Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 23 D E AGOSTO DE 1930. E D I C I Ó N DE ANDALUCÍA. PAG. 18, INFORMACIONES Y NOTICIAS D E LA VIDA VERANIEGA A B C en San Sebastián. L o s barcos de guerra, en Pasajes. E l R e y presencia un vuelo del autogiro. E l príncipe de A s t u r i a s en París. E l infante d o n F e r n a n d o inaugurará la F e r i a de Industrias del M a r A B C en San Sebastián ne que ser, para esto, una ciudad bella, no estruendosa c tráfico y humaredas, y en una cómoda posición fronteriza. Y el mar, allí donde se estudie y celebre al mar en sus fastos, debe ser el más bello, el más limpio, el más cantante, el más sonoro, el más rubio de arenas, el más festivo mar de olas y espumas de toda la costa de España. T a n to para que se le estudie como para que se le celebre el mar de l a ciudad del m a r tiene que ser hermoso y divertido como un dios marino. Tiene que ser un mar caballeresco. Es aquí la gentil y breve costa guipuzcoana donde desde los siglos la alta tradición marinera, de cuanto se quiera elevar a modernidad, ha sido como en pocos lugares universal e ilustre. Todo esto tanto más extraordinario en. cuanto que Guipúzcoa no tenía ningún gran puerto célebre. Tenía navegantes, almirantes, descubridores, colonizadores, balleneros, constructores navales en una proporción que pasma dada la brevedad del territorio y la exigüidad de la costa. L a historia del mar guipuzcoano aparece como un caso único. Hasta el Mediterráneo oriental van los guipuzcoanos marineros de las Compañías navarras a disputar y a ganar a los catalanes tierras de Grecia. Y en el Atlántico, de Elcano a Churruca, la gloria no sabe dónde elegir en el rosario de nombres claros, arriesgados, heroicos y viriles que suenen durante más de tres siglos, desde antes de la ocasión de Lepanto- -el Mediterráneo otra. vez- -hasta la obra colonizadora de Caracas y hasta la ocasión de T r a falgar. L o que fué nacional y universal- -la obra marinera de Guipúzcoa- -no puede restringirse a ser hoy local y provincial. E s menester que un Gobierno avisado le dé vuelo y actualidad plena. N o creo yo que cambien, de genio las razas que han sido aristocráticas. Cuando se mira el plano de Marina, ordenado por Legazpi, se reconoce el mismo genio ürbanizador, el mismo gusto por l a clara regularidad y simetría que después ha ofrecido el plano de San Sebastián. 1 1 E l príncipe d e A s t u r i a s en P a r í s D e r i g u r o s o incógnito París 22, 12 noche. Su Alteza Real 1 principe de Asturias, que llegó anoche a esta capital, viene esta vez a París de ri- n guroso incógnito. í E l príncipe se aloja en el Palacio de l a Embajada de España. infante d o n F e r n a n d o inaugurará la F e r i a de Industrias del M a r San Sebastián 22, 12 noche. Los buque de guerra Blas de Leso y Méndez Núñez que han entrado esta tarde en Pasajes, que- darán por aquí hasta la inauguración de I3 Feria de Industrias del M a r que se verifi- cara el próximo lunes, a las once de la mañana, con asistencia del infante D. Fernán- do, en representación del Rey, y el director; general de Navegación. También es probable que asista el ministro de Marina, que es esperado en San Se- bastián uno de estos días. El P r e s a g i o a la F e r i a del M a r San Sebastián 22, 10 mañana. (Grónica telefónica de nuestro enviado especial. U n o de estos días se inaugura la F e r i a de industrias del mar. San Sebastián, como cabeza de Guipúzcoa marinera, va precisando su propósito claro e inteligente de asumir una función orgánica y nueva respecto a las cosas marinas; E l Acuarium, el Museo Oceanógrafico, estas Ferias de las industrias del mar, la pública atención dedicada a una tradición marinera, ilustre como pocas, me parecen felices señales de un propósito que podría ser más general y vasto. E l A y u n tamiento y la Diputación hacen lo que pueden, y es ya cosa sabida que son administradores de la mejor estirpe. Estos ensayos, coronados por el éxito, me hacen volver a una idea ya vieja en mi. España necesita crear una Ciudad del M a r una Universidad del mar, un Centro de estudios, fiestas, Congresos, deportes, E x p o siciones, referentes al mar. Es necesario que tengan una sede los estudios de biología marina- -hoy en evolución sorprendente- los altos estudios de náutica, cosmografía y cartografía, reunidos en un Instituto superior; los estudios referentes a la técnica pesquera, a lá construcción naval y a lá construcción de acesorios; los estudios referentes al comercio marítimo, a la historia del comercio, la navegación y la guerra marítimas, que tan ilustre tradición tienen en la historia de España, y, en fin, cuanto pueda reunirse en una futura Universidad del M a r con sus bibliotecas, su acuario, sus observatorios, sus laboratorios y Museos. Y