Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTO D E CONDUCÍS LOS REOS A L PATÍBULO tal uña, recordando brevemente que en los primeros días de j u n i o de 1 S 08 partieron dos columnas francesas, una para encaminarse a T a r r a g o n a y Valencia y otra para, castigar a Manresa y Lérida, debiendo continuar a Zaragoza, cuyo cerco y toma proyectaban las huestes de Napoleón. D e tenida esta división en M a r t o r e l l por causa de fuerte temporal, salió el 6 de junio, siendo sorprendidos por los Somatenes c a talanes, en la falda de Montserrat a lo largo de los Bruchs, que cruzaba descuidado. L o s franceses hubieron de replegarse a Esparraguera, cuya población, dando prueba de acendrado arrojo y patriotismo, atacó a los franceses, que, maltrechos y derrotados, hubieron de regresar a Barcelona el día S Concentradas también las fuerzas desa que sé exponían si se sublevaban. E s t e es el momento- en que surge el heroico hecho objeto de l a reproducción punzante y gráfica de sus distintos episodios. Aparece en el primer grabado una sesión de la Comisión militar francesa (Consejo de guerra) en l a que los invasores, dueños dolosamente de Barcelona y sus fuertes desde febrero de 1808, prendieron en mayo varios ciudadanos barceloneses. l i e g a el año 1809. Barcelona estaba ate- de 1809 Formóse contra los mismos el corresponmorizada por un fuerte Ejército de ocupadiente proceso, que, substanciado rápidación, mandado por Auguereau, reciente tomente, dio lugar a que el día 2 de junio davía, l a capitulación de Zaragoza y resiscompareciesen los dieciocho encartados ante tiendo Gerona. N o obstante tamaños hechos la citada Comisión, durando la sesión desde e inconvenientes, los buenos barceloneses no las siete de la mañana a las once de l a noche. cejaban de tramar conspiraciones con objeto de sacudir el yugo francés, sin que les Resultaron condenados a muerte cinco patriotas, a saber: el doctor D Joaquín P o u arredrara el recuerdo de tan luctuosas j o r cura párroco de la Ciudadela; el padre don nadas que presagiaban los terribles castigos Juan G a l l i f a L José N a v a r r o subteniente del regimiento de Infantería de S o r i a don J u a n Massana, oficial de la Consolidación de vales reales, y D Salvador Aulet, c o r r e dor de comercio, todos catalanes; de los trece restantes unos fueron condenados a encierro, otros a calabozo y muy contados absueltos. E n el grabado se ve la serenidad con que el padre G a l l i f a rebate los cargos que íes imputaban, no obstante saber la triste suerte que le esperaba y el furor con que los franceses miran sobre la mesa las escarapelas cogidas a tes patriotas, en las que se leía: V i v a Fernando V I I l a Patria y l a Religión, y muera Napoleón. a tinadas a Valencia, las que igualmente sufrieron cruentas pérdidas en el Panadés, su jefe, el general Chabran, trató d e vengar l a primera derrota; pero, ante la derrota de los manresanos, hubo de emprender nuev a retirada, registrándose después otros gloriosos hechos de armas que culminaron en G e r o n a y que, repelimos, l a brevedad de u n artículo no permiten detallar. TRISTE MOMENTO D E LA EJECUCIÓN E n el segundo grabado los patriotas, encerrados en la Ciudadela, han oído y a el terrible fallo al serles comunicada la sentencia a las once y media de la noche del 2 de junio, recibiendo a l a mañana siguiente los auxilios espirituales, administrados por el vicario perpetuo de Santa María del Mar, por el vicario de S a n J a i m e y por el del oratorio, estos dos úliimos sosteniendo la toalla, quienes quedaron absortos al ver l a tranquilidad y el fervor de nuestros héroes. Grabado profundamente emotivo y bello el de la explanada de l a Cindadela al salir los cinco mártires de la independencia pa-
 // Cambio Nodo4-Sevilla