Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SBC. M I É R C O L E S 27 D E A G O S T O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 7 CRITICA i Y NOT 1 CÍAS DE LIBROS E l libro extranjero en Francia. Otros libros. ¡Verdad es que los alemanes se han vertido al francés con fines de propaganda pacifista, principalmente. L a índole de las obras Una. mujer, por, excepción aquí muy bella, germánicas que gozan de esta preferencia estaba leyendo u n libro, bajo l a sombrilla lo demuestra. N o hay narración, por arenolistada de alegres colores, frente al mar, en sa e indigesta que resulte, enderezada a dela playa. Dejó un instante el volumen sobre nigrar la organización militar o naval alela arena: una novela francesa, sin duda. Y mana, que no se traduzca y difunda precedida como yo barzoneaba entre los veraneantes, de reclamos ditirámbicos. Como los ingle 110 tuve que ser. muy indiscreto para ver el ses, aunque compartieron las penalidades tituló del l i b r o una novela en francés, en comunes, no han considerado decoroso enefecto, pero de autor español: El negro que tenía- el alma blanca, de Alberto Insúa, re- tretenerse morosamente en describirlas, no cientemente traducida. E l ilustre novelista, a I hay novelas británicas de ese género que verter al francés, y l a literatura que se traquien tanto ha interesado siempre l a psicoloduce no tiene ese carácter. Tampoco se ven gía- femenina, habría saboreado, de haber muchos libros italianos n i rusos. L a literaestado en mi lugar, una de las satisfacciones tura rusa actual carece de interés, como que más lisonjean a los hombres de letras: puede apreciarse leyendo las antologías que la de ver cómo ocupaba la atención de una anualmente se publican. P o r otra parte, los mujer sugestiva en medio del bullicio de la! escritores franceses se sienten, con razón, playa mundana por l a simple y poderosa maagraviados por el criterio de piratas con que gia tie su arte. Se me despertó l a curiosidad se, tratan sus producciones en Rusia. Los y fui a preguntar a m i librería: comunistas, en efecto, no pagan sino a los- ¿S e vende mucho esa novela? autores extranjeros que están directa o en- -Se vende mucho, sí, señor. cubiertamente a su servicio. De la propie- -No ha hablado de ella todavía la crítica. dad de los restantes disponen gratuitamente. o lo sé. E l caso es que se vende. P a E n justa reciprocidad, los franceses se absrece que es muy interesante. tienen de dar beligerancia a los literatos, r u Y ahí está el éxito del novelista español, sos de última hora, los ignoran o fingen i g éxito espontáneo, directamente otorgado por norarlos, les privan de ese evidente medio de difusión mundial que es la versión franel público francés, s i n la mediación de esos cesa. L a ausencia de curiosidad respecto de excitantes que suelen procurarle l a publicilos novelistas italianos responde a motivos dad y la camaradería. ¿Cómo en medio de la políticos transitorios, pero innegables. E n abrumadora producción francesa de novelas, Italia, como en España, hay cierto número narraciones, biografías, epistolarios y M e de escritores que, gustarían aquí. Pero l a morias que por esta época salen a luz la obra literatura es precisamente uno de los artícude Alberto Insúa ha logrado aquí la prefelos franceses de exportación. S i n que sea rencia de una gran parte de los lectores, sin preciso convenirlo expresamente, hay un que ¡e haya sido preparado el ambiente por concierto tácito para no facilitar la imporla excesiva generosidad dé los conf reres? tación de literatura extranjera sino en casos Por l a misma razón que triunfa en España: excepcionales. Y siempre que las circunspor el calor humano que hay en ella. S u potancias determinan cierta frialdad en las der de captación, su encanto, residen en eso. relaciones con un país- -en este caso, Italia- No hay en ella nada raro, nada funambuel interés económico y la conveniencia polesco, nada que sorprenda ni deslumbre. Todo lítica coinciden para privarle de la modesta es natural, sencillo, claro, como la vida. E l porción de, prestigio cjue le proporcionaría error está en creer que l a vida es fácil de en el mundo la versión al francés de sus evocar. L o fácil es construir caretas trágicas autores. E n literatura se procede aquí como o grotescas, monigotes que se muevan ríen perfumería: todo está dispuesto para fagidamente y que den l a impresión de la orivorecer la producción nacional. Si se introginalidad por contraste con la realidad v i duce alguna extranjera es a título de cuviente. Pero esa misma realidad fluida, en la riosidad, de monstruosidad, de cosa rara yque lo cómico y lo dramático se entreveran como para especialistas. E n esas condicioy que al análisis superficial parece trivial, nes, en que no hay riesgo de verdadera compor cotidiana; es sumamente arduo capturarpetencia, hasta se prodiga el elogio con exala en la red de las meras palabras con que geración irónica y burlesca. el novelista construye su mundo imaginario. Su esencia íntima, su perfume, su vibración, Pero, a veces, por azar, se traduce una se evaporan