a sé lo que me va a decir ese sandio político acartonado y en zapatillas, ese abogado con arteriosclorosis, ese arquetipo, ya genérico por desgracia, de gobernante apoltronado. Ese me va a decir que todo esto es poesía, que todo esto son fantasías y sueño literario. A ese le oigo yo como quien oye llover desde que me salieron los dientes. L a imaginación- -decía Napoleón- -es la parte divina del arte de. la guerra. L a imaginación es también la parte divina del arte de gobernar. Así llevamos más de un siglo de Gobiernos sin imaginación, de política híbrida y pusilánime, de absoluta ineptitud creativa, porque todo eso es poesía L a intención guipuzcoana y donostiarra con las cosas marinas es de un alto sentido moderno y de un alto sentido tradicional. U n a política inteligente llevaría esa intención y esa actitud locales al rango de una obra nacional y de idea de gobierno dedicando algunos millones para que San Sebastián fuese la sede de aquellos estudios, Congresos y Exposiciones indicados. Los ensayos por parte de San Sebastián y de Guipúzcoa han rnmenzado, y cuando se emprende un camino es indispensable fijarse una meta ideal donde se cumplan hasta las creces los propósitos. Y o ¡no encuentro ciudad mejor que San Sebastián para esta obra necesaria de unificar estudios, ferias y fiestas del mar, porque la obra requiere una ciudad bella y sonriente con excepcionales aptitudes administrativas y atractiva, experta en recibir forasteros, con gustos y abolengo de cultura, con señorialidad en el trato y fino instinto diplomático para los extranjeros. T i e- L a jornada regia La R e i n a y los infantes Santander 22, 3 tarde. L a Reina y laá; infantas estuvieron está mañana en la playa del Sardinero. EÍ infante D Gonzalo fué a ¡los Corrales de Buelna, con objeto de visita las forjas, regresando a mediodía a Palacio EÍ infante D. Jaime paseó en automóvil por la población, y más tarde acudió al Club; Marítimo para tomar el aperitivo. El R e y p r e s e n c i a u n v u e l o de! a u t o g i r o Santander 22, 3 tarde. Esta mañana, á las diez, Su Majestad el Rey, acompañado del conde de Maceda y del comodoro señor j Careaga, se trasladó al campo de aviación de Albericia. Allí presenció un vuelo del auto- giro L a Cierva. E l Monarca felicitó al inventor, quien le explicó detalladamente el funcionamiento del aparato. Luego el Soberano dirigióse al Club MaW rítímo. r E l día d e la F a m i l i a R e a l Santander 22, 2 madrugada. Su Majestaí el Rey, después de haber estado en el campo de la Albericia hablando con el autor del autogiro, Sr. Cierva, se trasladó a la darse- ¡na de San Martín y estuvo viendo los. yates L o s remeros de Guipúzcoa, hoy como de ocho metros, de su propiedad, que tomaayer, siguen siendo invencibles en las regarán parte en las regatas internacionales P l y- tas. Reme avante con ellas, en el firme ritmouth- Santander. 1 mo armonioso, toda la tradición marina de De. San Martín marchó el Monarca a l los vascos, hasta montar la boya de un desClub Marítimo, donde permaneció largó r a tino moderno y nacional. -Rafael Sunches to, acompañándole el infante D. Jaime. Masas. E l infante D Gonzalo paseó en automóV vil durante la mañana por la carretera de Noticias de S a n Sebastián Palencia. Las infantas doña Beatriz y doña Cristina, y su augusto hermano el infante D. J a i A c u e r d o s de la Diputación provincial me, han tomado parte en los partidos de San Sebastián 22, 2 tarde. L a Diputa- campeonato que se celebran en la Real Soción provincial ha acordado subvencionar ciedad de Law- tennis; con cuatro mil pesetas la Semana Vasca, E l infante D. Jaime pasó la tarde en él con diez mil las carreras de caballos y con Real Golf de Pedreña presenciando la final setenta y cinco mil el Congreso de Estudios del campeonato de señoras. Vascos, de Vergara. Su Alteza tomó parte también en loa También acordó avalar hasta veinticinco matchs de golf. i mil pesetas el déficit del circuito automoviE l infante D. Gonzalo honró con su asislista; aceptar el patronato del edificio de tencia la función del teatro Pereda, en el la Universidad de Oñate, estudiar su restauque la compañía del Infanta Isabel, de M a ración y estudiar asimismo el seguro prodrid, que debutaba, puso en escena La. convincial sobre, las cosechas. desa está triste, de Arniches. 1. Esta noche asistieron la Reina y sus auL o s barcos de g u e r r a en Pasajes gustos hijos a la verbena que se celebra en la Real Sociedad de Law- tennis en honor de San Sebastián 22, 2 tarde. A Pasajes las infantas doña Beatriz y doña Cristina. acude numeroso público para visitar tres subEsta íiesti. resultó una de las más bellas del marinos y cuatro torpederos, que entraron ayer y permanecerán allí hasta el domingo. verano v estuvo animadísima. 1 (1 1 1