Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M B- JffiEStO LÉSPay DE AGÓSTd DE í -E D Í C I Ó N DE- ANDÁLUCIAV PAG. ÍEL PLAN D E REFORMAS E N L A SEGUNDA ENSEÑANZA Una Real orden con la ponencia del Gobiern L a Gaceta publica una Real orden del m i nisterio de Instrucción Pública, para d i vulgar, a efectos informativos, los capítulos de l a reforma de l a Segunda Enseñanza proyectada. E l S r Tormo, en l a exposición que precede al preámbulo, señala las dificultades que lleva consigo l a reforma de l a enseñanza secundaria, sobre todo por l a que creó la última llevada a cabo por el Directorio en 1926. Atendiendo razonadas opiniones de eminentes personalidades ha creído muy conveniente ofrecer al estudio previo de l a opinión las bases fundamentales de l a reforma, sin apremio agobiador de tiempo. Comienza el preámbulo reconociendo que l a deficiencia de l a Segunda Enseñanza r a idica en el predominio de l a labor memorista, defecto que se observa también en el régimen de las oposiciones de ingreso en casi todos los Cuerpos de l a Administración. De este error nacional nació l a necesidad de los textos comprimidos, los apuntes reducidos y l a necesidad de repasos y repasadores, íla enseñanza libre y el atrevimiento de ¡afrontar exámenes, cambiando de Centro ¡docente en cada convocatoria. J F u é un mal para l a enseñanza l a adopc i ó n del texto único en 1926, porque en ello ise favorece l a labor memorista. A ñ a d e que ¡la reforma de l a Segunda Enseñanza debe ofrecer el definitivo descuaje del memorismo, con supresión de textos memoristas, abolición total de los exámenes de curso, grupo lo asignatura, y, en cambio, el hábito de los ¡trabajos escritos, de los deberes, en vez de repetición de ideas y palabras, una labor verdaderamente formativa para el escolar. i A l a labor receptiva y meramente pasiva ¡en los alumnos debe responder hoy l a enseñ a n z a con un método formativo del escolar i y establecer, como prueba tínica de final de curso, el examen de madurez, único y final, ¡procedimiento netamente pedagógico para i- Ios alumnos de verdadera preparación intelectual. E n contra de lo que creían los padres de jüanáília, el ingreso en l a Segunda E n s e ñ a n iza si ésta ha de ser ordenadamente format i v a debe verificarse a la edad de once años. E s enemigo el Sr. Tormo de la enseñanz a libre, y, desde luego, l a sujeta a l a interv e n c i ó n oficial; en l a enseñanza colegiada jesta intervención será fiscalizadora. sexto, y cumplidos los dieciséis años antes del 1 de octubre del curse correspondiente, y previas las garantías propias del curso, desde el mes de junio se admitirán a los ejercicios del grado de Bachiller en Artes a los alumnos que lo hubiesen necesitado. Para el ingreso en el estudio del Bachillerato, el alumno sufrirá, precisamente en el Instituto que le corresponda, un examen de capacidad ante un Tribunal competen 1 de tres catedráticos del mismo y dos maestros de escuelas nacionales de Primera E n señanza, directores o profesores de escuelas graduadas de uno y otro sexo; el Tribunal podrá conceder matrícula de honor, matrícula gratuita o propuesta de beca. Constará el examen de dos ejercicios: escrito y oral. E l primero comprenderá escritura al dictado y operaciones aritméticas de las cuatro reglas, con números enteros, decimales y fraccionarios; el ejercicio oral abarcará los programas íntegros de l a P r i mera Enseñanza en su grado superior. F i n a lizarán los ejercicios con la explicación de una cosa sencilla. t derán á las exigencias modernas. S I profesorado se le exigirá el título correspondiente, y se indican las causas que motivar á n el cierre del colegio. E l catedrático interventor será designado por el rector de l a Universidad; será v i sitador oficial del colegio, informador de los trabajos y fiscalizador de las pruebas. S i el catedrático interventor estuviera incorporado al colegio podrá explicar en él l a asignatura que le corresponda, y llevará un libro de anotaciones, que servirá para arientar en los exámenes al Tribunal correspondiente. Los colegios están obligados a conservar los trabajos y deberes del. alumno, a pr- oceder en el mes de septiembre a l a matrícula de alumnos, a dar durante el curso los partes de baja o de alta, a dar parte oficial del cuadro de profesores, de la asistencia del alumno a clase, a redactar una Memoria anual y a facilitar en tpdo la labor del catedrático interventor. Enseñanza libre E n l a ponencia del Gobierno se distinguen tres clases: Primera. Los que teniendo veinte años no cumplidos y sólo tres de escolaridad p i dan examen de Bachiller. Segunda. L o s que contando diecisiete años tengan estudios hechos equivalentes, a juicio del Consejo de Instrucción pública; y Tercera. L o s alumnos que dentro de l a edad y escolaridad normales no puedan concurrir