Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que, como decían en carta a nuestras autoridades los doctores B rau, su director, y Colotribani, director de Sanidad e H i g i e n e pública del Protectorado de F r a n c i a los nuestros son perfectos. L a Sanidad c i v i l dispone de dos hospitales, uno en Nador y otro en Tetuán. D o s hospitales mixtos, uno en Larache y otro en Cala Bonita. Tres enfermerías majzenianas en Larache. Alcázar y A r c i l a respectivamente. D i e z dispensarios municipales repartidos por las poblaciones. U n consultorio médico para mujeres en Tetuán, servido por personal exclusivamente femenino; un sifilicomio también en la capital del Protectorado, Instituto de H i g i e n e y parque centra! de desinfección, y el A s i l o musulmán, con su anejo el Manicomio en construcción. T a l es, en síntesis, la organización sanitaria que sostiene España en el N o r t e de África. P a r a u n territorio de 28.000 kilómetros cuadrados y unos 600.000 habitantes, cuenta con 14 hospitales, 16 enfermerías, 5 dispensarios, 30 puestos sanitarios, un sifilicomio, un consultorio con persona! médico femenino, tres sanatorios antipalúdicos y otras instalaciones accesorias. Con razón escribía no ha mucho el doctor L a f o r a que iba a resultar que el Protectorado- podía servir de modelo a l a Península. Y el- doctor Pittaluga, en su trabajo de referencia, al proclamar la satisfacción q u e produce nuestra acción sanitar 1 a, encontraba u n a sola f a l t a la necesidad dé que los españoles vengan a M a r r u e cos a ver esta labor seria, callada, infatigable, que en ese aspecto y en todos los a s p e c t o s l a nación protectora e s t á desarrollando a este lado del Estrecho. Que esa visita será una inyección de optimismo y una compensación a los desvelos de quienes defienden el prestigio de España con sus obras. El. DISPENSARIO M U NICIPAL D E T E T U Á N ES T. A A D M I R A C I Ó N DEL SUS TO VISITANTE POR SUS SEliVICIOS Y POR M O D E R N ISIMAS (FOCUACALVEZ DRAD! y INSTALACIONES. E N FE R M ERIA Dfí PARA M X X TA E A L C A Z ARQUIVTK, EUROPEOS INDIOENAS ABAJO ra. DISPENSARIO D E LA C A B U L A EMILIO L L Ó P E Z dotados de una sala de curas, quirófano, un pequeño laboratorio orientado en labor antipalúdica, y dos enfermerías, una para hom- bres y otra para mujeres. E l médico celebra consulta diaria, a la que acuden los enfermos de las cabilas. Le ayudan practi l i tes y enfermeros. Con ellos forma equipos móviles para acudir a ios zocos o a los poblados, l a s visitas fueron el año pasado de 214.850 a 79.617 enfermos. Se practicaron, ademas, 103. 8 R vacunaciones, pudiendo tener la satisfacción de hacer constar que el último caso de viruela en toda nuestra zona y en el campo se registró en julio de 1929, hace ya un año, y en un individuo que la importó. K n lucha con la pobreza del territorio y con el abandono higiénico de sus habitantes, el médico del campo ha obtenido magní- fieos resultados reduciendo las dos endemias del país: sífilis y paludismo, con el emp eo de procedimientos modernos y de material cuya abundancia no se regatea. Y ¿qué decir de los servicios de Sanidad en las ciudade, L a prueba concluiente del estado de organización y eficiencia de aquéllos, ha sido la supresión del Dispensario francés de Carache, establecido en (907, ya
 // Cambio Nodo4-Sevilla