Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 lúicerito de noche: T r a t a r é de averiguarlo, pero tenga en cuenta que esa escasez desaparece en esta estación del a ñ o Acaso depende de su consistencia; apliqúese una mezcla preparada, fundiendo a partes iguales pez y mirra. E s a grasa cede a l a crema Flores del Campo, que debe usted ponerse por las m a ñ a n a s y por las noches para quo penetre bien en los poros. E s a es la inmensa ventaja de los polvos F r e y a su pureza y el poder combinar con sus siete tonos aquel que m á s le vaya a cada una. -H u d a p a n d ú Se debe llevar un año, y pasado éste, puede quitárselo y usar la seda mate que usted me dice. Yo la complacerla encantada si de m i dependiera pero lo único que está a m i alcance ya lo hago. Por lo general, es herencia que a ú n no se ha dado con el medio de combatir. ¿No cree usted que el espejo le contestará me ¡jor que yo a su ú l t i m a pregunta? -Desorientada: E s tan raro lo que usted me dice, tan poco comprensible, que no acierto a aconsejarla, porque no tengo elementos bastantes para enjuiciar. ¿P o r qué esa oposición de su madre? Debe usted suprimirlo una temporada, y a fin de suavizar y refrescar el cutis le aconsejo el agua de salvado. i U n corazoncito sin consuelo: No me convencen los argumentos de usted. E n su corazón no reina, como usted dice, ese digno y honrado muchacho; si así fuera, lejos de preocuparse usted del otro y advertir a su papá hubiera usted hecho todo lo contrario; m á s bien parece su advertencia un deseo de que l a obligaran a lo que l a han obligado, y usted se ha sometido r á p i damente, ¡y me lo prueba su misma consulta, su misma vacilación... No conozco al uno n i a l otro, pero desde luego me i n clino a creer en que l a verdadera felicidad la d a r á el que a l ofrecerle a usted su cariño se le h a mostrado tan noble. Los hombres que ofrecen un porvenir con su trabajo, valen mucho, y la mujer de talento suele darse cuenta de ello. ¡Viva E s p a ñ a! P a r a el detenido maquillase de los labios. Siento en el alma tenerle que decir que no De tonos finísimos y discretos. De gran perlo tiene, pero me veo precisada a ello, pormanencia. que no es usted solo el que lo ha solicitado. E n eso entiendo poco, pero creo que F i o- i r a ü a tiene uno, que dicen es bonísimo; yo me enteraré, y con el mismo seudónimo le contestaré. -Miss Nuuz: Con los dos iría usted bien, y la elección depende m á s bien del acuerdo de las d e m á s señoras para ponerse a tono, como usted dice. muy bien; siendo la ceremonia entre gente elegante, P a r a el rápido maquillage de los labios. el propio es el de crepé y encaje, con caSon de gran untuosidad y consistencia. saca y sombrero negro; ahora bien, dado el lugar, parece m á s natural uno de menos pretensiones y m á s alegre, y el rojo encaja divinamente con cualquiera de los dos sombreros (sin guantes) depende, repito, de la importancia que los invitados le den a l acto, y eso es lo que usted tendría que averiguar. Pues resulta clara y P a r a mantener írescos y rojos los labios. bonita. Y o misma: E n mis confidencias tiene usted la contestación muy clara, p e r o no olvide que la curiosidad es muy malsana. A los seis meses puede usted ya ponerse de medio luto, y a l año quitárselo. Si me hubiera usted consultado an- P a r a el detenido maquillase de las mejites, le hubiera aconsejado mejor el tono carne, paja o rosa, porque el malva fa- llas. E s un c a r m í n finísimo, que se confunvorece poco; sin embargo, yo los tengo de con l a belleza natural. del propio Mallorca, con el bordado futiré en blanco, y t a m b i é n en malva m á s obscuro, que son verdaderas preciosidades; las iniciales de los apellidos de él y ella se ponen lo mismo de un modo que de otro; m á s que el jaretón, es l a moda ter- Para el rápido maquillage de las mejillas. minar en ondas o picos festoneados del Son de extraordinaria adherencia. mismo tono. Continuaré. -Carola andaluza: Ponga usted algunas gotas de alcohol, y cierre con pergamino; ponga siempre l a botella en posición vertical, y s e r á P E R F U M E R Í A F L O R A L I A S A más que suficiente. E s a sombra delicada que usted desea la puede obtener con el. M a