a los Institutos o colegios incorporados. Los alumnos comprendidos en los dos p r i meros números no podrán intentar pruebas parciales, sino que habrán de sujetarse a l examen de conjunto. L o s comprendidos en el tercer apartado se sujetarán en todo a las condiciones exigidas a los alumnos colegiados y oficiales; el profesor particular sera aceptado por el Claustro del Instituto, y el catedrático interventor tendrá derecho i n tervenir en l a enseñanza y en los deberes. Régimen de la Segunda enseñanza Los estudios de Segunda Enseñanza se cursarán en los Institutos nacionales o en colegios incorporados a los mismos. L o s alumnos de ambas enseñanzas están sujetos a las mismas condiciones de edad, escolaridad, asignaturas y régimen general de estudios. Los alumnos libres se sujetarán a las reglas especiales que se establezcan después. E l traslado de alumnos oficiales queda bajo l a intervención del Profesorado. Colegios L a incorporación de un colegio á un Instituto supone la sumisión al local y medios de enseñanza y educación al personal director y docente, al régimen general, a l a intervención e inspección de los trabajos. T e n d r á que incorporarse precisamente al Instituto de su circunscripción geográfica, entendiéndose esto según las distancias virtuales. Los locales para l a enseñanza, material pedagógico y condiciones higiénicas respon- Cursos Los alumnos oficiales serán juzgados en cada curso y asignatura por el profesor correspondiente. E n l a enseñanza colegiada los profesores del colegio j u z g a r á n en cada curso la capacidad de sus alumnos en vista de los trabajos del año escolar. Terminado el sexto curso, el Claustro de catedráticos, ante las notas obtenidas en los cursos por los alumnos, decidirá si merecen l a aprobación del examen oficial. Enseñanza y ejercicios Los estudios del Bachillerato se h a r á n por el método cíclico. Las materias de estudio propias del plan de l a Segunda enseñanza serán las s i guientes Con carácter esencialmente formativo y por consecuencia con absoluta plenitud en la totalidad de la materia, procurando la m á xima y obligada rapidez y facilidad y desembarazo total en los ejercicios, la de L a tín y Castellano y l a de Matemáticas (A r i t mética, Algebra, Geometría y Trigonometría) Con carácter a l a vez formativo y de i n formación elementalmente enciclopédica, la Literatura castellana y la latina, estudiadas conjuntamente con el L a t í n y Castellano, como los Rudimentos de griego, la Lengua y literatura francesa, el Ingles y a la vez el Italiano, o bien (a elegir) el Alemán solo, Geografía e Historia, Filosofía, Ciencias Fisicoquímicas, Ciencias Naturales, con Cosmografía y Geofísica y con Agricultura y Técnica industrial, Dibujo, Religión. Enumera después l a forma en que se han de realizar estos estudios. L a enseñanza da Religión no será obligatoria en el caso de declaración expresa del tiadre del alumno. afmrT rrt -wwi- TM rTI i 11 i 1 I- -u Bachillerato único L o s estudios de l a Segunda E n s e ñ a n z a comprenderán un solo Bachillerato en Artes, Tenséis cursos académicos, dos períodos, uno de cuatro años, común a todos los alumnos, y otro de dos, de una mayor atención a los ¡estudios de Ciencias y Letras, que, también ¡conjuntamente, se seguirán estudiando a la. ¡vez. E l título será único, y en él no se h a r á constar l a especialización: será indispensab l e para el paso a los estudios de Facultades, Escuelas de grado superior v otras carreras profesionales. B E ADMINISTRACIÓN LOCAL Exámenes en 1. de marzo 1931. Instancias, hasta el 30 de noviembre del año actual. Edad: desdo los veintitrés años. Para la presentación de instancias, circular con detalles, programa oficial, contestaciones completas al mismo y preparación en las clases o por correo, diríjanse al antiguo y acreditado 100 PLAZAS PARA INTERVENTORES DE FONDOS Ingreso en la Segunda enseñanza E l ingreso en los estudios de Segunda E n s e ñ a n z a no podrá solicitarse ciño por los ¡alumnos que hayan cumplido o vayan a cumplir los once años de edad antes del día 1 de octubre del curso, aunque comiencen aquélla, exigiendo un año escolar para cada curso académico. Terminados toaos los trapajos del a ñ o L Preciados, 23; Puerta del Sol, 13, y Mayor, 1, Madrid. TJnico Centro que ha obtenido el número 1 y centenares de plazas en diferentes oposiciones (secretarios de primera, secretarios de segunda y oficiales y. auxiliares de Diputaciones y Ayuntamientos) y en la última oposición a interventores de Fondos obtuvimos para nuestros alumnos 58 plazas, consiguiendo casi el 50 por 100 del total de los aprobados en la misma; dicho éxito es mucho mayor si se tiene en cuenta que los alumnos preparados fueron solamente 60. J 3 Ss. pqne. mos da esBléndida- internada. INSTITUTO REOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla