Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Q U E DESEA USTED- ¿V I V E AQUÍ D O N METIENDO L A PALANQUETA PARA ABRIR AVISÓLA LOS VERANEANTES Con la espada y con la brava no hay burda que se resista. D está usted, s e ñ o r en el Sardinero, en la Concha o en un pueb ecitode la sierra? ¿A c a s o su papel en lacomedia humana le ha impuesto Deauville como lugar de acción, o es en una a l lehuela calcinada por el sol de agosto donde oculta usted sus rubores de veraneante incipiente? ¿E s t á usted en B i a f r i i z o en Pinto i Sea donde sea, doquiera que usted esté, es indudable e irrebatible el hecho de que está usted de veraneo, situación envidiada por cuantos no la han podido alcanzar, pero no por el informador, a quien interesa en gran manera que ia alarma que con la información que sigue va a sembrar entre los veraneantes no se atribuya a envidia de) bien ajeno. Sentado ya que usted veranea, señor, es indudable que, mediado el mes de julio o en su final, h a b r á usted enfundado sus muebles, horrible costumbre, reminiscencia de- los tiempos b á r b a r o s que nos induce a tratar a las butacas como a esclavas de harén de turco celoso; h a b r á usted cerrado ventanas y recogido bártulos y, como es natural- -y aquí está lo terrible- ¡h a b r á usted dejado la casa sola! De sobra se sabe, señor, que el acto de cerrar la vivienda se h a b r á realizado cuidadosamente y que, tras las vueltas de llave, no h a b r á faltado ese empujón a la puerta, que es como el certificado del buen cierre; pero r á y a l e s usted con tan nimias precauciones a los amigos de l o ajeno, que, al leÓNDE dicarse á está especialidad- de robar en los pisos, toman el nombre de espadistas Los espadistas señor veraneante, son los que penetran en locales cerrados valiéndose de una llave falsa que en la jerga del oficio se denomina espada -de a h í el nombre del que la maneja- L o s espadistas intensifican su acción en el verano porque es en esta época cuando hay m á s probabilidades de encontrar las casas solas, y, finalmente. los espadistas son, por lo tanto, el peligro que le amenaza a usted durante su veraneo, peligro del que el informador quiere darle cuenta, s i n á n i m o- -r e pite- -de sembrar la alarma porque su condición de habitante de la corte forzoso le haga sentir la envidia del bien ajeno. -Y o empecé de palquista -nos dice el Tinaja, un acreditado espadista que se presta temerario a l a divulgación del. secreto profesional. ¿Palquista? -Son los que se introducen en los pisos por los balcones, que, en el argot del oficio, se llaman palcos -H a r á falta agilidad. -E s oficio de jóvenes y de osados. H a y que trepar por las fachadas y abrir el palc o sin saber si hay gente o no en la habitación donde se va a entrar. ¿Q u é sitio de M a d r i d eligen con preferencia? EL ESPADISTA TOMA ET. M O L D E E N CERA DE LA CK. RRADURA
 // Cambio Nodo4-Sevilla