Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 5? D E S E P B R E DE 1930. NUMERO S U E L T O 10 CTS. REDACCIÓN: P R A D O D E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S Y A N U N C I O S MUÑOZ CERCANA A TETUAN, SEVILLA ABC DIARIO ILUSTRADO. AÑO VIGÉS I M O S EX T O N. 8.641 OLIVE, Prieto, Romanones es el amo... Además, -D i g o lo que pienso, y eso porque usted con las Cortes que van a venir, sólo un me lo ha preguntado. Y o no creo que los hombre, de su habilidad puede sortear todos viejos partidos sobrevivan a la caída de la los obstáculos que se presenten. Claro que Dictadura. Y si no, ya lo verá usted... N o le es indispensable a l español de, hol- a condición de que se constituya un Gabi- -Entonces, ¿qué va a pasar... ¿Es que gado vivir trasponer la frontera para expe- nete de altura. -Ya vio usted que en el acto ya no va a h aber partidos? Los hay en torimentar, con la exacerbación de sus acha- del Círculo liberal Romanones tenía en tor- das partea; aun en Rusia... dentro del coques crónicos, necesitados del lenitivo hidro- no suyo a toda la plana mayor de, l liberalis- munismo. termal, el estéril place, r de hablar de políti- mo. ¡Q u é discurso! ¡Estuvo magnífico... -Y o no digo que desaparezcan los parca. L a s sobremesas de los balnearios ofre- -Y o encuentro esa situación política i n- tidos... Se formarán otros, con otros procen, juntamente con los regojos que dejó oportuna. N o hay en España Una sola pergramas y otros hombres... ¿E s que puede sobrantes el apetito de la clientela, los resi- sona culta que tenga fe en Romanones. N a admitir nadie que esa juventud que acomduos de, sus conversaciones. ¿Hay nada tan die Je niega una forma inteligente del oporpañó al marqués de Estella en sus intentos pobre como una discusión entre españoles tunismo y una gran simpatía personal; pero de reconstrucción nacional se resigne a ensobre política? Se adjetiva de firme, sin sa- nadie c r e e e n él... mudecer, porque el conde de Romanones ha lir de los linderos de lo personal, como si el- ¿Cómo que nadie cree en él? Y o creo hecho un acto de contrición... L o triste mundo de las ideas nos estuviese vedado. en Romanones, y, como yo, millares de peres que no haya modo de reparar el daño P a r a el español, Europa es un vasto Casino, sonas que tienen algo que perder... H o y neque hizo a España el ge, sto. del Sr. Sánchez en el que su incontinencia verbal se siente cesita España de un hombre experto, liberal Guerra... E l era el hombre, y nadie más amparada por la hospitalidad de sus muros. y monárquico... sobre todo liberal y moque él... Que la situación interior de nuestra Patria, nárquico... -E n suma: icómo ve usted el porvenir, sin ser crítica, justifica, todas las inquietu -E l partidoconservador está mejor de amigo D L u i s ¿Cjué solución va a tedes, es. un hecho del que parece, desentenhombres de, primera línea; con Bugallal go- ner esta interinidad cívico- militar? derse nuestra frivolidad, según la ligereza bernarían el vizconde de E z a que es una con que lo afrontan las gentes más obliga- -S e va usted: a asombrar de lo que voy autoridad como economista; Lema, que codas a tomarlo en serio. noce la política internacional mejor que na- a decirle: yo no veo ninguna solución claE n- estas tertulias de balneario, los pri- die... y otros... Luego existe una juventud ra. N o veo más que hipótesis, más o menos meros efectos: del tratamiento termal pare- conservadora muy, preparada, que se incor- viables... ¿D e modo que el Gobierno Romanonescen repercutir en la inteligencia, que ad- poraría... quiere, no sé por qué causas, un sorpren- ¿Pero- -no ha -oído usted que no es la Alba- García Prieto no le parece a usted facdente candor. La. s aguas, no sólo nos reju- hora de los conservadores... P a r a hacer tible... venecen, sino que nos restituyen la ingenui- frente al comunismo, al socialismo y, sobre- -Factible, sí; útil y duradero, no, N o dad infantil a la hora de pensar. ¡Quiénes todo, a los republicanos, es menester gober- tendrá día seguro... son estos señores que están hablando del nar en liberal, no retrocediendo ante cier- -E s o será con las Cortes abiertas... porvenir político de España con un desen- tos radicalismos... Y Romanones sabe dosifi- -N i con las Cortes cerradas. La presión fado que asusta, en el hall de un gran hotel car, como nadie, lo que debe