emolumentos, con la diferencia de que el comandante se denominara cuadrillero, tendrá a sus órdenes un segundo cuadrillero y sus cabos de cuadrilla todos sin graduación militar, a menos que por algún hecho señalado se hagan acreedores a ella. X X X I I I E l primer cuadrillero tendrá 15 reales diarios de sueldo; el segundo, 13; el primer cabo de a caballo, 12; los segundos cabos de a caballo, 11; el soldado de a caballo, 10; el primer, cabo de a ten del poder enemigó y pertenezcan a los naturales. XVIII. S i logran hacer presas de consideración podrán depositar una tercera parte para el- fondo común de l a partida y costearse un uniforme particular a sú satisfacción. X I X Las acciones distinguidas y los hechos señalados de los comandantes y subalternos se premiarán con ascensos a sus inmediatas clases o con otras ventajas proporcionadas a su mérito, y lo mismo se entiende de los soldados. X X Los que se inutilizaren en el servicio serán colocados en empleos de rentas o en otros destinos, según sus circunstancias. XXtl. N o podrán servir en las partidas los alisíados y sorteados. X X i r E l ejercicio de los partidarios será i n ierceptar las partidas del enemigo, contener sus co: xrerías, impedir que entre en los pueblos para sa; quearlos o para imponer contribuciones o requisiclones de víveres, e incomodarlo en sus marchas con tiroteos, desde los parajes proporcionados. XXIII. Cuando jse crea conveniente se reunirán dos o tres o más partidas para impedir o disputar cuando- menos al enemigo los pasos dificultosos, e, j interceptar los convoyes o alarmarlo con ataques 1 ífalsos, con especialidad por las noches, con el fin de no dejarlo sosegar. X X I V P a r a evitar desórdenes y operar con más ¡Ventaja contra el enemigo, se distribuirán las part i d a s en las divisiones de los ejércitos, a las órdenes de sus correspondientes generales, r J X X V E l general nombrará un jefe de graduación competente y acreditada disposición, con un ayudante, para que se encargue del marido de las partidas agregadas a su división, y los partidarios tomarán su orden y le darán parte de las operaciones. XXíVT. L o s jefes dejarán que los partidarios operen con la mayor libertad posible, y les proporcionarán los auxilios que necesiten para el buen éxito de sus operaciones. X X V I I N o se opone esto a que dos o más partidarios concierten entre sí sus operaciones u obren 1 1 4
 // Cambio Nodo4-Sevilla