a menudo. De ahí que quien lonovela, como la de Insúa, adecuada para gra- -como Insúa- -conservarlos intactos pahacer una reputación independiente de capirezca u n escritor fácil. Fácil de leer, desde llas y cofradías- -tal la de Blasco Ibáñez, luego. T a n fácil, que cuando nos adentraimpuesto al mundo entero por los americamos en su lectura acabamos por olvidar que nos- S i n saber cómo, resulta que el púentre l a vida y nosotros, espectadores apablico la lee, y. lo que es más serio, la comsionados, está el diestro narrador, como un pra, la recomienda, hace espontánea y grataumaturgo. sonriente. L a dificultad aparece tuitamente su propaganda. Y ese es el más cuando se trata de imitarle. puro, el más envidiable triunfo a que puede aspirar un novelista. -Juan Pujol. ¿Se vende algún otro autor español? -pregunto. Royan, agosto, 1930. -B l a s c o Ibáñez. ¿N i n g u n o más? -Novelistas, ninguno. H a y pocos traduO t r o s libros cidos, que sepamos. S i los hay, su nombre B O L E T Í N B E L A FEDERACIÓN, D E EMP. RESAS no ha llegado al gran público. PERIODÍSTICAS D E P R O V I N C I A S D E E S P A Ñ A -Así debe ser, puesto que no se ven en Se, ha publicado el segundo número de esta los escaparates de los libreros que aquí, importante revista, de la que es director gecomo en todas las estaciones balnearias, rente el secretario de la Federación. abundan. Y eso contrasta con lo que sucede E l interés de los trabajos que contiene y respecto de los novelistas ingleses y alela excelente presentación del número dan a manes, por ejemplo, copiosamente traducieste B O L E T Í N las características de una publidos, y cuyos libros se venden con profusión. Proteccionismo literario cación llamada a tener aceptación extraordinaria en el inundo intelectual y periodístico. E l B O L E T Í N estudia, en el segundo número, con la firma de D Domingo Lagunilla, ia reclamación sobre las notas oficiosas, asunto éste del más alto interés para periodistas y Empresas. Se incluye en este, trabajo el ruego a los federados de que remitan, dentro del corriente mes de agosto, las facturas de las notas oficiosas insertas entre las fechas 4 de febrero de 1929 y 30 de enero de 1930. Entre los restantes artículos, todos de verdadera importancia, figuran los siguientes: Publicar y cobrar, o no publicar de H e r nández Usobiaga; E l precio de los periódicos de, T M Antigüedad; L o s mensajes telegráficos E l anticipo reintegrable Los Noticieros de los Lunes L a s suscripciones a periódicos por correo L a s ventajas de l a Federación L a Exposición del Libro, de P r a g a E l precio del papel extranjero y U n a Real orden sobre la industria del papel A C A B A N de publicarse, y hemos recibido, las siguientes obras: P A S I Ó N BASTARDA, no- L vela, por H Courths- Mal. ler; E S A PASIÓN L L A M A D A AMOR, novela, por E l i n o r G l y n E N E L SEGUNDO PISO, novela, por M a r y R o berts Rinehart; E L CIRCULO ROJO, novela, por E d g a r Vallace. y L A S CUATRO novela, por A E W Masón. LA GEOGRAFÍA COMERCIAL PLUMAS, del ingeniero militar D. Manuel Pérez U r r u t i es una obra de estudio y consulta de positivo valor, que responde al propósito de presentar la realidad geográfica de los diversos países de l a tierra, íntimamente relacionada con l a vida económica y política de las actuales nacionalidades. Es, pues, el estudio del Sr. Pérez U r r u t i de índole universal y presenta la sugestiva cualidad de conocer de la aridez de un nuevo trabajo descriptivo y geográfico; antes bien alcanza el interés que corresponde a una exposición de l a configuración política y económica del mundo entero. Se trata, pues, de una obra de raíz muy personal, con puntos de vista subjetivos, que le prestan todo el valor que ha sido capaz de darle una autoridad de tan reconocido prestigio como l a del Sr. Pérez U r r u ti. autor de tan acabadas obras como la publicada sobre el plan para nacionalizar las transformaciones industriales de nuestras primeras materias y la movilización industrial, escrita sobre las enseñanzas de l a gran guerra sobre este particular. Y ECONÓMICA es un notable cuadro de los actuales problemas del mundo, que. descansan en los intercambios comerciales, rutas de navegación, transportes, etc. Repetimos que representa una labor de gran mérito y de considerable atractivo. LAS CONSPIRACIONES CONTRA LA DICTA Y ECONÓMICA, D e esta suerte, L A GEOGRAFÍA COMERCIAL D U R A -C o n el subtítulo de Relato de un testigo se. ha publicado este libro, que fir ma D. Vicente M a r c o Medina. Fué el Sr. M a r c o Medina uno de los encartados en los sucesos de la noche de San Juan. Aquella efemérides es narrada con todo lujo de documentación e igualmente las que precedieron en Barcelona y V a lencia, y las que estallaron luego contra el Gobierno del general Primo de Rivera hasta la de Ciudad Real. L A H U M I L D E V E R D A D por Gregorio M a r tínez Sierra. 11 la serie de obras completas de este ilustre escritor aparece una nueva edición de su novela titulada L A H U M I L D E VERDAD. Cuando por vez primera fué impresa esta
 // Cambio Nodo4-Sevilla