Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 17 DE AGOSTO DE 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 2 NOTICIAS VARIAS DE MADRID U n hombre hiere a otro de una puñalada M a d r i d 16, 4 tarde. Las personas que transitaban esta mañana, a las ocho, por la carretera del Puente de Toledo, advirtieron que un individuo que se hallaba con otros dos se llevaba de improviso las manos al vientre, y, después de exhalar un ¡ay! de angustia, caía ahsuelo, mientras los otros dos se daban a la fuga. Varios transeúntes recogieron al caído y lo condujeron a la casa de socorro sucursal de la Latina, donde el médico de guardia, S r Espinosa, le apreció una. herida penetrante, de carácter grave, producida por arma blanca, en la región hipogástrica. E l herido manifestó que se llama Tomás de Frutos A r r a n z de cuarenta y un años de edad, industrial establecido en la calle de Antonio López, 4, donde tiene una trapería. Añadió que cuando se dirigía a su casa se le había acercado un individuo embriagado, el cual le había agredido sin que entre ambos mediara palabra alguna. Conocía a su agresor de vista y sólo sabía que se apodaba El Maetto. Con estos datos practicó gestiones la Policía, que poco después detuvo, en la calle de G i l Imón, número 8, a A g u s tín Cristóbal Muñoz El Maello, que se confesó autor de la herida que sufre Tomás. D i j o que atravesaba l a carretera con un i n dividuo apodado El Hospicio, ambos embriagados, y tropezaron con Tomás, con el que sostuvieron una discusión, a la que El Maello puso fin sacando un cortaplumas con el que cometió l a agresión. E l herido ha sido trasladado al Equipo Quirúrgico del distrito del Centro, donde se halla en gravísimo estado. INFORMACIONES RIAS A Y NOTICIAS VAANDALUZA B C en favor de Jas playas a n- DE LA REGIÓN B C en H u e l v a L a campaña de A daluzas. E l Ayuntamiento de H u e l v a muestra su gratitud. Devolución de ornamentos sagrados. S o b r e los daños del terremoto en M o n t i l l a A B C en H u e l v a réntesis a distinguidísimas damas y personas de gran significación en la vida andaluza, de todo hay en la democrática playa. Estos marinerillos de nueve y diez años son muy interesantes, por infantiles, por sinceros, por serviciales... U n o de ellos, llamado Adolfito, veía pintar al santo sacerdote D Alejandro Cano, un ojo grande en la proa de un falucho. Poner ojos pintados en la proa de los barcos es una vieja tradición mediterránea, que vino, después del descubrimiento de América, a las costumbres de los marineros atlánticos. E l chiquillo no pestañeaba, viendo pintar al sacerdote... ¿Te gusta esto, Adolfito? -S í señó don Liandro... pero... ¿P e r o qué? -N a que le farta a ese ojo una cosa... ¿U n a cosa... -S í señó. ¿Y qué es lo que le falta, Adolfito? -P o mire usté, don Liandro, le fartan las lagañas... Como es sincero y natural el niño, es gracioso el río, espléndido el mar, bello el paisaje y simpática la manera de hacerse la vida veraniega. E l que quiera probar que pruebe. -M. Siurot. E l alcalde interino y el precio de las subsistencias M a d r i d 16, 12 noche. E l alcalde interino, S r Onís, se ocupa de combatir, en cuanto del Ayuntamiento dependa, la carestía de los artículos de primera necesidad. P a r a conseguirlo serán intervenidos los mercados de patatas y el de huevos; se obligará a las compañías de ferrocarriles a que en lo sucesivo remitan al Negociado municipal de Abastos relaciones detalladas de los artículos de consumo que llegan a esta capital, y se intensificará la publicidad de los precios de los artículos de p r i mera necesidad. Además se solicitará de los almacenistas relaciones juradas de precio de venta. Noticias c informaciones diversas Plata Meneses. Objetos para regalo. P l a za Canalejas, 4, M a d r i d Sierpes, 8, Sevilla. Mecanografía. Enseñanza rápida y económica. Conde Peñalver, 16, entresuelo. M a drid. LOS EXPLORADORES D E ESPAÑA E l campamento de T a u r i t Melilla 16, 10 mañana. Para asistir al segundo campamento de los exploradores melillenses, en Taurit, llegaron patrullas de Málaga y Águilas (Murcia) siendo recibidos por elementos directivos de la institu- ción y representantes de las autoridades. E n camiones automóviles fueron conducidos a Taurit, donde sus compañeros de; Melilla les hicieron un cariñoso recibimiento. Costas del Sur D Miguel Pérez Adame, D Emilio Cano y D Guillermo Manito, firmas de primera calidad en estas tierras de Onuba, me p i den que insista en la propaganda de la playa de Punta Umbría, y lo hacen, en nombre de una colonia numerosísima de onubenses, sevillanos y extremeños que veranean allí. Alguien pudiera pensar que estas excitaciones, y mi propia repetida intervención en la materia, obedecen a amores exagerados de la patria chica; no, en esta ocasión no es el amor quien impulsa; es, en primer l u gar, la justicia, y aliado con ella, el sentimiento de la belleza, porque, en honor de la verdad, no se puede ir a Punta Umbría sin sentirse tocado por la admiración que pone en el alma aquel soberano espectáculo de la Naturaleza. Punta Umbría tiene por un lado el mar, que se extiende sobre una playa limpia y de suave y lenta inclinación, donde, sin peligro, gustan millares de personas el placer del baño. Estas olas atlánticas, cuyas espumas, salitre y yodo, acarician y fortalecen los cuerpos fatigados del calor y de las luchas de las ciudades, se mec p en una de las más bellas, seguras y agradables playas de E s paña. Este es el lado del mar. Otro costado de Punta Umbría es un ancho río, brazo del Odiel, surcado constantemente ele barcos de vela, vaporcitos y canoas, que dan al cuadro fluvial una entonación rica de color y de movimiento. E n la orilla tiene este río de Punta Umbría la isla de Saltes, con sus almendros, sus bosques y su marisma, y más en el fondo, atravesando la ría comercial, surgen el monumento a Colón y L a Rábida, que ponen en el ambiente una v i bración solemne de grandezas de la Patria. A s í resulta que Punta Umbría tiene por dos lados mar, marisma, ríos y tierras ennoblecidas por la H i s t o r i a de la Civilización humana. Pudiera decirse que las espaldas de esta playa maravillosa de Punta Umbría están guardadas por bosques inmensos de pinares, que mandan sobré los visitantes el perfume de sus resinas y el encanto de una música no sujeta a ritmo ni compases, ejecutada por la brisa del Océano sobre las copas de los pinos, cada una de las cuales es la cuerda de un instrumento colosal. H a g o caso omiso de las noches de luna en el mar, de los gloriosos atardecer, en las puestas de sol y de la belleza jugosa y agradable de las mañanas de Punta Umbría. Con decir que esta playa onubense no tiene que envidiar nada a ninguna del mundo, está dicho todo. Los hombres han hecho allí preciosas casas y chalets. H a y viviendas de arrendamiento y un hotel donde se pasa muy bien. N o es Punta Umbría una playa elegante, donde se va a descansar y se cansa uno más; n i tampoco se desenvuelve allí la vida en plan de absoluto primitivismo y descuidos sociales, que podrán ser agradables a algún contemplativo o filósofo, pero no a la generalidad de los mortales. Punta Umbría es un término medio de vida natural y civilizada. U n a delicia... Desde el inglés de las minas de Río Tinto, serio, reflexivo y sportman, hasta los chiquillos de los marineros, metiendo en este pa- L a campaña de A B C en favor de las playas andaluzas. E l A y u n tamiento de H u e l v a muestra su gratitud Huelva 16, 4 tarde. E n el último pleno municipal el concejal Sr. Garrido Perelló hizo uso de la palabra, dedicando calurosos elogios a la campaña que el periódico A B C hace a favor de las playas del Sur, poniendo de relieve con tal motivo las magníficas condiciones en que se encuentran las playas de Punta Umbría. Pidió el citado edil a la Corporación municipal que el alcalde se dirigiera al director de dicho importante rotativo, significándole la gratitud del Ayuntamiento y la simpatía con que se ve en Huelva la campaña. E n este sentido, el alcalde, Sr. Quintero Báez, ha dirigido una carta al director de A B C de Sevilla. L a Banda Republicana de L i s b o a en H u e l v a Huelva 16, 11 noche. Ésta tarde, a la una, llegó a Huelva la Banda de música de la Guardia Republicana de Lisboa, que viene con objeto de interpretar dos conciertos en la plaza de toros. E l viaje lo hicieron desde Ayamonte en tres camionetas, ofrecidas por la Empresa Automovilista Internacional. E n los alrededores de la central que en la calle de Zafra tiene establecida dicha E m presa, se había aglomerado numeroso gentío. También se encontraban en este lugar el alcalde de Huelva, D. Juan Quintero Báez cónsul de Portugal en Huelva, Sr. Mello Barreto; comisión de festejos veraniegos i n tegrada por su presidente, Sr. Mascaros, y vocales señores Damas, Fidalgo, Rodríguez, Carbalío, Barroso y Bedoya. A l llegar la Banda expedicionaria, la municipal de música de Huelva interpretó el H i m n o Portugués y seguidamente la Marcha