Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MAKTES 26 D E A G O S T O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31, Jüsguin mudar al bicho desde el tercio, en que le embestía muy bien, al centro del re- f dondel, en que ya no consiguió hacerle pasar. L a primera parte de la faena fué, por lo mayestática y brillante, digna hermana, en las gustosas sugestiones gitanas, de aquellos capotazos incomparables. Entrando bien dejó un pinchazo y una estocada tendida, y, como le levantaran el toro, intentó dos veces el descabello. E l p ú blico le aplaudió con entusiasmo y le hizo avanzar hasta los medios para saludar. E l lote taurino de Curro Puya no permitió que éste se luciera. S i n embargo, en ocasiones desplazó el capote con l a pausada armonía que le es peculiar; -y en ese aspecto emuló a su pariente. Rodríguez, al alternar en los quites del sexto. Mansos sus dos toros- -quedado el tercero, achuchando el séptimo por el siniestro flanco- -ambas faenas fueron grises, aunque en la primera no faltó algún que otro pase felizmente consumado. Con el estoque, breve y acometiendo por derecho. L a corrida de Santa Coloma, terciada, desigual de gordura y con ejemplares de bastedad impropia de la marca, tuvo toros para todos los gustos- -porque hay gustos para todos- muy buenos el primero y el sexto, buenos, el cuarto y el octavo, y mansos los demás, que constantemente; en tablas de los chiqueros, imploraban el billete de vuelta a los corrales. E l quinto quiso viajar sin billete v saltó al callejón. Bombita I V el Boni, el Nacional, Carrato, Flores, Rosalito de Valencia, el Catalino, el Artillero, Farnesio, Barrera y algunos m á s ¡perdón por las omisiones! trabajaron bipn. Y ¡basta, pues, de tal suplicio... -Juan M. Vásques. sando a la enfermería, con una cornada en el muslo derecho. E l madrileño Pepillo es un artista v a liente por lo menos, tal me lo pareció el domingo. Banderilleó guapamente a su pri mero, y realizó una faena de muleta v a liente, rematada de un pinchazo mal señalado y una estocada c a í d a E í r el otro toro se mostró el diestro m á s tímido en todo momento, pasaportándote de una estocada defectuosa, caída y tendida, y otra en lo alto. Fuentes Bejarano fué el último debutante. Aunque dicen que su fuerte es l a muleta, a mí me gustó mucho manejando el capote, lo que hizo con soltura y arte envidiables. Brindó l a muerte del bicho al doctor. Sarachaga, y aunque sufrió primero dos revolcones bastante serios, siguió valiente, matando al novillo de un pinchazo sin soltar y media estocada desprendida. A l toro que cerró plaza, lo lanceó muy bien Fuentes Bejarano, que asimismo cosechó, unánimes aplausos en u quite. Brindó luego al público desde el centro de la plaza, y realizó una faena valentona, con su revolcón y todo, despenando al torete de un pinchazo, sin soltar, y media desprendida. Y nada más se puede- decir de la novillada del domingo, que comenzó a las cuatro y media de la tarde, marcando los termómetros 33 grados á la sombra. -E. P. Partes de Ja e n f e r m e r í a Durante la lidia del tercer toro ha i n gresado, en esta enfermería Estanislao A r r o I lll IIWII -M- yo, con una herida contusa en el torso del pie izquierdo. Durante la lidia del cuarto toro, ha i n gresado en esta enfermería Manuel Fuentes Bejarano, con contusiones en distintas partes del cuerpo, y erosiones en l a región frontal. Durante la lidia del quinto bicho, ingresó en l a enfermería el espada Juan Valenciano, con una herida de asta de toro, s i tuada, en la. cara antero interna, tercio superior del muslo derecho, de diez centímetros de cxtensión, que interesa la piel, y aponeurosis; pronóstico menos grave. -Segovia. EN TETUAN Tres y tres para tres Madrid 25, 4 tardé. Tres novillos de L l ó rente, tres de Manuel Blanco y tres mozos ávidos de aplausos y ansiosos de gloria, constituyeron el cartel del domingo en l a plaza d e- T e t u á n en cuya gradería, especialmente en la correspondiente al so! se advirtió algún claro desconsolador. F u é Cecilio Barral el que dio la primera nota agradable del festejo con la faena que administró al primero de la tarde, un toro de Llórente, que salió suelto, el cual murió a manos de Barral de una estocada y un descabello al segundo golpe. Cecilio oyó palmas del concurso, y continuó oyéndolas durante toda la corrida, por lo bien colocado y oportuno en el auxilio de sus compañeros. A su segundo 1 e saludó con unos lances sosos. Después hizo, una faena de m u leta, en la que sobresalieron algunos molinetes y uno de rodillas, para una estocada ineficaz, a la que siguieron dos pinchazos y media buena, que se aplaudió. E l tercero de la tarde también fué muerto por el infatigable Barral, en sustitución de Rabadán, que había pasado a la enfermería, misión para l a que empleó varios pases, a