Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La acción d e España e n Marruecos. Una política sanitaria modelo. L doctor Moróte, inspector de Sanidad de Cáceres, refiere en u n trabajo documentado y serio las impresiones de su visita a Marruecos acompañando a l EL ESPLENDIDO HOSPITAL CIVIL, Q U E UNO D E ESTOS DÍAS SERA INAUGURADO EN LA doctor Pittaluga y al regreso del Congreso CAPITAL D E L PROTECTORADO Internacional de M e d i c i n a Colonial celebrado en A r g e l P a r a prólogo de sus cuartillas escribió otras muy atinadas y justas él ilustre pre S i el enfermo está seguro de que últimas, mejor que las primeras, la acción malariólogo resumiendo aquellas impresiones para remedio de sus males se dispone de sanitaria del Protectorado. Que la verdad y refrendándolas con su g r a n autoridad. R e buenos elementos en personal y material, no sea referida, sino vista a través dé las fiere el doctor Pittaluga que al visitar nueshabremos producido ese consuelo a que se columnas de A B C. tra zona africana regresaban de u n C o n g r e refiere con su frase Fonssagrives. so internacional de tanta importancia como E l Protectorado enseña con orgullo so T r e s aspectos tiene la Sanidad en el Á f r i el de A r g e l recuerda sus antecedentes como organización sanitaria. L o justifican sus ca española, con organización autónoma 3 especializado en enfermedades tropicales, hospitales y dispensarios y l o alientan las coordinación de esfuerzos en la trayectoria. sus viajes de estudio y los de sus colaborapalabras elogiosas de médicos extranjeros S o n Sanidad militar, Sanidad del campo, d o r e s por t o d o el afecta al servicio mémundo y su labor en dico de Intervenciones l a Comisión de H i M i l i t a r e s y Sanidad giene de la Sociedad c i v i l por medio dé disde N a c i o n e s T o d a pensarios enfermerías una ejecutoria que d a y h o s p i t a l e s en las máxima autoridad a ciudades. L a primera sus palabras. Afirma, está a cargo de un cocomo y a lo. hizo ante sí ronel inspector, quien, nuestros médicos dé en constante relación Á f r i c a que España, con el Mando, estudia durante el siglo x r x los problemas de su fluctuó entre l o f r i v o e s p e c i a l i d a d V WiNH lo y lo trágico, y que niendo m e j o r a s y e x i s t e otra postura, cumpliendo y haciendo que es la de la seriecumplir Jos reglamend a d q u e cada uno, tos. L o s elementos de dentro de sus posibique d i s p o n e n s o n lidades e influencia en hospitales en todas las la vida. pública, trabag u a r n i c i o n e s imporje seriamente por su tantes. Dos en Ceupropio prestigio y por ta, Larache y Mclitlá, el de su país. Y cen l a y u n o en T e t u á n autoridad que le dan Xáuen, A l c a z a r q u i v i r e sos. a n t e c e d e n t e s y Targuist, con una científicos y l a indecapacidad de camas de pendencia de su carác 3.1,00 en total. L a b o VISTA D E L ASILO INDÍGENA D E T E T U A N D E BELLÍSIMA TRAZA, A L E G R E Y ESPACIOSO ter, proclama que en 1 1 E 1 Í. I Marruecos la impresión que recibe el viajero que le recorre con el espíritu abierto c o r dialmente a todas las sensaciones, es l a de que se trabaja seria y honradamente en el aspecto sanitario, que es el que se ha mostrado a su competencia 3 a su sabiduría. U n famoso galeno decía de la misión del médico que tenía por objeto c u r a r alguna vez, aliviar con frecuencia y consolar siem- y nacionales. P a r a satisfacción de España, que parece desconocer esta v e r d a d para bien dé su prestigio y para que vivan tranquilas las madres españolas que aquí tienen a sus hijos cumpliendo deberes militares y estén seguras de que en- el caso desgraciado de verse aquejados por cualquier enfermedad tendrían los auxilios debidos, son estas cuartillas y estas fotografías. Pregonen las ratorios de análisis en Ceuta, Tetuán, Larache, M e l i l l a y V i l l a Sanjurjo, bajo l a dirección de médicos d i plomados en el Instituto de Higiene. Trece enfermerías repartidas por todo el territorio, en las que se atienden a heridos o enfermos el tiempo preciso mientras se verifica l a evacuación a los hospitales. Sanatorios antipalúdicos en número de tres, situados en magníficas condiciones climáticas, donde el soldado hace exclusivamente vida higiénica y de sobrealimentación. Cumplen, además, estos sanatorios la misión de proteger la sanidad peninsular, pues en vez de enviar a los convalecientes con licencia se les retiene en ellos, evitándose la difusión palúdica. Posee también Sanidad M i l i t a r un servicio moderno de higiene y parques sanitarios. Toda esta organización independiente del servicio de asistencia en los Cuerpos. Su reflejo está en el estado del Ejército de ocupación, del que han desaparecido en absoluto la viruela y la tifoidea, y el paludismo, terrible azote de Marruecos, ha quedado reducido a un 0,20 por 100; 160 hospitalizados en mayo de 70.954 hombre que pasaron revista de presente entonces. CENTRO DE INSTITUCIONES CIONES DE SANITARIAS, TETUAN. A PUNTO DE TERMINARSE, Y CUADRADO) EN LAS INMEDIA- (FOTOS GALVEZ E n el campo funcionan al servicio de los indígenas los dispensarios, puestos sanitarios y equipos móviles de Intervenciones Militares. L o s primeros son 48 y los segundos 30. E l dispensario funciona en todas las tribus. Algunas tienen dos. Todos están
 // Cambio Nodo4-Sevilla