Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EXCLUSIVA PARA Es l a única que garantiza sn enseñanza y l a que obtiene mayor número de aprobados. OS INDUSTRIALES Fernanflor, 4. MADRID S SJW MODELO. Teléfono 17047. ARENAL, 26, 1. MADRID ARACION MILITAR ¡AS- A C A D E M I A Vl. l lL. L, H n o s (Colegio del Sagrado C o r a z ó n) paseo de la Mina, 7, Zara goza. Director D. Eduardo Meseguer, ingeniero militar; 7 alumnos Ingresados por el director en las Academias especia las. Internado a cargo de los H E R M A N O S D E L SAGRADO CORAZÓN. El curso empieza el! de septiembre. P í d a n s e reglamentos. s presentados a l f u n d a c i ó n ha ingresado mayor tanto por. atento de a l u m Cuerpo Pericial. Buen internado. Magdatem 1, Madrid, ACADEMIA CELA TEXTOS PROPIOS sSa Aduanas exclusivamente Piamonte, 7. -M A D R I D A TORRES MILITAR MILITAR eai nis l e d Director: Teniente coronel de Estado Mayor D V a l e n t í n Galarza. Este antiguo y acreditado Centro de e n s e ñ a n z a ha obtenido brillantes resultados en las oposiciones r e c i é n terminadas para ingreso en 1 A ESCUELA NAVAL cubriendo sus alumnos el 45 por 100 de las plazas sacadas a concurso, entre ellas las n ú m e r o 1, 2 y 4. Igualmente ha alcanzado excelentes resultados en los examenes de ingreso en la anco y negro ARTE- LITERATURA MODASUna peseta DEPORTES en toda España ACADEMIA GENERAL H a n aprobado los Sres. Espiga, Revuelta, Cobeño, Ortega, Reina, Castro, C a lvero, Aranguiz, Leal, Peral, Ruiz, M a l a s e c h e v a r r í a Cunchillas, García B e n í tez, Díaz, Carrero, Castro I. L e r r ó s Golmayo, Pascual del Pobil, Pignatelly Elorza y M a r t í n e z Rieart. Clases generales, reducidas y particulares. Excelente Internado. Estudio vigilado. Profesorado c o m p e t e n t í s i m o de jefes del E j é r c i t o y la Armada. Pidan informes y reglamento. E l curso comienza el l de septiembre. J 424 E. R O D R I G U E Z- S O L I S EOS G U E R R I L L E R O S D E 1808 rNo- importa r Andante Entregó, pues, la custodia de los prisioneros y de las valijas que llevaba a las justicias de Cisla, y partió pomo un rayo en busca de los imperiales. El. triunfo se retrataba en los rostros animados, en los ojos brillantes de Saornil y de sus guerrilleros. No tardaron los nuestros en avistar a los franceses, y sin darles tiempo de ponerse en defensa n i de que sus jefes pudiesen contar los pocos hombres que venían a combatirlos, se lanzaron sobre ellos, divididos en tres pelotones, con tal ímpetu y tal fortuna, que los enemigos huyeron a la desbandada, dejando el campo sembrado de cadáveres y en poder de nuestros guerrilleros i o prisioneros y los 22 carros que ¡componían el convoy, y que Saornil se apresuró a conducir a Ciudad Rodrigo y entregar al general don Miguel Vives (i ó de abril) Ufe vez en Ciudad Rodrigo, por indicación del coronel don Ramón Martínez, comandante de l a vanguardia española en Ledesma, y sirviéndole de guía el Joven y valeroso abogado don Félix F Aviles, atacó Saornil a los franceses que había en Fuentesaúco el día 2 de mayo, ansioso nuestro amigo de vengar en este día l a sangre de los heroicos madrileños que en el año anterior habían perecido en la capital a manos de los franceses. He aquí el parte de este hecho de armas, publicado por l a Gaceta: Al romper e l día 2 de mayo, instruido don Jerónimo Saornil por el abogado don Félix Fernández Aviles, vecino de Fuentesaúco, de los cuarteles que ocupaba el enemigo, tomó todas las avenidas de dicho pueblo, en el que había u n destacamento francés dé go hombres y 40 caballos, echándose sobre ellos; pero rio pudo sorprenderlos, porque la guardia del cuartel, que v i g i l a b a hizo fuego, con lo que se alarmaron atrincherándose en el mesón y casas que ocupaban, y sostuvieron u n fuego bastante nutrido, hasta que, a! ¡fin, se entregaron. El resultado h a sido la muerte de 16 franceses y, la prisión de 64, teniendo Saornil cinco guerrilleros ide perdida y cuatro caballos muertos, entre ellos el mantuviese retirado en su casa, y escribió a su íntimo amigo el 6. bad de la Colegiata de Lerma, don Benito. Taberner, que luego fué obispo de Solsona, llamándole con toda urgencia a Burgos. Acudió al llamamiento, y el Director le reveló el secreto y la necesidad en que estaba de dar principio a l a organización de las guerrillas, y que como abad mitrado y prelado del cura de Villoviado, que estaba alzado en armas, convenía le citase a una reunión patriótica. El abad cumplió su palabra, se vio con Merino X qued acordada l a reunión. El Director y Peña marcharon a Lerma, y al día siguiente, acompañados del abad Taberner, se encaminaron a Covarrubias, y en unión del abad de aquella Colegiata, a quien se inició en el secreto, subieron al monasterio de San Pedro, distante media leguaPoco después se presentó Merino, dejando en el bosque su escasa partida. El abad benedictino los recibió con el mayor cariño, y fué inscrito en l a lista de l a asociación patriótica. Reunidos los seis individuos en l a sala abadial del monasterio, el comisario Peña leyó el decreto de la Junta Central y su credencial. E l Director propuso las medidas que convenía adoptar, ofreciendo extender un reglamento. Juraron todos guardar el mayor, secreto, y s e disolvió l a junta. Esta fué l a primera y más solemne reunión insurreccional contra los franceses que se celebró en Castilla en principios de 1800. Aquí dio comienzo realmente l a vida formal del guerrillero don Jerónimo Merino. No teniendo este partidario sino 20 hombres, de los que sólo 15 montados en malos jacos, que le dio stt amigo y compañero el Empecinado, le pidió al Director que le proporcionase algunos caballos. Quince días después recibió Merino en la sierra 50 caballos, perfectamente enjaezados, con un sable y dos pistolas en cada uno; un excelente albeitar y mucho herraje. volúntanos a l a É H ¿a L a s Juntas patrióticas de A r a n d a R o a y Lerma, e s t i m u l a r o n a los mozos a que se presentasen como JE suyo. ms o don Jei umo im Saornil había entregado del cjjra Merino. L a d Ler