contener de de- d e l a calle bastara para derribarlo, sin que de V i c h y? N o conozco personalmente a nin- mocracia un Gobierno en España, donde haya hecho nada práctico. L a atmósfera soguno. H e venido aquí a pasar unas horas casi nadie sabe lo que. es democracia n i l i- cial está más caldeada de lo que parece... con una familia argentina, y me ha llamado beralismo... ¿N o le- parece a. usted, D L u i s? Y si no ya lo verá usted... l a atención el vocerío de unos caballeros Se lo pregunto a usted porque lo veo calla- -Entonces, ¿qué va a pasar... ¡Pues que parecen haberse propuesto apagar con do, y se me figura que está usted de acuer- sí que lo ve usted todo de color de r o s a stfs palabras el ruido de la orquesta. Senti- do conmigo... -A mi juicio, que tenemos Berenguer ría que alguien de las mesas contiguas en E l interpelado, sonríe, y hace un gesto para rato... Digo, a menos de que Cambó tendiese nuestro idioma, porque se asombra- ambiguo, como si esquivase la conversa- entre en la conjunción que presida Romaría de la penuria intelectual de nuestra clase ción. nones, cosa poco probable... media rica y de algunos grandes señores- ¡P e r o hombre! ¿Es que estoy diciendo L a conversación se prolonga todavía un que rivalizan con ella en ambición y en pe- algún desatino? Hágame usted el favor, don gran rato, sin que nadie ceda, n i se apee tulancia. Luis... de sus conclusiones, como ocurre siempre Su interlocutor, partidario de la solución- -E n octubre próximo tendremos, un Goque los hombres son más superticiosos que bierno presidido por el conde de Romanones, conservadora, le insta igualmente a que dé reflexivos. Cada uno de ellos tiene su solucon A l b a e n la presidencia del Congreso y su opinión, y entonces D Luis se decide a ción, inconciliable con la del vecino, y- deGarcía Prieto en el Senado- -dice uno, con hablar. E l tono de su voz es mesurado; su todas ellas está la realidad más o menos l a seguridad del que, está en el secreto del actitud, reposada. -A mi modo de v e r- -d i c e- -h e m o s per- ausente. Vocean, se encrespan, salpimentan porvenir. N o h a y otra solución. las vehemencias con ingeniosidades- -en eso -i Qué sé y o! A mí me parece que, una dido ocho meses en una interinidad inútil, que h a s i d o u n a satisfacción dada a la de- es fértil el español- pero no se ponen de vez hechas las elecciones, el Rey no tendrá más remedio que llamar a Bugallal... -afir- magogia sin provecho para el liberalismo. acuerdo... Entre, tanto nos sirven el té, y las pareTodo procede del gesto de D José Sánchez ma otro. ¿P a r a qué? -pregunta, con mal disimu- Guerra en el teatro de la Zarzuela. Sin jas bailan para que el régimen hidrotermal aquel. gesto, que le honra como hombre, consolide sus efectos mediante la promislada ironía, el preopinahte. ¿Cómo que para qué? -replica, ya me- pero que fué u n e r r o r político, él habría cuidad de los sexos al son de la música. nos comedido, el segundo... ¡Para con- formado, un Gobierno nacional de prestigio, MANUEL B U E N O fiarle la constitución del Gobierno! Qué sig- con Cambó y Alba, y quizá también con Ossorio v. Gallardo y el conde de la M o r nifica sino la designación de alcaldes hecha V i c h y agosto, 1930. hace ya meses? Dimitido Sánchez Guerra, iera. Nadie igualaba su autoridad para presidirlo. E r a la gran figura liberal que se por propia voluntad, el jefe del partido conservador no puede ser otro que el conde de ha destacado en la defensa de principios Bugallal, que representa la tradición cano- comunes a todos los partidos. Es austero, vista... ¿Qué otro hay que le pueda disputar enérgico, y su nombre tiene aireóla fuera de España... ese honor... E l V a l l e d e la- ¿P e r o es que va usted a arrinconar a- -N o saquemos las cosas de quicio... Y o Cuenta la tradición que Ysmail, el hijo no niego los méritos de Bugallal... Creo que los liberales de historia: a Romanones y a le Negará su momento; pero ahora sería pe- García Prieto, que tantas veces se lian sa- de Ben- Yacub- Er- Múmen, Rey muslime de ligroso que gobernasen los conservadores. crificado por el R e y ¡Hasta ahí podía- Al- Séned- -la S i e r r a- a p r e n d i ó la poesía de- Ben- Abbas, poeta de la corte de Sevilla, Contando, como cuenta, con. A l b a y. García mos l e k í LA POLÍTICA EN BALNEARIOS LOS DE VER Y ANDAR Novio 1 a
 // Cambio Nodo4-Sevilla