Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PAISAJE D E L A COSTA MALLORQUÍNA. (FOTO W U N D E R L I C H) PEREGRINACIONES Hacia Andraitx. t PALMA DE MALLORCA pulares. Cas Cátala rodeada de pinos frágiles y esbeltos. L a capilla de P o r t- T a l l s en la que el R e y Jaime I pedía diariamente a Dios el triunfo para sus huestes. Olivos, muchos olivos milenarios, que forman i n finidad de figuras monstruosas, encogidos y quebrados en las más extrañas y violentas contorsiones. L o s mismos que inspiraron, a Gustavo Doré, el genio de- Strasburgó, a l gunos dibujos para ilustrar La Divina Comedia. S a n t a P o n s a lugar donde se desarrolló u n a ruda batalla contra los sarracenos, cuando trataron de impedir los pía, nes del Conquistador. U n a cruz de hierro señala el trozo de tierra donde cayeron heridos de muerte los heroicos hermanos Moneada... E l autocar se detiene un i n s t a n t e para contemplar en las p r o piedades del marqués de la T o r r e la C a l e ta: del R e y con otra cruz, que recuerda el desembarco d e n u e s- y tras tropas. y- M Continuamos la excursión. Después de Paguer a nos sorprende l a costa bravia. E l mar tiene una s e r e n i dad majestuosa y u n v i v o azul aterciopelado. A l a s c u a t r o en punto llegamos a A n draitx, pueblecito simpático de 7.000 h a b i tantes, con u n puñado de c a s i t a s b l a n c a s Mujeres y niños g r i tan a nuestro naso. Y secretario del Fomento del T u r i s m o acaba de invitarme a una excursión interesante alrededor de la isla, en l a que debo acompañar a tres señoras americanas. E s una tarde espléndida de sol. E n el p a seo del Borne, a la. puerta de las oficinas, espera el autocar para llevarnos camino de A n d r a i t x Estallens, Bañalbufar. M i s compañeras de viaje están impacientes porque sus relojes marcan las dos y aún no han salido de la ciudad. M e acomodo al lado del chófer, y, después de una ligera presentación y unos apretones de manos, llenos de entusiasmo, partimos. C o m o en u n film pintoresco, vamos dejando a t r á s u n c o n junto a d m i r a b l e de bellezas. U n a variedad de motivos extraordinarios. E l p u e r t o en esta hora, se halla lleno de embarcaciones p e q u e ñitas que, durante l a mañana, se lanzaron a la m a r juguetes d e l viento y de las olas. Y ahora d e s c a n s a n apiñadas, bajo l a v i gilancia de sus remeros, que s u e ñ a n c o n peligrosas a v e n t u r a s mientras beben u n v a so de vino y charlan alegremente en el bar más cercano. P o r la calle de S a n E E l T e r r e n o este último con suntuosos chalets, habitados durante el invierno por los ingleses ricos que vienen a Palma. A derecha e izquierda vamos dejando extensas plantaciones de almendros en flor; el C a mino de Genova desde donde admiramos la lejana y altiva silueta del famoso Castillo de Bellver antigua fortaleza de planta c i r cular obra maravillosamente construida del arte militar de la E d a d Media. C o r p- M a r y E l T i r o de Pichón. P o r t o- P i M a r i v e n t hermosa finca, que pertenece a un multimillonario londinense. L o s hoteles Príncipe A l fonso y Calamayor. S a n Agustín y sus célebres tabernas, donde los pescadores ponen una nota de optimismo en los días de fiesta, con sus risas jóvenes y sus canciones, po-
 // Cambio Nodo4-Sevilla