d r i d Méjico H u m o de Sándalo, que es absolutamente inofensivo, y para las mejillas, yo le aconsejaría el Arrebol mejor que el Jugo de Rosas en líquido, dada l a sequedad de su piel. -Morito: Es asunto ese tan propio que no admite consejos; usted debe ponerse a tono en eso y en todo y corresponder a sus atenciones en la medida de sus fuerzas; ahora bien, su otra pregunta tiene la contestación clara: los amigos verdaderos s e r á n los primeros en no cometer indiscrecciones; los demás, no debe usted admitirlos. T e n d r é mucho gusto en ello a m i regreso. Son 5,50, que tiene usted que girar a l Apartado de Floralia. Continuaré. Una celosilla: Es a lo que debe usted de tender, a quedarse como está porque es indudable que la línea verdadera se va recuperando con el aplauso del sexo fuerte; para ello, yo creo que es m á s que suficiente el evitar los excesos en comidas fuertes, salsas, guisos, embutidos, carnes de cerdo, dulces, pasteles, vinos generosos, el mucho pan, etc. etc. etc. no dejar de hacer ejercicio después de las comidas, y por las m a ñ a n a s en ayunas, hacerlos de gimnasia, y para mejor éxito, le conviene hacerse de un buen Tratado, que explica perfectamente los movimientos m á s adecuados. Se trata de L a perfecta cocinera que tiene, efectivamente, recetas que se chupa uno los dedos. ¡Es que el Sudoral es algo muy serio! Comprendo y comparto su entusiasmo. -Diana de IJancy: Todos esos barrillos, espinillas, etc. etc. desaparecen con unas cuantas aplicaciones de rayos violeta; con l a electricidad se l i m pia el cutis admirablemente, y luego ya, las fricciones de alcohol alcanforado, como las del licor de Hoffman, son buenas, y no se puede achacar a ello lo que a usted le ha pasado; algo t e n d r í a y h a b r á usF i n í s i m o s p r o d u c i o s a b a s e v e- ted querido disimular, y si usted lee m i correspondencia con atención, v e r á que g e t a l p a r a e l e m b e l l e c i m i e n t o para extirpar el vello j a m á s he recomendado nada, porque de nada soy todavía e H i g i e n e d e i o s l a b i o s y l a s partidaria. Cuesta- 5,50, que puede usted girar al. Apartado de Floralia, y seguidamejillas: mente lo recibirá. -Admiradora Sel Pastimel: Es mal de origen, y l a compostura no tiene de fácil nada. No se puede precisar, porque depende de muchas circunstancias; él puede rogarlo, y ella acceder. ROJO- LIQUIDO LAPICES CREMA ARREBOL Blanco y Negro y A B O: Dicen que. se recobra la frescura friccionándose con la loción siguiente: Jugo de cohombro, tres cucharadas; agua de. colonia buena (que puede ser la de Flores del Campo) dos cucharadas; agua de flor de manzanilla, medio litro, y tintura de benjuí, 15 gramos, y lavarse durante largo tiempo con agua de salvado, locionándose después con el licor de Hoffman y agua destilada a partes iguales. Crema, yo no le aconsejaría m á s que la de Flores del Campo, porque obra contra la grasa del cutis. P o r las noches, póngase la greda disuelta en agua, como recomiendo muchas veces. Fea, no, y tampoco es de las menos legibles. -A M G C Fróteselas varias veces a l día con 70 gramos de agua de colonia y 15 de belladona, y en el agua de lavarlas ponga usted un poco de alumbre; hay unos polvos también, compuestos de 10 gramos de talco y nitrato de bismuto y óxido de cinc a. a. cinco gramos, que se recomiendan contra ese inconveniente. Las frutas, no es que adelgacen, es que sientan muy bien todas ellas, sobre todo por las m a ñ a n a s en ayunas; las grasas, féculas, embutidos, salsas, pasteles, dulces y vinos, es indudable que t e n d r í a usted que suprimirlos. -14.320: No desaparecen si no es renovando la epidermis. E l H u m o de Sándalo es vegetal y absolutamente inofensivo y le da vida a los ojos tristes, haciéndolos aparecer llenos de fulgor. No perjudica, como tampoco el zumo de naranja mandarina. R A M i n a z a Siento muchísimo no poder cumplacerla enviándole, como es su deseo, l a cajita de Pastimel, l a crema al Jugo de Rosas y el H u m o de Sándalo; en los primeros de septiembre regreso a Madrid; entonces t e n d r é mucho gusto en ello, pero no a reembolso, sino girando usted el importe a l Apartado de Floralia, que ya conoce. FRIVODINA POLVOS- COMPACTOS