Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TOÍDESCANSO E N T R E CLASE Y CLASE O h el Museo del P r a d o! ¡O h E l E s corial... L a señorita Dingerdissen no se conforma con esto, y cuando termine el curso irá a l S u r para ver Granada, Sevilla, Córdoba; la- Mezquita, la Alhambra, l a G i r a l d a Y o tener ilusión por l a tierra de s o l E n general, todas estas señoritas no sufren por l a alta temperatura madrileña de estos días. Una rubia, de ojos soñadores, nos dice: -E n nuestro país hace frío casi siempre. Poca luz, poco sol... E s t a excursión a E s paña es un oasis en nuestra v i d a A l m a cenaremos calor y luz para todo el invierno, cuando vuelvan las obligaciones y la vida cotidiana allá lejos, donde esperan la escuela, y los discípulos, y la bruma... ¡Este s o l N o s ha parecido oír a l Oswaido, de Ibsen. ¿Y amor... (Hemos formulado l a pregunta, que desde el principio nos retozaba en los labios. ¿H a n recibido ustedes m u chas declaraciones de enamorados españoles? También en esto ha habido gran diversidad en las contestaciones. Quién ha bajado la vista ruborosa asegurando no ocuparse más que de sus estudios; quién ha dicho no i n teresar a los hombres y quién no interesarse por los hombres. Amar, no es el verbo que les preocupa ahora. Su verbo ahora es aprender... Lá ingenua y fuerte miss Padou ha declarado que España es un país de hombres enamorados. Como patria de D o n Juan T e n o r i o ¡Yes... t E n cuanto a su corazón, al corazón de ellas, ¿sabe nadie si habrá sido herido aquí... ¡Sabe nadie si venía y a herido e incurable... Las señoritas han posado para hacer una foto de conjunto. A h í están las que aprenden el español. por conveniencia e interés y las que l o estudian por romanticismo, por gusto. Ahí están todas, lector. D i tú cuales son las sentimentales y cuáles las prosaicas. P a r a nosotros, todas ofrecen un aspecto romántico de inquietud; estudian y sueñan. E n tiempo pasado hubieran sido enfermeras de guerra. H o y van a ser profesoras. L a mujer tiende siempre a calmar u n dolor. A l a amabilidad de los Sres. Salinas y Martínez (D Rafael) debemos los siguientes datos: E l actual es el decimonoveno curso de verano que se da para extranjeros, y han pasado por ellos más de 2.500 estudiantes de veinte nacionalidades. Siempre estuvier o n en mayoría los norteamericanos, luego siguen los ingleses y los alemanes. E l menor contingente lo dan los países latinos. E n el curso actual hay 122 alumnos, predominando las señoritas. (L a s señoritas, claro es, predominan siempre; que l o diga, miss Padou. L a mayor parte de los alumnos trae l a finalidad de obtener u n diploma que. da el Centro, y que tiene validez en muchas U n i versidades, particularmente en las ameri- canas. A l g u n o s profesores de español de Colegios extranjeros organizan expediciones- de compatriotas p a r a estos cursos de M a d r i d como el profesor de N u e v a Y o r k M r B a r l o w benemérito hispanófilo, que ha traído a España numerosos grupos de estudiantes norteamericanos. E n su celda en l a Residencia de Estudiantes figuran varias botellas de Jerez y manzanilla, que inspiran los estudios gramaticales del profesor... aprovechando éste que ahora se encuentra al margen de l a ley seca L o s alumnos- -ya ellas lo dijeron- -trabajan de firme. Empiezan) las clases a las nueve, hasta l a una. Después de la comida hay un descanso, y a las cinco empiezan los cursos especiales hasta l a h o r a de cenar. P o r l a noche hay que hacer temas. L o s días festivos se completan los estudios con excursiones artísticas dentro y fuera de la capital. V a n a Toledo, a E l Escorial, a Segovia, a L a Granja. Recientemente fueron recibidos los alumnos de este curso por la i n fanta Isabel. N o tienen, pues, mucho tiempo para dedicarse a frivolidades o placeres. H a s t a es posible que sea verdad l a afirmación de aquella miss íontialita: Anuir no es nuestro verbo de h o y es aprender... L o que en un país de sol y de alegría es realmente una heroicidad. ALFREDO CARMONA (Fotos Alfonso.
 // Cambio Nodo4-Sevilla