Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1. Prospecto, p r o g r a m a c o n t e s t a c i o n e s y p r e p a r a c i ó n DESEA UD. SER P M Q M U D O R DE LOS T M I M L Í S? en el Basta éer bachiller y haber trabajado dtf rante dos años a l lado de un procurador 1 NSTHT 7 TO KETJS PREdAIK) S, 23, MADIUCD. Tenemos internado. P R E P A R A R O N PARA INGRESO. E N L A E S C U E L A S U P E R I O R AEROTÉCNICA ACADEMIA LACLAUSTRA podéis obtener e l título de I N G E N I E R O A E R O N Á U T I C O en cinco años, carrera de brillantísimo porvenir. Edad de ingreso, dieciséis años, título de bachiller. E l ingreso puede aprobarse en un solo curso o por grupos independientes. Entro el competentísimo profesorado de esta Academia figura la gloria mundial de Aviación, R A M Ó N F R A N C O vuelo. Magnífico internado. Farmacia, 2, esquina Fnencarral, 60, Madrid. Curso, en 1. de septiembre. prácticas- a ingenieros Industriales- A c a d e m i a VELILLA POZOS ESCABADOS Y ARTESIANOS PLAZAS 00 N 2.500 FTAS. en Instrucción publica. Exámenes en marzo. Instancias Basta el 30 de septiembre. Para el programa, contestaciones y preparación, diríjanse al INSTITUTO RETJS P R E CIADOS, 23, MADRID. Ultimas oposiciones obtuvimos 25 plazas, cuyos nombres figuran en el prospecto que regalamos. Lea CERCEDILLA (MADRID) Médico director: A de Larrinaga. pensión completa, incluida asistencia médica, de 30 a 50 pesetas. -Oficinas en M a d r i d Alfonso X I I 44. Teléfono 16704. p I M Í i A Í S rústicas en toda España compro e hipotoco, J M. Brito Alcalá, 94, Madrid. 4 s usted BLANCO Y NEGRO Precio: UNA peseta. Se ejecutan trabajos de pocería, se garantizan caudales de agua sin previo desembolso. Dispongo dé mai quinaria moderna, AGOTAíIIEJíTO; Madrid- provincias. A. Fern adez, P i y Margal! 9, Madrid. Tef. 95362 lo conseguir (aüriianío ta H U espejos, Jadonfij, pertuae f oíros f 60 artel no ejperiencia ni caplUI. Cija catálogo gratis da 128 páginas. Oir eciao: UísralOHOs Cnfcütea- üMSíStrfaíei A. S 0 Ett 8 SQ U G 8 ft ¿DESEA GANAR DINERO? 3 S 7. B. R O D R I G U E Z- S O L I S LOS G U E R R I L L E R O S D E iSoi l a s manos qué ayer a r a b a n su carraaje, ca, ¡raahoy su, Sepultura... t a alegre comitiva de ayer; es hoy cortejo fúne- jote, en que sobresale el negro coche que conduce los gestos mortales del insigne Floridablanca. T jSejsHlá enterarse apiñaba en 3 a carrera que debía; ¡recorrer l a triste comitiva, y en todos los semblan- 1 ¡tes se retrataba l a pena, el sentimiento y e l dolor, que, la; muerte de Floridablanca producía en los bucpo y leales i españoles. ¡Cuando e l fúnebre cortejo atravesaba las calles; de l a ciudad, y los tambores, destemplados, redobla- ban con fatídico son, hombres y mujeres derramaban lágrimas sobre e l féretro del ilustre patricio... ¡L e habían conocido días antes, y le lloraban como ai u n ser querido, como a un individuo de l a propia ¡familia, como a u n padre cariñoso. 1 Stííariciánidad, sus altos servicios, sus grandes mé saioSj s u desinterés, su abnegación, e l último acto dejfeti vida, su; muerte, ocasionada quiza por l a fatiga y 3o s trabajos, todo venía a engrandecer; aquella figura fie suyo colosal. N o era Floridablanca, no era el ministró ref or ¡mador, no era el íntegro magistrado, no era el her o i c o patricio, no era el presidente de l a Junta Cen tral eí que se enterraba en aquel ataúd: era algo Jcotño vida de l a vida de todos... L a Junta, haciéndose intérprete de los generales sentimientos, concedió a l heredero y sucesores en él título de Floridablanca grandeza de España: libre de lanzas y media annata, y dejó vacante l a presidencia por algunos meses. Floridablanca contaba a l morir ocJientá años y ¡dos meses. ¡Una de las cosas que más llaman l a atención e i Jos individuos de l a Junta CentraL es l a energía, e l ¡valor, l a firmeza de que dieron tantas pruebas, cuan do Ta mayoría eran. hombres de avanzada edad. Fio- ridablanca contaba ochenta; Jovellanos; setenta; e l a r eobispo de Laodicea, Saavedra, Valdés, l a misma iedad aproximadamente. Y siri embargs, n i uno solo cejó en l a empresa He salvar a su querida Patria, n i u n o solo vacilo tnjB emipeñp, n i uno solo retrocedió, sin. gae les 1 arredrasen sus achaques, sus fatigas, e l peso de los años, sabiendo que l a tarea era- penosa, muchos los trabajos, dudoso el porvenir, incierto el resultado de aquella lucha... ¡Noble generación ¡Ilustres varones! Reciban sus inanes el tributo de nuestra admiración y de ntqftfgj; gratitud. 5- j E l general Moor. -Regresó a M a d r i d (Je José X: -Bonaparte. E l ejército inglés, que al mandó del reputado general sir Jhon M o o r había sido enviado por l a Gran Bretaña, terminada su misión en Portugal, para prestarnos auxilio, permanecía encerrado en l a ciudad de Salamanca, sin que nadie pudiera explicarse sí esta inacción de M o o r obedecía a órdenes reservadas de su Gobierno o al temor de u n encuentro con los S. OOO caballos que Napoleón había enviado a. reco Irrer las llanuras castellanas y obseryar, sus i m o v í micntos. A E l o t r o ejército inglés, que, a l mando ele s i r Da- fvid B a i r d se hallaba en l a Coruña, tampoco. salía; la. campaña, porque l a Junta del reino de Galicia, a l igual que l a de Sevilla cuando e l ataque en Cádiz a l a escuadra del almirante Rosilly, se resistía a aceptar l a ayuda de los soldados de l a G r a n B r e taña hasta apurar todos los recursos y convencerse que s i n su apoyo no era posible l a salvación d España. ri t Hermosa aspiración! í Dañaba, y no poco, a nuestro carácter nacional He suyo altivo y orgulloso, l a conducta de los i n gleses, que, a l ofrecer su apoyo, l o hacían s i n aquel. entusiasmo de que tanto nos pagamos los españoles j esto sin contar que Jhon M o o r cuando supo la derrota de Blalce en Espinosa de los Monteros. y ¡la pérdida por Castaños de l a batalla de TudelaJ ¡quiso abandonar nuestro país; acto que no llegó a ¡realizarípor l a intervención del- diputado siriCárlosí: JStuard, enviado, como recordaran iiu tr; ps ectpr i gor aMOaMerao; inglés k ¡g ¡8 $l gi MfesÜaaM fe 4 r 1 1 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla