Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 20 D E A G O S T O D E 1930. EDICIÓN D E A N D A L U C Í A P A G 16. Como se ve por esta premura, el Gobier- (Esta tarde, añadió el S r W a i s me prono sigue con el propósito de que las elec- í pongo conferenciar con el director del Banco ciones se. celebren antes de que finalice e l de España, señor conde, de Gamazo, y el Viernes próximo llevaré al Consejo algunas año actual. observaciones y un pequeño plan, para que Se resuelve el pleito entre el Ayun- lo examinen mis compañeros. N a d a más puedo añadir; voy a l a cartera de Hacienda en tamiento y el Canal de 1 sabel 11 momentos difíciles, pero soy hombre que E l ministro de Fomento llevó al Consejo sabe cumplir con sus deberes y que por enun proyecto de decreto que da término al cima de todo pone su amor a l a Patria y su pleito existente entre el Ayuntamiento y el deseo de acertar, en bien de todo. Canal de Isabel I I acerca de la construcción del cuarto depósito. Como se sabe, este depósito coincidía con E l señor Rodríguez de V i g u r i el proyecto de prolongación de l a CastellaM a d r i d 20, 2 madrugada. E l nuevo m i na. C o n l a disposición adoptada en el Connistro de Economía llegó anteanoche a Masejo, el cuarto depósito se construirá más drid, procedente de Santander, donde se hacia l a derecha de aquella zona de terreencontraba en temporada de descanso. no, y se dictan las disposiciones oportunas Como decimos antes, ayer mañana conpara que se consideren como afectado polferenció con el jefe del Gobierno, pero desla expropiación forzosa, por causa de utipués no sostuvo ninguna otra entrevista n i lidad pública, los terrenos en que ha de ser sus compañeros de Gabinete pudieron poedificado el depósito mencionado. nerse al habla con él durante la tarde. Entrevista d e l o s señores A r g u e lles y W a i s Los ministros entrante y saliente de Hacienda, comieron ayer juntos en el Casino de Madrid, y por l a tarde volvieron a celebrar una larga conversación en el despacha oficial del departamento. El S r Arguelles asistirá hoy a l ministerio de Hacienda. Mañana dará posesión al Sr. W a i s e inmediatamente emprenderá su regreso a Carabia para continuar su veraneo. Los altos cargos Tanto el S r W a i s como el S r Rodríguez de V i g u r i nos manifestaron su propótico de no hacer cambios en el alto personal de Hacienda y de Economía. Firma del R e y Su Majestad el Rey ha firmado los s i guientes decretos: Fomento. Resolviendo expediente de apremio que se tramita en el Juzgado de M o l i n a contra varios vecinos de el Polo de Dueñas, por pastoreo abusivo. Aprobando el proyecto de hinca y construcción de bloques de cemento del estribo derecho y pilar contiguo del puente sobre el río Guadiana, y autorizando a l a Jefatura de puentes y cimentaciones, para ejecutar la obra por administración. Autorizando al ministro de este departamento para adquirir, por concurso, cinco, grúas eléctricas, de tres toneladas, con destino a los muelles del puerto del Musel. ídem para contratar, mediante subasta pública, las obras de conducción de agua para abastecimiento de San Esteban de Gormaz (Soria) Resolviendo recursos de alzada contra providencias dictadas por los gobernadores civiles de Alicante y Cádiz. Manifestaciones del ministro de Marina Santander 19, 7 tarde. E l contralmirante Carvia, que se halla veraneando en A s turiasi llegó hoy por la mañana a Santander acompañado de sus ayudantes, los señores Ferrer y Vierna. E l ministro se aloja como de costumbre, en el Hotel Real, y allí, fuimos amablemente recibidos por él, después de almorzar. El Sr. Carvia, que es un hombre de excelente humor, al vernos entrar en su despacho nos salió al encuentro y, sonriendo, nos dijo: ¿Saben ustedes si ha dimitido el ministro de M a r i n a? Le contestamos que no, y, entonces, el Sr. Carvia nos rogó que le contáramos cosas de l a crisis, que le había cogido en Asturias y, por lo tanto, alejado de l a vorágine política de estos días. Entonces le dimos cuenta del Consejo celebrado por la mañana en M a d r i d y de l a dimisión del S r Arguelles, que había producido una vacante en Economía, ya que el Sr. W a i s pasaba a ocupar la cartera de H a cienda, entrando en el ministerio para sustituirle el S r Rodríguez de V i g u r i gran amigo de Sánchez Guerra y en l a actualidad bugallista convencido. Aludimos también al propósito atribuido al S r Tormo de d i m i tir, y el ministro de M a r i n a haciéndose de nuevas, nos preguntó l a causa de esa d i m i sión. El señor A r g u e l l e s guarda silencio M a d r i d i g 6 tarde. U n o de nuestros redactores se avistó a primera hora de la tarde, momentos después de quedar resuelta la crisis, con el ministro dimisionario de Hacienda, S r Arguelles. Este, amablemente, se escusó de hacer manifestación alguna, ateniéndose por completo al texto de la nota oficiosa facilitada en Consejo de ministros. Sobre la cuestión de los cambios nada consideró oportuno manifestar tampoco. -E s o es ya cuestión del nuevo ministro de Hacienda, y en esto- -añadió- -ha habido una gran suerte, porque el Sr. W a i s es persona que vale muchísimo y me sustituye con grandísima ventaja. Nada más dijo el S r Arguelles, que guarda una absoluta reserva sobre los acontecimientos que han motivado l a crisis. Madrid 20, 2 madrugada. E l nuevo m i nistro de Economía hizo anteanoche el viaje a Madrid, en unión del señor Wais, que regresaba de la Coruña, para asistir al Consejo de ayer. El S r Rodríguez de V i g u r i viene a M a drid para firmar, como lo hizo a mediodía de ayer, una escritura del Banco de Crédito Local. Cuando conversábamos con el nuevo m i nistro de Economía nos dijo que le había sorprendido mucho su designación, y que aunque el puesto no era muy apetecible, no creyó ue debía rehusar la designación que tanto le honraba. No podía, como era natural, hablar de proyectos n i planes. Llevaba al departamento de Economía la preparación que pudo adquirir cuando desempeñó el cargo de comisario de Abastos, el año 20. He de hacer, sin: embargo- -añadió- -el esfuerzo mental de suprimir estos once años que han transcurrido desde entonces. Como le preguntáramos si había sostenido alguna entrevista con el S r W a i s nos contestó negativamente. Esta noche, en el tren, he de sostener con él una larga conferencia, y al regreso de Santander o t r a de modo, que ambas servirán, de preparación suficiente, pues l a capacidad del S r W a t s me impondrá muy pronto de todos los asuntos del departamento. CHAMPAGNE CONTIHENTÁL JIMÉNEZ- VARE: LA- PTO. 5 TA. MARÍA Hay 4l es manees dJStiiHOs, desde el Manifestaciones del señor W a i s El nuevo ministro de Hacienda fué saludado ayer tarde por los periodistas, a quienes se ofreció en su nuevo cargo. El S r W a i s que conferenciaba con el m i nistro de Fomento en el momento de l a visita, dijo que lamentaba mucho tener que dejar ahora la cartera de Economía, en la que había diversos asuntos de gran interés, pendientes de resolución. Terminado el período de reorganización del ministerio, en este que pudiéramos llamar período constructivo, se propone el Sr. W a i s dar solución definitiva a distintos problemas, casi todos de urgencia. Confiaba en que la gran capacidad de trabajo y el claro talento del Sr. Rodríguez de V i g u r i su sucesor, haría que se impusiera prouto de cuantos asuntos solicitan ahora ia atención del titular del departamento. Ttaustarmidáa oaravfltos A 1 i cateo 1 cegro. Bítocftt i tas. 10 8 t Perftñftertas y Droguería! Por mayor wanaID USE... PLIM i M A T A INSECTOS ANDALUZ -P u e s l a reforma de la Segunda Enseñanza- -le contestamos- en l a que ha en contrado, al parecer, serias dificultades. El S r C a r v i a se lamentó de que un hombre como el S r Arguelles tuviera que abandonar la cartera de Hacienda, y, acerca de su gestión, nos manifestó que nada había hecho en en el asunto del cambio que no h u biera estado refrendado por las más altas capacidades nacionales en cuestiones financieras. El S r Arguelles, como todos nosotros, ya que éste no es un Gobierno de partido, sino un Gabinete formado por hombres de buena voluntad, que en momento difícil para la Patria lo han arriesgado todo por servirla, ha puesto al servicio de los intereses de su país todo su valer y toda su enorme voluntad. N o puede decirse de él que sea un fracasado, porque, como ya digo, no ha tomado ninguna medida de carácter financiero sin estar antes perfectamente asesorado por, la alta banca y las personas más documentadas en materia tan compleja y difícil. Repito que es una lástima l a marcha del señor Arguelles, pero el país tampoco puede darse por descontento con el cambio del m i nistro, ya que el S r W a i s está preparado para todo esto de manera muy amplia, y. además tiene una enorme capacidad de trabajo, por lo que es de esperar que desarrolle sus iniciativas sin un desfallecimiento. Le indicamos entonces al S r Carvia que en el Hotel Real d presidente había pedK
 // Cambio Nodo4-Sevilla