l gunos pinchazos y una estocada honda que des plomó al rnorlaco. L a apoteosis fué para Joselito Migueláñcz, al que la cátedra de Tetuán concedió los máximos honores en gracia a su labor. Desde el comienzo de ésta dio el muchacho pruebas de serenidad y arrojo en un momento comprometido, al salir el primer toro, a cuyo achuchón correspondió con unas verónicas ceñidas y valientes que entusiasmaron a la reunión; siguió el entusiasmo ante un quite magistral. Se aumentó en tres pares de banderillas y se desbordó en una faena valiente, inaugurada con tres soberbios naturales que agotaron al de Llórente. U n a entera, bien puesta, acabó con el bicho, que fué el más bravo de la tarde. A su segundo le cambió- de rodillas, le toreó por verónicas de emoción y del íijiás puro estilo, y luego ú tres pares de banderillas bien colocadas, en un constante alarde de valor de novillero rabioso, e hizo una faena adornada, cerca y tranquila que coronó con una estocada entrando bien. con l a que cayó el bicho y se levantó el público en petición unánime de la oreja para, el- muchacho. F u é concedido el apéndice solicitado y hubo vueltaf al- ruedo. (Ovación enorme. Francisco Rabadán, que debutaba, es un torero voluntarioso y valiente, que aun l u chando con la adversidad, tuvo ocasiones de destacar us aptitudes. Saludó a su primero con a l g i r r í verónicas que se aplaudieron y cuando I a dado comienzo a una faena bastante incida, le corneó el toro aparatosamente y le dejó iner te sobre la arena. F u é conducido a la enfermería, donde se le asistió, mientras Barral despachaba al toro, y salió nuevamente entre las cariñosas ovaciones del concurso, para encargarse del sexto. Este fué declarado i n- E n f e r m o s d e los 1. a Clínica d e l I l o c J o r jos Morón EN MADRID se t r a s l a d a e n s e p t i e m b r e a c a l l e S, E l o y 28. ¡33 grados a la sombra! M a d r i d 25, 4 tai- de. Empezó l a corrida a las cuatro y media de. la tarde, cuando los termómetros marcan a la sombra 33 grados, y es cosa tan descabellada y absurda que casi no se concibe. A h o r a bien, a pesar de esto es justo reconocer que si l a plaza no se llenó no faltó mucho, y es que el cartel formado por ocho novillos de Clairat para los jovenzuelos Agüero, Valenciano, Pepi 11o y Fuentes Bejarano- -debutantes los dos últimos- presentaba no pocos alicientes, y uno de éstos y de seguro no el menos importante, lo constituía la esperanza que tie- ne la afición de que entre los jóvenes que empiezan surja alguno capaz de sostenerla merecidamente, puesto que de las figuras que se creen consagradas ninguna tiene fuerza para ello. L a corrida, bien presentada, apretada en cuernos y terciada, era una novillada limpia, limpia que dentro de un año hubiera podido lidiarse, sin desdoro para l a divisa encarnada y morada, como corrida de loros. Los dos primeros novillos, bravucones y codicie- sillos, fueron aplaudidos én el arrastre, cumpliendo en varas los demás, excepto e 1 lidiado en séptimo puesto, manso, aunque la bondad ele la presidencia lo librase del fuego. Manuel A g ü e r o que tiene voluntad y co- noce el oficio a que se dedica, mató regularmente sus dos enemigos, destacando en su segundo, pasaportado de media estocada en lo alto, que se aplaudió. P o r haber sido herido Valenciano, se v i o obligado a despachar el sexto d é l a tarde, cosa que realizó tras una faena valiente de tres soberbios pinchazos y una estocada en lo alto, casi entera. Se le aplaudió mucho. Lanceando de capa se adornó con arte y estilo el segundo espada, Juanito Valenciano, que despenó su primer enemigo de seis, pinchazos y una estocada caída. Se adornó igualmente y. echó, -gracia en, cuantos quites, intervino, y a l torear por chicu elinas al quinto toro, fué prendido y derribado, paP a r a las fiebres, y s i n g u l a r m e n t e las p a l ú d i c a s e s t á n i n d i c a d a s las Me. KESSON ¿ifiSMS (C u i d a d o c o n las i m i t a c i o n e s (jue h a y e n el m e r c a d o E x i g i d l a m a r c a R O B B 1 N S FARMACIAS y DROGUERÍAS Cápsulas de Bisulfato de if uiuina E. Pérez del Molino, SANTANDER MADRID LINEA DE AUTOMÓVILES RIOTINTO- NER VA- SEVILLA AVISO D e s d e e! 1 d e j u n i o h a s t a e l 30 d e s e p t i e- b r e las s a l i d a s d e l a s c a m i o n e t a s serán las siguientes: D e R í o t i n t o 7 de l a m a ñ a n a y 3,30 t a r d e D e N e r v a 7,30 de l a m a ñ a n a y. 4 t a r d e D e S e v i l l a 8 d e ia m a ñ a n a y 4 t a r d e O f i c i n a s e n S e v i l l a A l b i i e r a 7. T e l é f o n o 25479. -Francisco López. DEPOSITARIOS: 4 LA ESTCIXESA Automóviles S E V I L L A- B A D A J O Z por F R E C E N L D E LA sBERRA- Salidas: D e v i- A d r i a n o 1- 1, m a ñ a n a D e- B a d a j o z A r c o A g ü e r o 21, 7 m a ñ a n a T e l é f o n o 25.820. Sevilla,